Historia Crítica de España y de la Cultura Española, Juan Francisco Masdeu

Obra histórica del jesuita barcelonés expulso Juan Francisco Masdeu (1744-1817), «compuesta en las dos lenguas italiana y castellana». En italiano, sólo se publicaron 4 volúme­nes, entre 1781 y 1787. En castellano, lle­garon a aparecer hasta 20, en Madrid, en­tre 1784 y 1805. El primer volumen — bajo el título de Discurso historicofilosófico so­bre el clima de España, el genio y el inge­nio de los españoles para la industria y la literatura, su carácter político y moral — es un estudio de conjunto sobre España y sus condiciones nativas y morales. En él, después de señalar que realiza su obra para que en Italia se conozca la realidad española, Masdeu detalla la arquitectura de la misma, cuyas partes serán: la España antigua, romana, goda, árabe, la España restauradora de la cultura en Europa, la España conquistadora del Nuevo Mundo, la España austríaca y la borbónica. Los 20 volúmenes publicados no pasan del siglo XI. En esta obra de Masdeu — típica de la men­talidad dieciochesca — se advierte el hondo fervor nacional y el frío análisis raciona­lista del documento y del hecho histórico. Dentro de la primera línea, son característi­cos los elogios al aire y tierra españoles, a Aranjuez y El Escorial, etc. Dentro de la segunda, la hipercrítica revisión que rea­liza de todo el proceso histórico español, desmontando leyendas y precisando hechos. Pero si esa hipercrítica le llevó a resulta­dos de acusado interés, le llevó también a una posición intelectual difícil, negando hechos, circunstancias y personajes de indu­dable historicidad (es característica, en este sentido, su posición ante la figura del Cid, del cual «nada absolutamente sabemos con probabilidad, ni aun su mismo ser o exis­tencia»). La misma revisión crítica la ejer­ció sobre la jerarquía eclesiástica. Los volúmenes VIII, XI y XIII abundan en pro­posiciones arriesgadas, que les han valido ser incluidos en el índice de Roma «donee corrigantur».

Libro es éste de muy controvertido mé­rito, y, sin embargo, irreemplazable, y para ciertas épocas único, no tanto por lo que enseña como por las fuentes que indica, por los caminos que abre y hasta por las dudas racionales que hace nacer en el es­píritu. (Menéndez Pelayo)

Masdeu es el creador de la amplia histo­ria española correspondiendo a una con­cepción moderna de la cultura, y dando cabida al sentido interno de la civilización. (Valbuena Prat)