Historia Amorosa de las Galias, Roger de Rabutin

[Histoire amoureuse des Gaules]. «Novela satírica» del escritor francés Roger de Rabutin, conde de Bussy (1618-1693), publi­cada anónimamente sin conocimiento del autor y sin fecha, aunque según parece fue editada en Lieja en 1665.

Es en resumen una crónica escandalosa del reinado de Luis XIV, presentada con mucha despreocu­pación, pero al mismo tiempo con increíble grosería y cinismo. En la representación del gran mundo contemporáneo, Bussy-Rabutin se dejó seguramente guiar por un conoci­miento tan detallado del Satiricón (v.) que su obra resultó para muchos una refundi­ción moderna del libro latino. Galanterías y vicios, maldades de la nobleza, abusos de los soberanos y de los cortesanos, todo está examinado con una intención satírica y acre: si el primer propósito era el de es­cribir una obra para recreo de una amante, Madame de Monglat, en 1660, el argumento fué bien pronto desarrollándose en las manos del narrador como una verdadera y propia epopeya de los amores y subterfu­gios de corte, entre lujurias, calumnias, regocijos. En semejante mundo triunfan las figuras de la duquesa de Chátillon, aman­te del príncipe de Condé, y de Madame d’Olonne, que pasa de un amor a otro sin escrúpulo ni freno; se juntan a tan digna comparación los chismorreos a cuenta del mismo soberano y de María Mancini, ade­más de los que se dicen de Madame de Sévigné, emparentada con el autor, y sobre Madame de Fiesque.

En realidad, el autor se vale de la obra para el gusto personal y a menudo venenoso de lanzar mordaces agudezas y excitar la risa; el mismo pro­pósito de hacer una requisitoria contra la propia sociedad partiendo de la idea de ser en ella parte y juez al modo del anti­guo Petronio, le conduce a usar un tono moralista que no es suyo, mientras es eficaz en las mordacidades dichas con amargura o en los retratos sembrados de ingenio y veneno. Falta a la Historia amorosa aquel descuido pausado y gozoso de la narración que forma el carácter de las Historietas (v.) de Tallemant des Réaux.

C. Cordié