Hamamatsu Chūnagon Monogatari

[Historia del Consejero de Estado de Hamamatsu]. Obra de la literatura narra­tiva japonesa antigua, de autor incierto, atribuida por algunos críticos a la hija de Sugawara-no-Takasue, y por tanto escrita hacia 1050. En su forma actual consta de cinco volúmenes, pero muchos indicios ha­cen suponer que le falta una parte inicial. El tema trata de lo sucedido a un Conseje­ro de Estado («Chūnagon »), el cual va a China y tiene relaciones amorosas con la emperatriz; ésta da a luz un hijo que el consejero se lleva a su patria. El muchacho se deshace en afecto por su madre, y acaba por abrazar el budismo. Padre e hijo trans­curren así su vida con el pensamiento siem­pre nostálgicamente clavado en China. La narración se basa probablemente en expe­riencias vividas por algún viajero, o en el relato de algún bonzo que había ido a es­tudiar a China. Con todo, la obra se re­siente mucho del influjo del Genji Monogatari (v.), pero está animada por el hálito vivo y ardiente de aquel espíritu román­tico que, vinculado a la literatura fabulística durante la dinastía Heian (794-1186), pasó a exaltar el amor al ideal o, como en la presente obra, el sentimiento religioso, para entrar luego en una fase de decadencia que preludia la literatura moderna. El tí­tulo de la obra proviene de una poesía in­serta en el primer volumen. Su estilo es clásico, y su texto, a veces obscuro, con­tiene muchas poesías, como tantas obras de su género.

Y. Kawamura