El Hijo Maldito, Honoré de Balzac

[L’enfant maudit]. Novela de Honoré de Balzac (1799-1850), publicada en 1836. En los tiempos de la guerra civil entre católicos y hugonotes, la apacible Juana de Saint-Savin, que ama­ba a un joven hugonote, primo suyo, para salvar a éste y a su propia familia ha te­nido que casarse con el conde de Heronville, viejo y feroz realista normando, a las órdenes de Enrique IV. Juana tiene un hijo que el conde no cree suyo; el pequeño es arrojado del castillo y crece en la casa de un pescador. La muerte de la condesa y más tarde la de Maximiliano, su segundo hijo, hace recordar al viejo que la fortuna y la continuación de la familia de Heronville dependen ahora de Esteban, el hijo maldito. Éste es sacado de su retiro y, al tener que realizar un viaje, el conde lo confía al médico de la familia con el en­cargo de prepararlo para la vida que habrá de llevar. El médico hace que Esteban co­nozca a su hija Gabriela y los dos jóvenes no tardan en amarse. Al ser informado de esto, el conde regresa precipitadamente, acompañado de la condesa de Grandlieu y de su hija, destinada a ser la esposa de Esteban. Pero el joven desafía la ira de su padre y, llamando a su lado a Gabriela, confirma su amor. El viejo no vacila enton­ces en matar a los jóvenes amantes y en ofrecerse por esposo a la señorita de Grand­lieu. Esta breve y complicada novela, si­tuada en los orígenes de la gran obra de Balzac, tiene más que nada un valor do­cumental. Su punto de partida es la no­vela histórica a lo Scott, en la cual, sin embargo, las pasiones y situaciones de los personajes tienden a formar un nudo dra­mático, a adquirir un significado social y un valor ideal que sólo podrán tomar cuan­do, liberadas de la arqueología histórica, sean llevadas a lo más vivo de la vida so­cial contemporánea.

M. Bonfantini