El Hijo Del Afán, Johann Gottfried Herder

[Das Kind der Sor ge]. Es la más popular de las «alego­rías» de Johann Gottfried Herder (1744- 1803), y por su manera griega y especial­mente por su concepción espiritualizada del mundo, expresada en sus pocas estrofas, podría ya figurar entre los Paramitos com­puestos más tarde. Aunque no fue publi­cada hasta 1789 entre otras poesías, parece pertenecer a un período anterior, por lo sencillo y melodioso de las cuartetas. El argumento se refiere a la creación del hom­bre: el Afán sentado a la orilla del río, forma con el barro una figura humana y la enseña a Zeus, que insufla en ella la vida; luego los dos dioses se pelean para quedarse con el nuevo ser. Interviene Telus, que pretende para sí el derecho materno, por haber nacido el hombre de sus entra­ñas. Saturno pronuncia una sentencia con­ciliadora: el dios que ha dado el espíritu volverá a acogerlo después de la muerte, mientras los huesos quedarán para la tie­rra; pero durante toda su vida el hombre ha de pertenecer al Afán, y que con éste se las arregle, día tras día, hasta su muerte. El hombre, por lo tanto, pertenece durante su vida al Afán, y una vez muerto a la tie­rra y a Dios. Con esta apoteosis de espíritu cristiano, termina la graciosa alegoría.

C. Baseggio-E. Rosenfeld