Brühl, Józef Ignacy Kraszewski

Novela polaca de Józef Ignacy Kraszewski (1812-1887), publicada en Varsovia en 1875. Kraszewski, autor de nume­rosísimos relatos que sustituyeron en Po­lonia a las novelas francesas, evoca aquí los sucesos que llevaron al conde Enrique de Brühl a la cima del poder. Paje en la corte de Sajonia, logró conquistar, con su habilidad unida a una aparente sumisión de carácter, la entera confianza de Augus­to II el Fuerte, rey de Sajonia y de Polonia. Sostenido por el jesuita Guarini, confesor de la nuera de Augusto, por la belleza de su mujer y por otra dama bastante influ­yente, inicia, a la muerte del rey, una lu­cha cerrada para desambarazarse de su ri­val, el polaco conde de Sulkowski, amigo de infancia del sucesor de Augusto, Fede­rico Augusto II. Después de cinco años de intrigas, Brühl logra su empeño, obtenien­do su alejamiento de la Corte.

Pero la com­petencia entre ambos rivales, el mismo estudio del carácter de Brühl, animado úni­camente por una desenfrenada ambición que le lleva a situaciones paradójicas, como el practicar al mismo tiempo dos religiones y pertenecer a dos aristocracias distintas según se encuentre entre súbditos polacos o sajones, representan sólo la ocasión para una pintura en la que se evoca la vida de un pequeño estado absolutista alemán en el siglo XVIII y sobre todo la de su centro, el palacio real, con sus intrigas y fiestas, las cazas, las representaciones musicales italianas; con el rey, fantoche en manos del padre Guarini, pero no carente del todo del sentido del honor y reducido a escoger como confidente a un bufón, que por en­cargo suyo aconsejará a Sulkovski la fuga antes de que el implacable Brühl ordene su detención; la reina, una austríaca, en­cerrada en su rígida mojigatería y en el culto a la etiqueta; Francisca Kolowrat, la mujer de Brühl, con su apasionado despre­cio por el marido que sólo ella conoce a fondo, las cantantes italianas de ópera, tur­bulentas y celosas, el infeliz chambelán Watzdorf, que paga con la cárcel el amor correspondido por Francisca. Brühl, segun­da novela de la «trilogía sajona» (La con­desa Cosel, Brühl y De la guerra de los sie­te años), sigue siendo uno de los mejores relatos históricos de la literatura polaca.

M. Benano Begey