Testamento Político, Armand du Plessis de Richelieu

[Testament politique]. Obra de doctrina po­lítica del cardenal Armand du Plessis de Richelieu (1585-1642), publicada después de su muerte en 1667.

Hacia 1635, el cardenal, desesperando, debido a su enfermedad, de poder acabar las Memorias que había ido escribiendo con intenciones históricas, quiso ofrecer al rey Luis XIII un cuadro más su­cinto de su obra y de su pensamiento polí­tico; así nació el Testamento, que contiene, en la primera parte, expositiva, los acontecimientos de 1624 a 1638; aparece luego un tratado de la política a seguir respecto a los tres órdenes, clero, nobleza y tercer estado; una doctrina del Estado, del consejo real (y en especial del ministro) y del Príncipe.

Con la exposición de los hechos (informada por la idea, típica de la historiografía sur­gida con el Renacimiento, de considerar la historia pasada como modelo de la futura; pero concretada por el deseo humanista de que en el inmediato futuro no se frustrara una orientación política de inmensos resul­tados), el cardenal demuestra haber seguido puntualmente su programa inicial: rebajar a los grandes, abatir a los hugonotes y ele­var en el exterior el prestigio de Francia; acción concebida y desarrollada a base de la unidad absoluta del Estado bajo la mo­narquía, y en continuo antagonismo con España, dentro del amplio cuadro de una concepción política de la cristiandad en la que el Estado, investido de derecho divino y por tanto sustraído a la tutela de la Igle­sia, adquiere aquella dignidad moral que supera la parte pasajera y contingente del maquiavelismo (ampliamente asimilado por el cardenal), imponiendo al rey — que ya no es sólo un príncipe afortunado, sino el representante de la monarquía hereditaria — obligaciones de coherencia y de fidelidad a sus compromisos internacionales, que el mo­delo maquiavélico podía descuidar a su antojo.

En relación con el orden eclesiástico, el cardenal propugna una disciplina de ór­denes, obispados y tribunales, que entra de lleno en el galicanismo, más aún, en un fundamental laicismo; debe restablecerse la fidelidad de la nobleza a la monarquía; el tratado del tercer orden comprende un exa­men de las reformas de Richelieu en el campo judicial y tributario, que produjeron, con la supresión de la venalidad y la trans­misión hereditaria de los cargos, la apari­ción en Europa de la primera clase de fun­cionarios, únicamente dedicados al Estado. La parte más importante de la obra es la que concierne a los deberes del ministro y del príncipe; especialmente el prototipo del hombre de gobierno tiene un carácter netamente autobiográfico y se basa sobre todo en el concepto de la «vertu mâle», la energía dominadora y creadora que es el equivalente richeliano de la «virtù» maquia­vélica y constituye la síntesis de la capa­cidad (inteligencia) y de la probidad (vo­luntad), términos psicológicos bajo los que se oculta un dualismo intelectualista de teo­ría y práctica, inherente a la mentalidad racionalista del cardenal, que él resuelve día a día con una obra de intuición y de construcción, fiscalizada por la razón, carte­sianamente entendida y vivida como espí­ritu de análisis.

El Príncipe ha de saberse identificar con el Estado y por ello mismo mantenerse en una esfera elevadísima de dignidad moral, de imparcialidad, de des­apasionamiento. Aquí Richelieu demuestra un talento singular de «moralista» que no tuvo un desarrollo autónomo, sino que per­maneció al margen de la acción, como una sabiduría fría y luminosa. Las relaciones ideológicas más notables se advierten con Maquiavelo, Bodin y Suárez; la exposición es de una nitidez absoluta y recuerda, en los puntos más delicados, la habilidad del teólogo y del polemista.

U. Segre

Cuanto era posible en cuestión de mejora social en tiempos de Richelieu, fue hecho por aquel hombre cuya inteligencia lo com­prendía todo, cuyo genio práctico no excluía nada, que iba del conjunto a los detalles, de la idea a la acción, con una habilidad maravillosa; poseía en grado único la uni­versalidad y la libertad de espíritu. (Thierry)