Las Siete Partidas, Alfonso X el Sabio

Es el código de las leyes o Libro de las leyes que Alfonso X el Sabio, rey de Castilla (1220-1284), mandó compilar con el propósito de disci­plinar y unificar la legislación de su reino.

La división en siete partes, cada una de las cuales se subdivide en capítulos («títulos»), repartidos cada uno en párrafos («leyes»), responde a una distinción de contenido:

I, de la religión;

II, de las relaciones entre el monarca, el estado y los súbditos;

III, de la administración de la justicia;

IV, de los matrimonios;

V, de los contratos;

VI, de los testamentos;

VII, de los delitos y las penas.

Esta obra, que realizó un diseño acariciado antes por Fernando III, resultó ser un insigne monumento de sabiduría práctica, puesto que cada ley está en él motivada y explicada por aquella razón universal y constante que revela su nece­sidad y la declara superior a toda contin­gencia. El empeño de Alfonso el Sabio, que para esta obra se sirvió de una comisión de juristas, Jácome comisiónestro Roldán y Fernando Martínez, fue el de declarar el origen de las leyes y su fundamento racional, de confirmar estas leyes en armo­nía con la moral cristiana o con la sabi­duría práctica expresada en los libros sa­grados y en los venidos del Oriente islá­mico o hindú. De todo ello salió un modelo de prosa, en que la palabra, ajustándose siempre a las diversas y complejas articu­laciones de la realidad humana, se com­pone en formas de sintaxis fácil y llana, de claridad lúcida y de transparencia pro­funda.

M. Casella