El Cortesano Polaco, Lukasz Górnicki

[Dworzanin polski]. Obra maestra de la literatura po­laca del siglo XVI, primera gran afirmación de la prosa polaca, que señala la victoria definitiva sobre la latina, empleada hasta entonces. Es una paráfrasis genial del Cor­tesano (v.) de Baldassar Castiglione. El au­tor, Lukasz Górnicki (1527-1603), ilustre li­terato, había pasado varios años de su ju­ventud en Italia cursando sus estudios humanísticos en la Universidad de Padua. Regresó a Polonia y pasó a la Corte del Obispo Canciller de la Corona Samuel Maciejowski y luego a la del rey Segismundo Augusto; quiso explotar su familiaridad ex­cepcional con las cortes polacas y su par­ticular cultura literaria italiana para adap­tar al ambiente, a la mentalidad y a los gustos polacos la obra maestra de Casti­glione.

Estudió con todo cuidado el texto italiano, lo comparó atentamente con los escritos de Platón, de Aristóteles, de Plu­tarco, de Cicerón (sobre todo con el Ora­dor, v.), de Marsilio Ficino y de Boccaccio. De la comparación de todas estas obras y de una profunda observación de la vida polaca del tiempo, nació un libro, escrito en admirable prosa polaca, que sigue, hasta donde es posible, el texto original, pero alejándose de él de vez en cuando para acercarse mejor al espíritu de los lectores a que está destinado, basándose directamente en las que también habían sido las fuentes del mismo texto italiano o fundiendo há­bilmente ambas cosas, o también basándose exclusivamente en la vida polaca y aña­diendo personas y acontecimientos particu­lares en un marco de acción completamen­te polaco.

E. Damiani