A Través de la Edad Media, Francesco Novati

[Attraverso il Medio Evo]. «Estudios e investiga­ciones» de Francesco Novati (1859-1915), pu­blicados en 1905. Constituyen una eficaz obra de aclaración de las investigaciones medievalistas, no tanto por recoger ensayos fundamentales por su trabajo filológico o sus descubrimientos afortunados, como por el mismo hecho de solucionar diversos pro­blemas. Antes aun de que la iluminista de­nominación de «edad de en medio» (Edad Media) adquiriese nueva consistencia en la reciente historiografía, la obra de Novati, de ensayo en ensayo, tendía a re valor izar la cultura latina en la cultura europea que va del siglo VI al XI: el recuerdo de Roma en las escuelas eclesiásticas, en las obras litúrgicas y polémicas, y en la reivindica­ción de las antiguas glorias indican la vita­lidad de una herencia. Los poetas cantan las gestas de los héroes y conquistadores y dan testimonio de una superior humanidad que fue latina y ahora es cristiana.

En esta época de transición que se abre al soplo de una nueva vida, se entrevé una historia más rica y más compleja: por la unidad de los pueblos que se asoman al Mediterráneo y por el contacto con las gentes del Norte, que anhelan una nueva jerarquía eclesiás­tica y militar. De la cultura de unos pocos espíritus selectos se pasa a la irradiación del saber a todas las clases desde los mer­caderes hasta los aldeanos y los humildes: se abren las puertas a una necesidad nueva en la lozanía que sigue al año mil, y las repúblicas italianas así como las libres ciu­dades francesas se convierten en símbolo de una conquistada seguridad: la vida aparece bajo nuevos colores, con la esperanza de una vida de fe y de lucha. Así Novati lle­gaba a ver dos culturas una al lado de otra, y por esto recogía en una serie ininte­rrumpida de testimonios cuanto ligaba entre sí las afirmaciones de tantos siglos: desde el Anticerbero [Anticerberus] de fray Bongiovanni da Cavriana a los códices france­ses de los Gonzaga o al llamado Lamento de la Novia paduana (v.).

C. Cordié