El Año Litúrgico, Annette

[Das Geistliche Jahr]. Volumen de versos de Annette (An­na Elisabeth), baronesa von Droste-Hülshoff (1797-1848), publicado en 1852. Corona de poesías para todos los domingos y las solemnidades religiosas del año, fue com­puesto, en su primera mitad, durante la juventud de la autora en la convalecencia de una grave enfermedad, continuado en 1837-39 y terminado, en su última parte, tal vez el año precedente a su muerte. Este ciclo constituye el testamento espiritual de la escritora y, al mismo tiempo, uno de los puntos culminantes de su poesía, a pesar de que alguna de sus páginas peque de falta de programa. Son poesías religiosas de una mujer, y de una mujer que vivió en la época romántica y, con todo, en ellos nada es fácilmente sentimental, vago o inconsis­tente. Porque la Droste no fue servil conti­nuadora; al contrario, se mostró esquiva con las vastas y superficiales corrientes del tiempo: y su fuerte y virgen poesía es siem­pre concreta y determinada, fundada sobre la observación sincera de la naturaleza y del alma. Cuando su espíritu se volvió hacia el problema de la relación entre Dios y la Criatura, lo entendió y lo sintió sobre todo como problema moral. Especialmente en esta colección dominada por el sentimiento de la fragilidad humana, del pecado y de la muerte, no aparece ya como en otras poesías de sentimiento religioso diseminadas, en precedentes colecciones, el gozo apaci­ble, la confiada gratitud por el don, aun­que efímero, de la vida; aquí un ánimo se­vero se juzga a sí mismo como si estuviese en presencia de Dios; y la poesía brota unas veces densa de meditación, y otras veces, en cambio, sobria y rápida, y neta, casi descarnada y escuálida, cuando no al­canza a veces, como en el último día del año, una implacabilidad medieval de Dies Irae. Año litúrgico es, sin duda, una de las obras más significativas de la poesía cató­lica alemana.

M. Merlini