Amonestación de Peregrino contra los Heréticos, Lérins

[Peregrini commonitorium adversus haeréticos]. Obrita de Vicente de Lérins, escritor cristiano de la Galia que vivió en el siglo V d. de C. La obra constaba de dos libros, pero según tes­timonio de Genadio, Vicente de Lérins pu­blicó sólo el primero, parte del segundo y la conclusión. En treinta capítulos, escritos en la primera parte en estilo elevado y ha­cia el final en forma más sencilla y fami­liar, están expuestos los principios en que el autor se propone fundarse, y que aconse­ja a los demás seguir en la lucha contra las herejías que se difundían cada vez en mayor número. No pareciéndole siempre suficiente la autoridad de la Sagrada Es­critura para la resolución de todos los pro­blemas que se pudiesen presentar, Vicente de Lérins adopta el principio de Tertulia­no, según el cual se debe aceptar lo que «ha sido creído, en todas partes, siempre y por todos; puesto que sólo esto es lo verdaderamente católico», es decir, univer­sal. Aplicando este principio, el autor pasa revista, confundiéndolas, a las principa­les herejías; en el segundo libro, por lo que se puede decir de su conclusión, el autor trataba sobre todo de la herejía nestoriana condenada en el concilio de Efeso del 431; esto nos permite fijar exactamente la fecha de la obrita que Vicente de Lérins dice compuesta tres años después del concilio recordado, esto es, en 434. Escrita en forma sencilla y clara, obtuvo mucha difusión y es documento importante de la doctrina de la tradición en la Iglesia católica.

E. Pasini