La Dama Boba, Lope de Vega

Comedia en tres ac­tos y en verso de Lope de Vega (1562-1635), publicada en 1617. Octavio, rico vecino de Madrid, tiene dos hijas casaderas, Nise y Finea; la primera es una sabihonda, mien­tras la segunda es tan necia que a pesar de sus veinte años, no ha sido todavía ca­paz de aprender el alfabeto. La pobre boba ha sido prometida a un joven provinciano, llamado Liseo; pero cuando éste se da cuen­ta de la simpleza de su prometida, halla de­masiado grande el sacrificio y se pone a cortejar a Nise, el águila de la familia. Lorenzo, joven calculador, que era el secreto amor de Nise, tan pronto tiene noticia de que la boba. disfrutará de una dote supe­rior a la de la hermana, piensa en sustituir al novio demasiado melindroso y se declara a la joven necia.

Y lo que no consiguieron los padres ni los maestros resulta cosa fá­cil para el malicioso Cupido: Finea se con­vierte de improviso en una joven prudente y discreta. Liseo, en vista del cambio y pensando en los ducados de la dote, quiere volver a su noviazgo con Finea; pero ésta, fingiéndose más boba que antes, desbarata la maniobra; y la comedia termina con una serie de matrimonios, porque también los criados han encontrado modo de imitar las iniciativas amorosas de sus señores. Los tipos de la comedia tienen poca consistencia: los masculinos puede decirse que no existen, y el personaje de Nise, la hermana intelectual, está más sugerido que representado. La comedia gira alrededor de la figura de Finea, divertida y singular, si bien se halla más de acuerdo con la lógica espectacular que con la de la vida. Hay en la comedia una escena que merece especial mención: aquella en que Clara, la camarera de la boba, y también tonta, por añadidura, aunque sólo por interesado mimetismo, describe a su dueña el parto de la gata, recurriendo a la deliciosa parodia de una balada épica, que se anticipa al brío con que el gran dramaturgo español había de escribir su Gatomaquia (v.). La más célebre derivación de esta comedia fue La escuela de las mujeres (v.) de Molière, que recientemente y con título español, ha sido reducida a libreto por Mario Ghisalberti, para ser musicada por Ermanno Wolf-Ferrari.

A.R. Ferrarin