El Verdadero Amigo, Carlo Goldoni

[Il vero amico]. Comedia en tres actos de Carlo Goldoni (1707-1793), escrita según un guión de Luigi Riccoboni: La fuerza de la amistad [La forcé de l’amitié], que a su vez se de­riva del Fiel amigo (1611) de Flaminio Scala. Se estrenó en 1750. Florindo (v.) ama a Rosaura, amada por su amigo Lelio (v.), de quien es huésped, y, no queriendo trai­cionar la hospitalidad y la amistad, de­cide marcharse.

Pero Rosaura, que por él ya se olvidó de Lelio, le confiesa su inclina­ción. No por ello Florindo renuncia a mar­charse; y, abandonándola para siempre, es­cribe una carta a su amada explicándole sus complejos sentimientos. La carta, intercep­tada por Beatriz, que la cree dirigida a sí misma, amenaza con obligar al pobre Flo­rindo a casarse con la madura solterona; mientras, el viejo avaro Octavio declara a Lelio que no puede dar a Rosaura la pro­metida dote y Lelio se retira. Todo parece concluir felizmente para Florindo, cuando Trampa, criado de Octavio, se deja sorpren­der en el momento en que está a punto de robar el tesoro de su dueño; Octavio ya no puede ocultar sus riquezas y está obligado a conceder la dote a su hija. Lelio aparece de nuevo, y Florindo, generosamente, reco­noce su derecho de prioridad. Dentro toda­vía de la verdadera fórmula goldoniana por sus elementos novelescos, pero trascendién­dola ya en sus efectos psicológicos y román­ticos, esta comedia, tan cara a Goldoni, re­sulta algo desigual.

Méritos y defectos se equilibran; el compromiso entre interés y sentimiento, tan humanamente medido en otras comedias de Goldoni, resulta aquí algo estridente, y al fin y al cabo, ni Florindo ni Lelio salen con gloria de ésta aventura. Quizás su verdad estribe precisamente en lo que de indeterminado encontramos en la comedia: verdad humana, más que artística, verdad ocasional y episódica de pobres hom­bres que tratan de adecuarse como puedan a los ideales. Pero también hay una agita­ción romántica que anuncia tiempos nuevos.

U. Déttore

*  Francesco Albergati Capacelli (1728-1804) la imitó en el Sabio amigo, Denis Diderot (1713-1784) en el Hijo natural (v.), Alberto Nota (1775-1845) en el Filósofo soltero, y Paolo Ferrari (1822-1889) en los Amigos rivales.