El Misántropo, Moliére

Comedia en 5 actos, en verso

El misántropo no es otro que Alcestes, un joven que detesta la mentira y toda forma de compromi­so: reprocha a su amigo Philinte su condescendencia mundana; no duda en juzgar pésimo un soneto de Oronte, enemistándose con él; y aunque tiene en curso un pro­ceso, no ejercerá presiones para obtener un veredicto fa­vorable. Sin embargo, está enamorado de una joven mu­jer, coqueta y maldiciente, Céliméne, a quien reprocha su humor voluble y la ligereza con que acepta la corte de sus muchos galanteadores.

La mujer, sin embargo, con­sigue siempre escapar a sus reproches. Entre tanto, y pese a su inocencia, Alcestes ha perdido el proceso y ha deci­dido retirarse de la vida social. Pide a Céliméne que lo siga. La mujer busca excusas cuando se presentan tres cortejadores que, en posesión cada uno de los tres de una carta de amor de ella, le declaran su desprecio. Solamen­te Alcestes estaría dispuesto a perdonarla si Céliméne consintiera en abandonar el mundo con él. Pero la mu­jer rehúsa y Alcestes se dispone a retirarse en la soledad.