El Barbero de Sevilla, P.-A. Carón de Beaumarchais

Comedia en 4 actos

El Conde de Almaviva se ha enamorado de Rosina, pupila del celosísimo don Bartolo, quien pretende casarse con ella. Pero para estar seguro de la sinceridad del amor de Rosina no le revela su identidad, haciéndose pasar por el estudiante Lindo ro. El barbero Fígaro, que en el pasado fue su valet, lo ayuda a eludir la vigilancia de don Bartolo y de don Ba­silio, el maestro de música de Rosina.

El celoso tutor se da cuenta de que ha sido burlado, pero todas sus precau­ciones se revelan vanas frente a la inventiva de Fígaro, que consigue incluso introducir en su casa al falso Lindoro presentándolo como maestro de música enviado por el enfermo don Basilio. Don Bartolo logra, sin embargo, acelerar su matrimonio con Rosina, convenciéndola de que Lindoro no es más que un impostor. Pero Fígaro, di­sipado el equívoco, organiza el engaño que permitirá a los dos enamorados casarse: al presentarse el notario para unir en matrimonio a Rosina y a Bartolo, el conde de Almaviva aprovecha una momentánea ausencia del viejo tu­tor para cambiarse por él.