El Asno, Carlo Dottori

[L’Asino] . Poema heroico- cómico en diez cantos del escritor paduano Carlo Dottori (1618-1685), publicado en 1652; es una imitación muy lejana y viva­mente cómica del Cubo robado (v.) de Tassoni. Paduanos y vicentinos vivían en mutua paz y se prestaban como buenos ve­cinos «el mortero y el almirez para dar sabor», cuando la furia Megera pérfida­mente decidió excitar la guerra entre ellos. Al frente de los paduanos está Ruteno del Tao, y al frente de los vicentinos Viciano Mussati; un estandarte en el que está pin­tado un asno es tomado a los vicentinos y llevado en triunfo de victoria a Padua, donde se produce un simulacro de ejecu­ción. Se ocupan del asunto Marte, Hércules, Baco, Mercurio y Palas, que toman partido por uno u otro de los beligerantes. Se pro­ducen tremendas contiendas, se complican asuntos amorosos, hasta que el asno es en­tregado a cambio de diez canastos de sal­chichas. Hay las acostumbradas alusiones personales de los poemas heroico-cómicos de amigos y enemigos, se citan muchos lugares de Vicenza y del Paduano, «valles fértiles» y «campos agradables». El poema fue muy leído, pero carece del espíritu có­mico que puede hacer incluso tolerable en algunas partes la lectura de estas produc­ciones del siglo XVII. Sin embargo es no­table la sátira que, más allá de los intere­ses por el puro color local, se lanza con­tra abogados, notarios y pedantee, con bromas que hacen recordar ciertos frag­mentos anticuriales del Baldo (v.) de Folengo. Episodios como el de la descripción del Senado vicentino, que se reúne después de la captura del estandarte, y la figurita del mago Pietro d’Abano (que monta en un gigantesco asno para llevar a los jefes de los dos ejércitos enemigos el tratado de paz), muestran vena cómica y un brío amable.

A. Allodoli