El Abolengo, Manuel Linares Rivas

Comedia de costumbres de Manuel Linares Rivas (1878-1938) estre­nada en el teatro Lara de Madrid — típico para su época — en 1904. Fijó su fama, de público medio, burgués, como discípulo (há­bil en lo técnico, y preciso en lo realista, pero menos incisivo y hondo) del univer­salmente conocido Jacinto Benavente. Re­presenta el tipo «familiar» de problema de la época actual; notable por su fecha, pero menos importante, que otras obras poste­riores del mismo Linares Rivas como Las zarzas del camino y La mala ley (v.), y, desde luego, que el teatro poético como Lady Godiva o El caballero Lobo. Tampoco tiene el apasionamiento del problema cle­rical-social, tan discutido, de La garra (v.). En El Abolengo destacan los caracteres de Gertrudis, Jorge y Andrés, en lo que se ha llamado «apacible ambiente costumbrista». El éxito de público fue tal que el autor dedicó la comedia a su madre, emocionado por el entusiasmo «de clase media» que sus­citó. Planteó el problema del «prejuicio de clases». La obra anterior, que empezó a dar a conocer a Linares, y que aquí se supera es Aire de fuera (1903).

A. Valbuena Prat