Mantiq Al-Tayr, Farīd al-dīn cAttār

[El lenguaje de los pájaros]. Poema místico persa, de unos 4.600 versos, del poeta Farīd al-dīn cAttār (siglos XII-XIII). Trata de una asamblea de pájaros que deciden partir en busca del mítico Simurgh, especie de misteriosa ave cantada en la épica iránica y que en esta alegoría simboliza la divinidad buscada por el alma humana. Los pájaros eligen como guía a la abubilla, a la que el Corán asigna el papel de mensajera en los amores de Sa­lomón y la reina de Saba. La abubilla in­cita a los pájaros para que comiencen el largo y difícil viaje, si bien por un motivo u otro, muchas aves procuran eludirlo con pretextos diversos (alusión a los» obstáculos y distracciones terrenas del alma, en la busca del sumo bien). Tras la defección de los débiles, inician el viaje los restantes y, atravesando siete valles (examen, amor, conocimiento, independencia, unión, estu­por y aniquilamiento) logran encontrar el ansiado Simurgh, en el que después reco­nocen la más profunda esencia de sí mis­mos. La transparente trama alegórica sirve al poeta para simbolizar las verdades mís­ticas, no sin que la risueña gracia, y a ve­ces maliciosa, del psicólogo y artista, haga florecer de las encantadoras anécdotas, disputas y descripciones, el esquema doctri­nal. La fantasía aristofanesca de Las aves (v.) aparece aquí con un ropaje exótico y esotérico, pero siempre con brillantez y profunda sugestión. Mantiq al-tā’ir fue la primera obra de cAttār conocida en Europa, gracias a la edición y traducción francesa de Garcin de Tassy (París, 1857-1863) y se considera como uno de los textos poéticos fundamentales del sufismo persa.

F. Gabrieli