Sonatas para clavicordio, de Johann Christian Bach

Estas Sonatas para clavicor­dio del último hijo de Johann Sebastian Bach, el compositor alemán Johann Chris­tian Bach (1735-1782), tienen una gran importancia histórica. En efecto, Johann Christian Bach, después de haber trabajado con su hermano Philipp Emanuel fue discí­pulo de Martini en Italia. Hasta tal punto asimiló el estilo italiano, que sus composi­ciones podrían ser consideradas como ejem­plos de la escuela italiana. Se instaló en Londres, donde ejerció una considerable in­fluencia sobre el joven Mozart y también sobre el movimiento musical de toda la Eu­ropa del Norte, adonde llevó el gusto por el italianismo. Concebidas al estilo de una encantadora «galantería», las Sonatas de J. C. Bach debieron ser acogidas con gran entusiasmo, y Mozart pudo escribir a la muerte del compositor: «¡Qué pérdida para el mundo de la música!»