Roman De Guillaume De Dole, Jean Renart

Román francés, en verso, escrito hacia 1200. Su autor, Jean Renart, le llamó Ro­mán de la Rose, pero, desde los tiempos del primer erudito que lo descubrió hasta hoy, se ha preferido titularlo con el nom­bre del personaje, para no confundirlo con otro más célebre Román de la Rosa (v.) de Guillaume de Lorris y de Jean de Meung. Conrad, emperador de alemania, sabio, cor­tés y generoso, es muy amado de sus ca­balleros y de sus vasallos, que desean su matrimonio.

Un día, su juglar Jouglet le habla de la bellísima hermana de Guillaume de Dole, caballero de gran valor, y el em­perador lo manda llamar. Acogido con mu­chos honores, Guillaume participa honrosa­mente en un torneo; en tanto, Conrad se inclina a casarse con Liénor, la hermana de aquél; pero el senescal del rey, envidioso del favor de que goza Guillaume, se gana la confianza de la madre de éste y se ente­ra de que Liénor tiene en el muslo la señal de una rosa. Así, puede vanagloriarse de haber poseído a la muchacha. Entre el desdén y el dolor de Guillaume y el res­to de sus familiares, la muchacha quiere desmentir al pérfido senescal. Una vez en la corte, y admirada de todos por su belle­za, envía secretamente al senescal un cin­turón, fingiendo que se trata del presente de amor de una dama, y en. seguida, ante la corte, le acusa de habérselo tomado por la violencia. Sometido a juicio, la inocencia del senescal queda patente; pero entonces, también es inocente Liénor.

Así es que el emperador, feliz, se casa con ella. Novela de amor y de caballería, es uno de los más atractivos romans de aventuras. Hay en él una admirable pintura del verdadero am­biente caballeresco, con las fiestas y diver­siones de una corte refinada y un poco li­bre, a la que la obra está dedicada. Se in­sertan en ella numerosas canciones, cono­cidas y gratas al público cortesano al que se dirigían, novedad que tuvo sus imitado­res, como Gerbert de Montreuil en el famo­so Román de la Violeta (v.).

C. Cremosi