Profecía de Guatimoc, Rodríguez Galván

Composición poética del escritor mexicano Ignacio Rodrí­guez Galván (1816-1842), fechada en sep­tiembre de 1839. El autor, después de sa­ludar la soledad y de acogerse a ella, ve aparecer la figura del guerrero mexicano: «de oro y telas cubierto y ricas piedras/ cetro y penacho/de ondeantes plumas se descubre; tiene/potente maza a su sinies­tra, y arco/y rica aljaba de sus hombros penden!..».

«La parte descriptiva — escribe Menéndez Pelayo — es admirable y recuer­da sin desventaja los mejores trozos de Heredia . en El Teocalli de Chnlula. La parte política es de inflamada elocuencia. No sirve aquí la apoteosis de Guatimozín, como en otros poetas mexicanos, de pretexto para declamaciones contra la antigua Es­paña. El autor sabe muy bien que de otra parte viene el peligro, y en presencia de las insolentes amenazas de Francia y de Ingla­terra y de las depredaciones de los yankees echa de menos a los conquistadores, “varo­nes invencibles, si crueles”, y si evoca la sombra del heroico defensor de Tenoxtitlán, es para hacerle clamar una y otra vez con angustia: “¿dónde Cortés está, dónde Al- varado?”». La Profecía de Guatimoc, califi­cada por el citado crítico de «obra maestra del romanticismo», figura en la edición pu­blicada por Antonio, hermano del autor, en 1851.

A. Milllares Carlo