¡OH ABSALÓN! (Howard Spring)

absalNovela del es­critor inglés Howard Spring (1889-1965), publica­da en 1938. Es la historia de un conflicto genera­cional; la acción abarca desde el último decenio del pasado siglo hasta 1922. William Essex, su protagonista, miembro de una familia reducida a la más extremada miseria, cuenta su propio en­cumbramiento social desde dependiente de una empresa de Manchester hasta fabricante de jugue­tes y escritor de dramas que alcanzan cierto éxito.

En cambio, su amigo de juventud, el irlandés Dermot O’Riorden, alcanza el bienestar como ebanis­ta y socio de William. Mientras O’Riorden educa a su hijo Rory de acuerdo con elevados sentimien­tos patrióticos, Essex se da cuenta bien pronto de que Oliver, su hijo, un muchacho desmesurada­mente consentido y objeto de ambiciosos planes para el futuro, da evidentes muestras de debilidad de carácter, y le resulta cada vez más extraño. Durante la primera guerra mundial, Oliver com­bate en ella como oficial, siendo herido varias veces, por lo que recibe altas condecoraciones. Pero la experiencia de la guerra acentúa su incli­nación por la falta de escrúpulos y la brutalidad. Al regresar a casa, su ruina moral es imparable.

Obstinado y burlón, rechaza las ayudas económi­cas del padre y termina enrolándose, lo mismo que otros “desesperados», en el “Black-and- Tans», una unidad británica de orden y seguridad que opera en Irlanda. Durante una acción, Oliver mata a Rory, su amigo de juventud, que lucha en las filas de los rebeldes. Padre e hijo se encuentran por última vez después de que Oliver ha cometido un homicidio para robar y se encuentra en rebel­día. “Siempre he tenido que aniquilar lo que era mejor que yo”, le confiesa a su padre. Algún tiempo después, Oliver es detenido y condenado a muerte.

Del último coloquio sostenido, solamente sobrevive para William el recuerdo de que el hijo, después de mucho tiempo, le ha vuelto a llamar “papá”. Con O’Riorden, su viejo amigo, Essex comparte el destino de sobrevivir a su propio hijo y de haber sido en parte culpable de su final. El autor describe los más distintos ambientes y las transformaciones políticas y sociales de la época con la competencia de quien puede servirse de sus propias experiencias personales. Esta novela, la tercera de S., es afín, por su estilo y la caracteriza­ción de los personajes, a las obras psicológicas y realistas de Wells, Bennet y Maugham