Los Años, Virginia Woolf

[Years]. Novela de la escri­tora inglesa Virginia Woolf (1882-1942), pu­blicada en 1937. Este libro se ofrece en acusado contraste con Las olas (1931). Si en éste la autora se ocupaba exclusivamen­te del mundo subjetivo (el libro no pasa de ser una serie de monólogos interiores), en Los años dirige su atención al mundo exterior para estudiar el choque de los acontecimientos, el impacto de las circuns­tancias en la conciencia individual. A tra­vés de una serie de once capítulos, Virginia Woolf traza la historia de la familia Partiger y de sus amigos, desde 1880 hasta nuestros días.

En un sentido estricto, puede decirse que no existe argumento, intriga; el libro nos ofrece una sucesión de escenas sueltas y el auténtico asunto estriba en la oposición de dos realidades, la del mundo material y la del subjetivo. Esta oposición se presiente de forma muy viva pero sin que el libro ofrezca ninguna solución al problema planteado. Para la autora, el conflicto aparece insoluble, siendo precisa­mente ésta la causa que provoca su angus­tia (la angustia, como el viento y la lluvia, orquesta el libro) y lo que infunde a la novela su coherencia y su fuerza. La ame­mos o no, la realidad «es», existe, parece ser su conclusión; ella nos influye, nos pervierte, y en la medida en que el mismo lenguaje participa de esta realidad, nos enfrentamos con el problema de la expre­sión, el problema que estriba en comuni­car con nuestros semejantes y en comprendernos a nosotros mismos. Y la comuni­cación es casi imposible: tenemos visiones fugitivas; a veces, logramos volver sensi­ble a nuestro interlocutor, pero la comu­nicación sólo dura un instante; el desgas­te triste y lento de los años continúa, la realidad material domina. En un sentido, este libro es una obra de transición: por su técnica más bien realista, contrasta con el subjetivismo integral de Las olas y anun­cia la prosa a la vez poética y naturalista de

Entre los actos.