La Prima Bette, Honoré de Balzac

[La cousine Bette]. Novela de Honoré de Balzac (1799-1850), publicada en 1846. Lisbeth Fisher, llamada «La prima Bette», es el tipo de la solterona amargada, envidiosa, que se consume con sus rencores y celos.

La víctima es la her­mosa y amable prima Adeline, festejada en su juventud y unida en matrimonio al barón Hulot d’Ervy; añádase que la hija, Hortense Hulot, se ha casado con el conde Wenceslas Steinbock, a quien la prima Bette había auxiliado en la desesperación del destierro, dedicándole un afecto fervo­roso y sombrío. Trama entonces su ven­ganza lanzando sucesivamente al conde Steinbock y al barón Hulot en brazos de Madame Marneffe, que es una auténtica y ambiciosa cortesana; de modo que quedan destruidos la paz y el honor de las dos familias. Éstas continúan ignorando la in­tervención que ha tenido en la baja intriga la modesta Lisbeth, y la consideran hasta el fin como un ángel tutelar.

La prima Bette es una nueva y significativa personi­ficación de la fuerza demoníaca que Balzac veía en el fondo ciego del hombre para impulsarlo a manifestar sus instintos infe­riores con fuerza y destreza instintivas. Si, en otras obras, esta oscura energía parece característica de los advenedizos que han conseguido dominar a la sociedad aprove­chándose de una época de cambios, aquí anida en el alma de una mujer sin por­venir. y, aparentemente, sin fuerzas, y ad­quiere así la universalidad de un poder maléfico contra el cual toda lucha es Vana.

Por esto el inevitable triunfo del mal sobre el bien, que parece estar en el fondo de la conciencia balzaquiana, se ofrece aquí sen­tido a través de una atónita religiosidad que nunca permite un pesimismo completo, sugiriendo, frente a las evidentes fuerzas del mal, la presencia invisible de un bien, más poderoso y más alto aunque el alma no consiga contemplarlo nunca. Y así se comprende en Balzac la continua tentativa de dar forma a este triunfo conclusivo y redentor hasta acabar prácticamente, con el Envés de la historia contemporánea (v.), su obra de novelista. La prima Bette y El primo Pons (v.) están reunidos en la Co­media humana (v.)—Escenas de la vida parisiense — bajo el título común Los pa­rientes pobres [Les parents pauvres]. [Tra­ducciones de Joaquín García Bravo (Barce­lona, 1902) y de José García Mercadal (Ma­drid, 1922), ambas con el título La prima Bela].

F. Neri