El Conde de Essex, Thomas Corneille

[Le comte d’Essex]. Tragedia en cinco actos de Thomas Corneille (1625-1709), representada en 1678. Junto al novelesco Timócrates (v.) se recuerda esta obra del autor, quizá la me­jor entre las inspiradas por la austeridad clásica. Pero tampoco aquí tiene una perso­nalidad propia y original el artista, pues si el Timócrates está sacado de Cleopatra (v.) de La Calprenéde, el Conde de Essex re­cuerda Suréna de Pierre Corneille, cosa, la de calcar a su hermano mayor, que hace a menudo. Aquí, además de la imitación corneliana, se advierten acentos racinianos. Robert Devereux, conde de Essex, favorito de Isabel de Inglaterra, se separa de la reina y se enamora de Enriqueta, dama de honor; pero la muchacha se ha casado con Tyrone, ministro de la soberana. Essex pien­sa derrotar al ministro con un golpe de mano, para reconquistar a la mujer y vengarse de su rival. Acusado de haber cons­pirado contra la reina, se niega a revelar la verdadera razón de sus actos, lo que le salvaría, pues Isabel le ama aún y quisie­ra perdonarle. Así, orgulloso, se dirige al patíbulo.

*   El mismo título, El conde de Essex, lle­va una tragedia en cinco actos de Gauthier de La Calprenéde (1614-1663), representada en 1639 y de la que Thomas Corneille sacó la suya. La obra de La Calprenéde no ca­rece de cierta fuerza, pero Corneille le aña­de mayor fervor y riqueza de acción.