Corazón del Oeste, O. Henry

[Heart of the West]. Volumen de narraciones del norte­americano O. Henry (William Sydney Porter, 1862-1910), publicado en 1912. Ésta es probablemente la mejor entre las numerosas colecciones de Porter («obra maestra abso­luta», Cecchi), en la que sus dotes de hu­morista, a veces rápido y agudo y a veces sentimental, y de genial inventor de in­teresantes tramas, dan sus frutos más sa­brosos. Aquí las exageraciones humorísticas, el lanzamiento continuo y eléctrico de los epigramas, a menudo basados tan sólo en sencillos juegos de palabras, y las situacio­nes inesperadas o sorprendentes quedan frenados por un gusto aguzado y alerta.

El «West» sirve de fondo; y los diversos temas se adaptan a los lugares con la facilidad siempre feliz de Porter, pero con mayor sobriedad de hallazgos y de pirotecnias. «El triunfo de lo inesperado», como se llamó al supuesto secreto de Porter, junto con el estilo impetuoso y de pequeñas imágenes que se suceden ininterrumpidamente, está dedicado en esta obra a temas de los más dignos que haya sabido tratar. En el «Ma­nual del Himeneo» [«The Handbook of Hymen»], un hombre, bloqueado (con un compañero) por la nieve en una cabaña, en­cuentra en ella un manual lleno de datos que aprende de memoria y le sirve para hacer triunfar su doctrina estadística en comparación con otras de más poética con­textura; hasta el salvamento en un incendio de la que conquistó con su saber: a pesar de que una apresurada búsqueda le ha acon­sejado el remedio equivocado.

Casi siempre un desacertado optimismo, que tal vez no es otra cosa que el deseo de agradar al pú­blico, sugiere a Porter el final feliz. Pero no en aquella vigorosa narración que es «El sistema del Caballero» [«The Caballero’s Way»], donde un hombre fuera de la ley y traicionado por su amada, que pone sobre su pista a la policía después de haberle en­gañado con uno de sus jefes, encuentra el sistema, él, un asesino, de no matarla por sí mismo, sino de hacerla matar por los mismos policías que creen disparar sobre él, disfrazado. Muy diversas tónicas presi­den las diferentes narraciones, entre ellas la que se diría arrancada de un modelo de narración antigua, como en la historia [«The Missing Chord»] del piano mudo comprado por error por un anciano padre, que en­ferma y muere: y su hija consigue ocultarle su equivocación y le demuestra su júbilo por el tan deseado instrumento.

A. Camerino