Británico, J. Racine

Tragedia en 5 actos

Cuando Agripina se entera de que su hijo Nerón ha he­cho raptar a Junia, prometida de su hermanastro Britá­nico, no tiene dudas: ya esté provocada por odio hacia Británico, o por amor hacia Junia, la acción de su hijo no hace sino presagiar acontecimientos funestos. Opinión ésta que no es compartida por Burro, el preceptor de Ne­rón, convencido todavía de la magnanimidad de su edu­cando.

Entre tanto, Nerón, enamorado de Junia, la obli­ga bajo terribles amenazas a rechazar a Británico, que ha acudido en su busca. Seguidamente, con la complicidad de Narciso, preceptor de Británico, simulando querer hacer las paces con él, lo envenena: no conseguirá sin em­bargo a Junia, que ha buscado refugio entre las Vesta­les. Agripina y Burro saben ahora ya que este crimen marca el inicio del reino del terror.