A su Esposa, Quinto Septimio Florencio Tertuliano

[Ad uxorem]. Obrita en dos libros compuesta por Quinto Septimio Florencio Tertuliano, apologista cristiano nacido en Cartago y que vivió entre fines del II y principios del siglo III d. de C. En el primero de estos libros, que tiene carácter más estrictamente personal, el autor expresa a su mujer el deseo, casi la orden, de que no contraiga segundas nup­cias en caso que él muera antes que ella; pues ninguna razón —ni la flaqueza de la carne, ni el deseo de tener hijos, absurdo en tiempos tan tristes— justifica la repeti­ción de un acto que sólo por necesidad se efectúa una primera vez, puesto que la condición ideal del cristiano es el celibato; y no sólo quiere dirigirse Tertuliano a su mujer, en este escrito suyo, sino a todas las viudas, puesto que mantenerse fieles a su primer marido es cumplir con su deber que las hará meritorias también ante Dios.

Me­nos severa es la tesis del segundo libro en el cual Tertuliano quiere poner de relieve la inoportunidad para una cristiana de vol­ver a casarse con un pagano y exponerse a todas las dificultades que seguirían a un acto tan insensato. En cambio, ofrecen la más absoluta intransigencia las obritas en las cuales, convertido al montañismo entre el 202 y el 207, Tertuliano vuelve á tratar ese tema: la Exhortación a la castidad, escrita para un amigo suyo que se ha que­dado viudo, y el opúsculo De la monoga­mia, en las cuales el segundo matrimonio es condenado rotundamente y la castidad declarada una de las más altas y merito­rias virtudes cristianas. El segundo de los dos libros A su esposa se concluye con una descripción de la perfecta pareja cristiana, una en alma y cuerpo, ligada por la fe común, y que es quizás el pasaje más bello y característico de estos escritos.

E. Pasini