Sordel de Goito

Nació en Goito (Mantua) hacia 1200 y murió en torno a 1269. Es el más famoso de los trovadores italianos que com­pusieron en lengua provenzal; su celebri­dad, empero, se debe quizá más a su apa­rición en la Divina Comedia (Purgatorio, VI) que al mérito de su poesía. La figura histórica de Sordel puede reconstruirse con bas­tante facilidad gracias a las dos biografías provenzales, al comentario de Dante de Benvenuto da Imola, a varios cronistas, entre ellos Rolandino de Padua, y a una serie de documentos procedentes de Provenza y Apulia y pertenecientes al período 1241-1269; cabe mencionar, también, los elementos que figuran en las mismas poesías de nuestro autor. Un tanto oscura aparece la primera fase de su vida, en el curso de la cual de­bió de llevar una desordenada existencia de juglar.

Parece haber estado en varias cortes italianas, en Provenza, donde gozó del favor de Ramón Berenguer IV, y en la península Ibérica, junto a Alfonso IX de León, Fernando III de Castilla y Jai­me I de Cataluña-Aragón. Luego volvió a Provenza, concretamente a la corte de Savarico de Mauleón, y más tarde regresó a la de Ramón Berenguer, en la cual debió de ocupar un importante cargo; así puede inferirse de la relativa libertad con que habla de príncipes y reyes en un célebre serventesio, el Lamento en la muerte de Ser Blacas (v.), señor de Aups (1237), y, tam­bién, de las envidiosas afirmaciones de otros trovadores. Fallecido en 1245 Ramón Be­renguer IV, Sordel debió de adaptarse con faci­lidad a su nuevo señor, Carlos de Anjou, a quien dirigió algunas composiciones y si­guió en su campaña de Italia (1265-66); el papa Clemente IV reprocha en una carta al mencionado soberano la ingratitud hacia los que le ayudaron, y singularmente res­pecto de Sordel, encarcelado, seguramente por los enemigos de Carlos, en Novara. Poste­riormente, otros documentos nos hablan de las recompensas ulteriores de tal señor a su fiel vasallo; uno de ellos está fechado en 1269, año a partir del cual no existen más noticias referentes al poeta.

C. Cremonesi