Leonardo Giustinian

Nació en 1388 en Venecia, murió en la misma ciudad el 10 de noviembre de 1446. De familia patricia — su padre era senador de la Serenísima y un hermano suyo fue patriarca de Vene­cia —, desempeñó importantes cargos en el gobierno de la República, entre otros el de procurador de San Marcos. Discípulo de Guarino Veronese, tuvo relación con varios humanistas, cultivó las lenguas clásicas e hizo una traducción de Plutarco.

Su fama se debe, sin embargo, a las Cancioncillas (v.) en lengua vulgar, para las que él mismo escribió el acompañamiento musical (hoy perdido), y que de él tomaron el nombre de «justinianeas». Populares en apariencia, son fruto de un gusto refinado, hasta el punto de que agradaron sobre manera a la sociedad aristocrática. También fueron muy populares sus Estrambotes (v.). Asimismo dejó escritos algunos laudes espirituales.

P. Onnis