Juan Malala

El autor de la Cronogra­fía (v.) se nos revela como un sirio helenizado que vivió durante la segunda mitad del siglo VI en Antioquía, la gran metrópoli griega situada junto al río Orontes, en la Siria septentrional. Dicha obra es un modelo de crónica popular de gusto bizantino; el relato, de alcance universal, abarca desde la creación del Mundo hasta los últimos años del reinado de Justiniano (563). En el texto en cuestión se dan muchos rasgos del espíritu sirio: el racionalismo griego cede el paso a la superstición oriental y a la curiosidad por el detalle sustituye el interés intelectual por la historia humana.

B. Lavagnini