Jordanes

Vivió a mediados del si­glo VI, y según Mommsen habría sido monje y habría escrito en Mesia o en Tracia. Otros, por el contrario, lo identifican con el obispo católico Jordanes de Crotona (Italia meri­dional), el cual, sin embargo, habría escrito en Constantinopla o en Calcedonia, en el ambiente del papa Vigilio, a quien dedicó sus obras. En 551-552 escribió dos crónicas en latín: Origen e historia de los romanos (v.) (un resumen de Floro, San Jerónimo y otros, de escaso valor) y Origen e histo­ria de los getas (v.), compendio de la obra perdida de Casiodoro, de gran importancia para la historia de los godos en Italia. En este último y mayor trabajo suyo manifiesta su afecto al último brote de la dinastía de los Amalos y propugna la incorporación pacífica de los godos en el Imperio romano.