Gautier de Chátillon

Nació hacia 1135, en las proximidades de Lille; murió en Amiens en fecha imprecisa. Pronto se trasladó a París, y de allí a Reims, donde realizó estu­dios bajo la dirección de Esteban de Beauvais. Regresó a París, quizá, como maestro más tarde, y es seguro que en esta ciudad dirigiera luego las escuelas de Laon. De Laon pasó otra vez a Reims, donde obtuvo una canonjía; pero no parece que su perma­nencia allí se prolongara mucho tiempo.

Ha­biendo entrado en la carrera administrativa, y adscrito a la Cancillería de Enrique II de Inglaterra, se encontraba entre los funcio­narios que acompañaron a Plantagenet a Inglaterra en 1166. Y allí parece que su posición junto al rey llegó a ser de cierta importancia, si es verdad que Juan de Salisbury se le dirigió en una carta para que interpusiera sus buenos oficios en favor del arzobispo Tomás Becket. Al regreso de Inglaterra (quizá caído en desgracia del rey), abandonó el servicio real y ejerció de maes­tro en Chátillon (tal vez Chátillon-sur- Marne), localidad a la que vinculará defini­tivamente su nombre. Allí, en efecto, según toda probabilidad, escribió su Tractatus con­tra Judaeos y una parte de sus ritmos satí­ricos-morales, y de allí se divulgó su nom­bre por toda Francia (un epitafio que se le atribuye dice así: «Lille me engendró, Chátillon me robó el nombre y toda Francia resonó con mis ritmos»).

En este período, o inmediatamente después, se coloca su viaje a Italia, con estancia en Roma y en Bolonia. En 1176 ó 1177, a consecuencia del traslado de Guillermo de Inglaterra de la diócesis de Sens a la de Reims, pasó al servicio del arzobispo, para el que escribió, y a quien dedicó su poema épico Alexandreida (v. Alejandro) compuesto entre 1178 y 1182. Premio de sus servicios a Guillermo fue quizá una canonjía en Amiens, ciudad en donde murió  a consecuencia de la lepra o de una peste.

R. de Cesare