Folquet de Marsella

Nació durante la se­gunda mitad del siglo XII y murió en Toulouse en 1231. Es una figura de notable impor­tancia en la historia de la poesía provenzal.

Hijo de un rico mercader genovés estable­cido en Marsella, se le creyó equivoca­damente nacido en Génova, por lo que Petrarca, en el Triunfo del Amor (canto III), dice: «Folquet, que a Marsella el nombre ha dado,/lo quita de Génova…».

Persona­lidad de singular relieve y amigo de po­derosos como Ricardo Corazón de León; Barral, señor de Marsella; Alfonso VIII de Castilla y otros, se hizo monje hacia 1200 e ingresó en el monasterio cisterciense de Toronet; a ello se refiere Dante en el Pa­raíso (canto IX). Luego, desde 1205 hasta su muerte, fue obispo de Toulouse.

Durante este período persiguió cruelmente a los he­rejes, figuró entre los promotores de la cruzada contra los albigenses y ofreció su apoyo a Santo Domingo, fundador de la Orden de los dominicos; el poema provenzal acerca de aquella campaña habla de los diez mil a quienes hizo morir en la hoguera. La acti­vidad poética de Folquet es anterior a su ingreso en el estado eclesiástico y se halla compren­dida entre el año 1180 y el 1196.

Erudito formado en la escuela clerical, conoció a los poetas y escritores clásicos (imita y cita a Ovidio y Séneca). Dialéctico sutil según los principios de la filosofía escolástica, llenó de silogismos sus Canciones (v.) —todas amorosas—, que permiten vislumbrar tam­bién su personalidad apasionada y refinada.

Sus descripciones eróticas (su antiguo bió­grafo provenzal le atribuyó varios amores) carecen de verdadera inspiración poética y, así, sus cantos, a pesar de la habilidad de Folquet  como versificador, resultan áridas y suti­les disquisiciones.

C. Cremonesi