TIERRA FIRME DE LA FANTASÍA, (Rafael Gonzalo Verdugo)

Tierra firme de la fantasía, Rafael Gonzalo (Gonzaver Ediciones, 2004). Rústica hilo. 112 pags, 32 ilustraciones a color. www.rafaelgonzalo.es

Puedes solicitar un ejemplar por tan sólo 10€ en la siguiente dirección: rafagonzalo@gonzaver.com

Si tenemos en cuenta las escasas publicaciones originales dedicadas al aforismo y su poco menos que inexistente difusión, la aparición de este libro de Rafael Gonzalo supone todo un lujo para los amantes de este puntilloso género, donde profundidad de pensamiento y poesía se mezclan con gran equilibrio.

 A lo largo de una obra al mismo tiempo tan densa y ligera como ésta podemos disfrutar de afilados y brevísimos análisis acerca de la democracia y la sociedad del bienestar (considerada por nuestro autor como mero fascismo de entretenimiento), los estudios históricos (que a veces se dirían histéricos), la práctica y la teoría del arte, la ciencia, el lenguaje y una gran variedad de temas principales que aparecen revisados con una expresión de corte metafórico unas veces, conceptista otras, pero siempre sorprendente: “El arte es la verdad de la ficción que nos permite superar la ficción de la verdad”; “Cuando damos limosnas repartimos la pobreza, no la riqueza”; “Los enfermos mentales van creciendo al ritmo demandado por la producción de psicofármacos”; “El compromiso político ha hecho que ya no se tome en serio a los intelectuales”; “Con la liberación femenina, las mujeres han perdido la vergüenza, pero no el miedo”; “Los jirones de tela que se prenden en las alambradas son las banderas de la ley del inconformismo”; “Las nubes son puntos suspensivos escritos en la página del viento”; “Si uno tiene más razón que los demás, uno es mayoría”; “Quien cree haber hecho lo suficiente, no ha hecho todavía nada, por lo menos nada nuevo”; “La esperanza modifica los recuerdos”… son algunos ejemplos de estas frases rotundamente brillantes.

Pero además encontraremos una breve sección de agudas definiciones, ya habitual en nuestro autor y, salteando todo el libro, originales microrrelatos camuflados de lirismo. Valga este botón de muestra: “Ahora que te vas para siempre, déjame que te diga una cosa, solamente una última cosa: quédate”.


Dos artículos más extensos: un certero análisis del fenómeno de la televisión (“Llama la atención que el Estado, que gasta ingentes cantidades de dinero en educación, vuelve a gastar cantidades similares en embrutecer a la gente con la televisión”), seguido de un interesante paralelismo entre la práctica del arte y la investigación científica (“La ciencia, al igual que el arte, no se limita a copiar la naturaleza, sino que la reconstruye como hacen los niños con el mundo que los rodea”), ponen un brillante colofón a la obra, sin olvidar las 32 excelentes ilustraciones originales del propio autor, donde la realidad se ve superada y trascendida a un plano más expresivo, con más sugerencias y lecturas.

Al lector que rehuya la trivialidad y la intrascendencia le interesará muy especialmente la introspección implacable llevada a cabo por Rafael Gonzalo en unas páginas de insólita hondura. “Tierra firme de la fantasía” es una obra excepcional, inteligente y heterodoxa, de esa clase de libros que se escriben en legítima defensa.

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»TIERRA FIRME DE LA FANTASÍA, (Rafael Gonzalo Verdugo)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «TIERRA FIRME DE LA FANTASÍA, (Rafael Gonzalo Verdugo)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

TIERRA SONAMBULA (Mia Couto)

Quiero introducir que hay un problema en la elección de tópico para esta ficha. He clickeado bélica porque hay una guerra como contexto, pero no es tal. Leí este libro hace algunos años y releo páginas cada cierto tiempo, siempre buscando una frase que me pareció una expresión maestra: "hay mujeres que son lluvia y otras que son relente". Comentar, además que el libro en lengua portuguesa de Mozambique (Mia Couto es de Mozambique) está muy bien traducido al español (no digo castellano, porque en toda L.A se dice español). También, que Mia Couto es un autor al que se ha referido en varias ocasiones el escritor gallego Manuel Rivas (para quien no recuerde de que le suena puede ser por su novela llevada al cine, El lápiz del carpintero).
La novela es un mundo pequeño de tres: autobús (machibombo) quemado, Muidinga y Tuahir, niño y viejo en un mundo enorme de guerra que es corrupción, muerte, negocios, y todo lo que sucede cuando no hay guerra. Sólo que la guerra hace sonámbula la tierra. Al terminar el libro se tiene la sensación de haber entrado en un mundo burbuja que ya no se puede olvidar. La sensación de que no sobra ni una palabra, ni una coma, porque si faltara ya no sería ese mundo. Quizá es la misma impresión (al menos yo) recibida al leer Cein años de soledad, El llano en llamas o Pedro Páramo, por decir algunos títulos que no son todos los posibles. A su vez, cada palabra envuelve un universo en sí misma. Tiene pasión, poesía, concreción y un encaje del mundo que nos expande la conciencia a través del lenguaje.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»TIERRA SONAMBULA (Mia Couto)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «TIERRA SONAMBULA (Mia Couto)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

DE LA TIERRA A LA LUNA (Julio Verne)

Este es uno de los clásicos entre los clásicos de la obra de Verne. Tiene el honor de haber inspirado el primer largometraje serio de ciencia-ficción y ser una de las obras que se citan para calificar a Julio Verne como precursor del género.

En realidad, Julio Verne escribió muy poca ciencia-ficción digna de llamarse tal a lo largo de su vida. Por lo general, el carácter de su obra es aventurero y tecnológico, y en pocas ocasiones llegó a especular con los efectos que esa tecnología tendría sobre sus usuarios. Por citar alguna obra, LOS MILLONES DE LA BEGUN es uno de esos escasos ejemplos.

Por otro lado, es raro que el componente científico sea un elemento fundamental de la narración, como en LA VUELTA AL MUNDO EN OCHENTA DIAS, donde Phileas Fogg gana su apuesta gracias, precisamente, a una ingeniosa utilización del desfase horario. Pero no es lo normal, Verne prefiere que sus personajes salgan airosos de sus aventuras a base de voluntad y puro músculo antes que dando un uso práctico a cuestiones teóricas.

Sin embargo, es en sus narraciones breves (bastante más difíciles de encontrar que sus novelas) donde profundiza en los temas clásicos de la ciencia ficción y así, en UN DESCUBRIMIENTO PRODIGIOSO, EL EXPERIMENTO DEL DOCTOR OX, o UN DIA DE UN PERIODISTA AMERICANO EN EL 2889, además de otros muchos, da su visión de lo que puede llegar a ser el futuro de la humanidad.

En DE LA TIERRA A LA LUNA no especula ni asienta su argumento en cuestiones científicas, eso si, pone a sus protagonistas ante problemas de índole técnico que son resueltos con mayor o mejor fortuna a lo largo de la narración, pero en ningún caso dejan de ser asuntos de ingeniería más dignos de Gustave Eiffel.

Y sin embargo, es difícil decir que DE LA TIERRA A LA LUNA no es ciencia-ficción, sobre todo cuando al avanzar la novela se cambia el objetivo original de los protagonistas, esto es; enviar un proyectil a la Luna por el puro placer de hacerlo, por el de hacer este proyectil habitable y embarcar en él a tres esforzados aventureros dispuestos a llegar a nuestro satélite.

La verdad es que, desde el principio, cualquier objeción teórica desaparece cuando el lector se sumerge en la lectura. La prosa de Verne ha envejecido notablemente, pero con todo se hace absorbente y divertida, como el pasaje donde describe a los socios del Gun-Club, hábiles artilleros parcialmente reconstruidos tras padecer los caprichos de sus instrumentos de trabajo.

Encabezados por su presidente, Impey Barbicane, los miembros de este club, en paro forzoso tras el termino de la Guerra de Secesión, idean el plan de construir el mayor cañón jamás fundido. El objetivo es claro, utilizar la Luna como blanco del monstruoso ingenio y ganar la gloria para los padres del invento.

Las dificultades y objeciones son resueltas y soslayadas con menor o mayor éxito, los cálculos efectuados y comprobados hasta el enésimo decimal, la ubicación del cañón estudiada concienzudamente (y hasta discutida políticamente) y el proyecto, con la ayuda de la entusiasta aportación popular, se pone en marcha para tener cañón y proyectil preparados en el tiempo previsto.

Pero hete aquí que Michael Ardan, un entusiasta aventurero francés, llega al centro de operaciones en Tampa con una idea que encantará a Barbicane y al animoso secretario del Gun Club. J. T. Maston. Ardan propondrá sustituir el proyectil esférico original por otro, hueco y troncocónico, con la intención de partir en el hacia la Luna.

Esta es la típica obra de Verne donde se nos inunda de cifras y datos técnicos, pero a diferencia de otras de su mismo estilo, esta escapa con mayor fortuna del fárrago y, como ya he dicho, es en ocasiones verdaderamente divertida (sospecho que tanto más divertida cuanto menos intención tenía Verne que lo fuera)

Interesante lectura veraniega, ahora que resulta más fácil encontrar en esta reedición de Plaza & Janés

© Francisco José Súñer Iglesias, 23 de junio de 1998 Créditos

Este texto puede ser libremente reproducido sin autorización previa y en cualquier medio bajo estas condiciones;

  • Siempre debe incluirse este pie de página.
  • No puede modificarse, a excepción de correcciones ortográficas y tipográficas o posibles traducciones.
  • El autor no renuncia a ninguno de sus derechos legalmente establecidos y se reserva la posible reclamación de las compensaciones oportunas si el medio donde este texto sea reproducido reporta beneficios económicos a su editor.

© 1998 Francisco José Súñer Iglesias
Publicado originalmente el 23 de junio de 1998 en www.ciencia-ficcion.com

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»DE LA TIERRA A LA LUNA (Julio Verne)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «DE LA TIERRA A LA LUNA (Julio Verne)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI