LA MADRE DE LOLITA. Un análisis de los Nabokov.

lolita

Fotograma de la película

Vladimir Nabokov fue famoso en Cornell, donde enseñó entre 1948 y 1959. Lo fue por varias razones, pero ninguna de ellas tuvo que ver con la literatura. Poca gente conocía lo que había escrito y muy pocos habían leído su obra. Destrozar a Dostoievski frente a doscientos estudiantes universitarios causó una enorme impresión, como también la aserción de que los buenos libros no deben hacernos pensar sino estremecernos. La fama se derivaba, también, del hecho de que el profesor nunca llegaba solo a la sala. Llegaba al campus conducido por la señora Nabokov, lo cruzaba con ella, y de vez en cuando llegaba a clases del brazo de ella, que le llevaba los libros. De hecho, el hombre que habló tan frecuentemente de su aislamiento, fue uno de los hombres más acompañados de la historia: especialmente en Cornell, donde se le vio siempre en compañía de su esposa. Y eso lo hizo legendario. La señora Nabokov se sentaba en la primera fila de la sala o, más a menudo, en el estrado, a la izquierda de su marido. Rara vez perdía una clase, y llegó hasta a ocupar el lugar de su marido frente a los estudiantes cuando Nabokov enfermaba. A menudo corregía ella misma los exámenes. Pero no hablaba cuando su marido estaba en la sala. Poca gente sabía algo de ella. Cuando Nabokov se refería a ella, lo hacía maliciosamente, llamándola su asistente. Solía decir entonces: «Ahora mi asistente moverá la pizarra al otro lado de la sala», «Mi asistente les entregará las tarjetas de examen», «Quizás mi asistente encuentre la página que busco», «Mi asistente dibujará un rostro ovalado [Emma Bovary] en la pizarra». Y la señora Nabokov lo hacía. Las acotaciones no aparecen en las lecturas publicadas.

Vera Nabokov era una mujer sorprendente, de pelo blanco y piel de porcelana, de figura fina y delgada. La discrepancia entre el pelo y el joven rostro era particularmente dramática. Era «mnemónica», como escribió Nabokov sobre Clare en ‘The Real Life of Sebastian Knight’, «dotada sutilmente del don de ser recordada». Y es aquí donde comienza el problema. De acuerdo a sus colegas de la facultad y a los estudiantes de Cornell, ella era luminosa, principesca, la elegancia personificada, «la mujer adulta más bella que mis ojos han visto»; o bien, una mujer patética, sin gracia, famélica, la Bruja Más Malvada del Occidente. A esos estudiantes y eméritos les hice la pregunta obvia: ¨Qué hacía, sesión tras sesión, la señora Nabokov en las clases de su marido? Las respuestas debían ser introducidas recordando que fue Nabokov mismo quien llamó al rumor la poesía de la verdad.
*La señora Nabokov estaba ahí para recordarnos que estábamos en presencia de la grandeza, y que no debíamos abusar de ese privilegio con nuestra falta de atención.
*Porque Nabokov tenía problemas del corazón. Ella lo acompañaba siempre con una ampolla de medicinas, dispuesta a intervenir en el momento oportuno.
*Esa no era su esposa, sino su madre.
*Porque Nabokov era alérgico a la tiza y porque no le gustaba su propia letra.
*Para ahuyentar a las alumnas. [Esto fue antes de la publicación de ‘Lolita’].
*Porque ella era su enciclopedia, en caso de que él olvidara algo.
*Porque él no tenía idea de lo que diría y, como no tenía memoria, ella tenía que escribir todo para que él recordara qué preguntar en los exámenes.
*El era ciego, y ella un lazarillo, lo que explica por qué llegaban a veces del brazo.
*Ella era ventrílocua.
*Ella llevaba una pistola en el bolso, y lo acompañaba para defenderlo.
Nadie está seguro sobre quién ponía las notas a los exámenes, y algunos ex estudiantes admitieron haber llegado a dominar el hábito de sonreír a la señora Nabokov, en la presunción de que su genialidad se dejaría ver en las notas. A menudo fue ella misma quien puso las notas, aunque esto no explica qué hacía en clases.
En la sala, era una presencia misteriosa y amenazante; era terriblemente rigurosa, pero estaba lejos de ser un ogro cuando se trataba de poner notas. Después de todo, Nabokov tenía sus propios asistentes, uno de los cuales recuerda haber leído y evaluado, aplicando una rigurosa escala de notas, ciento cincuenta exámenes.
Después de leer un examen dos o tres veces, llevaba la pila de tarjetas al despacho del profesor Nabokov, con la esperanza de poder conversar con el gran hombre. La señora Nabokov recibía los exámenes en la puerta, como si fuese un centinela entre el asistente y su marido. Los tomaba, subía inmediatamente todas las notas, y despachaba al asistente.

VERA NABOKOV CONOCIO A SU MARIDO en Berlín, en 1923. Tenía entonces 21 años. Había nacido en San Petersburgo como la segunda hija de un rico industrial judío que estaba a punto – cuando su hija vio por primera vez a su futuro marido – de perder lo que quedaba de su fortuna. Su familia dejó Rusia probablemente en 1921. Cuando la pareja se conoció, Nabokov tenía 24 años, era poeta y escribía en ruso; Vera Slonim conocía y admiraba su obra antes de conocerlo. Tenía sus propias aspiraciones literarias, que dejó rápidamente de lado, a menos que casarse con Nabokov en 1925 también cuente. Los dos sobrevivieron feliz aunque pobremente, con el dinero que ganaba ella trabajando como secretaria y con sus traducciones comerciales. Nabokov, por su parte, era, como dijo de sí mismo, «una escuela para señoritas», instructor de tenis y figurante de películas. Hacia mediados de los años treinta, estaba claro que los Nabokov (1) no volverían a Rusia en nada que se pareciera a un futuro cercano y (2) debían dejar alemania. Pasaron tres meses extremadamente difíciles en Francia, la mayor parte del tiempo en el sur, y se embarcaron hacia América. Para cuando embarcaron, como se lee al final de ‘Speak, Memory’, se habían derrumbado detrás de los Nabokovs tres mundos míticos y florecientes. Se habían aventurado ya tres veces a través del espejo.
Cuando llegaron a los Estados Unidos, Vera Nabokov tenía 33 años, un hijo de seis, un dominio deficiente del inglés, y un marido sin esperanza de obtener un trabajo fijo. De acuerdo a la leyenda, los Nabokov tenían sólo un billete de cien dólares en el bolsillo, que la señora Nabokov casi regala en su primer taxi en Nueva York, cuando creyó que debía al taxista 99 dólares en lugar de 99 centavos. Pero el taxista era un hombre honesto. Los padres de Vera habían muerto en Berlín; los otros parientes y amigos se encontraban en Europa, en estados diversos de peligro. Su alemán era excelente, su francés casi perfecto – fue probablemente su primera lengua – pero en su diario de vida admite que no le era fácil seguir en inglés cualquier tipo de conversación. El apartamento de los Nabokovs – en un edificio de piedra rojiza en la calle West Eighty-seventh – fue recordado por ella como «atroz de chico». Siempre leemos con fruición estos detalles familiares a la luz de Vladimir Nabokov y su obra, que para la señora Nabokov se traducen de otra manera, ya que nunca dejó de maravillarse con la laboriosidad del ama de casa norteamericana. Le escribió a su cuñada, exagerando, que como ama de casa no era mala, sino simplemente horrenda.
En los ocho años que tomó a los Nabokovs inmigrantes transformarse en norteamericanos, y a Vladimir en llegar a ser miembro de la facultad de Cornell, continuaron sobreviviendo casi de la misma manera que en Berlín. La señora Nabokov daba lecciones privadas de francés a algunas víctimas involuntarias que eran enviadas por sus padres, gente dispuesta a hacer cuanto pudieran por ayudar a los Nabokovs pero que sabían que ellos no aceptarían caridad. Ella trabajó como secretaria de varios profesores de lenguas de Harvard. Ayudaba a su marido a reescribir sus lecturas sobre literatura rusa, de modo que pudiera leerlas tres veces a la semana en Wellesley. Y se ocupaba, como lo había hecho desde los días en que eran novietes, como Clare lo hace en ‘Sebastian Knight’, de los asuntos literarios de Nabokov. Era la que primero leía todo lo que escribía Nabokov; ella suavizaba la prosa – cuando aún «estaba tibia y húmeda» -, aunque más tarde, cuando los estudiosos cuestionaron esto, ella negó todo tipo de injerencia.
Sin embargo, su letra se encuentra ahí, y es difícil no imaginar que Vera era en realidad la ficticia Clare, levantando una página de la máquina de escribir y declarando, «No, mi amor, no puedes decirlo así en inglés… Sí, por ejemplo», diría, y propondría una sugerencia precisa. (Veintiséis años más tarde, su marido describiría el papel de Vera en su vida literaria con palabras casi idénticas, como si estuviese citando su propia novela). Se ocupaba de ofrecer el trabajo de su marido a los editores, pasaba a máquina sus lecturas, e investigaba para él. Una vez llegó a ser la conservadora de facto de los lepidópteros en el Museo de Zoología Comparativa de Harvard. Meses después de su llegada al país, después de haber publicado su primer poema en ‘The New Yorker’, Nabokov se quejó de sus «horribles dificultades y problemas en manejar una lengua nueva». Al mismo tiempo, el inglés de la señora Nabokov se hacía más firme, más fluido, aunque sonaría siempre algo tieso. Ella decía que era el lenguaje que ella escribía con más facilidad y la lengua en la que respondía a sus correspondientes rusos.
A los pocos años de su llegada a los Estados Unidos, ella se ocupaba sin ayuda de nadie de las relaciones con los editores. Se debía esto en parte a que Nabokov se pasaba el tiempo mostrando mariposas en el museo o enseñando en Wellesley. Pero en realidad era lo que quería hacer. (En una lista de las cosas que Nabokov se jactaba de no haber aprendido nunca, se encuentran: escribir a máquina, conducir, hablar alemán, encontrar un objeto perdido, responder al teléfono, doblar planos, abrir paraguas, darle la hora a un filisteo. Es fácil imaginar en qué gastaba su tiempo la señora Nabokov). Muchas de sus cartas comenzaban así: «Vladimir comenzó esta carta pero tuvo que dedicarse apresuradamente a otra cosa y me pidió que siguiera yo». Hacía todo lo que podía para que su marido no existiera en el tiempo sino sólo en el arte, y así le evitó el destino de tantos de sus propios personajes, encarcelados en sus varias pasiones. Su genialidad estaba destinada al trabajo, no a la vida (algo que la señora Nabokov tenía que explicar regularmente a los parientes de su marido, cuyas cartas se las pasaba a ella para que se ocupase de responderlas). Esto condujo a una comprensible confusión acerca de la autoría, una confusión que se hizo peor con los años.
De una manera perfectamente nabokoviana, las dos identidades comenzaron a confundirse en el papel. Las cartas llegaban dirigidas a toda suerte de entidades: «Queridos VV», «Querida VerVolodya», «Querido Autor y Señora Nabokov». Muchas de los personajes distintivos de la narrativa de Nabokov – los dobles, los imitadores, los gemelos siameses, las imágenes del espejo, las imágenes distorsionadas del espejo, los reflejos en el cristal de la ventana, las parodias de sí mismo – se manifestaban ya en el esquema ideado por los Nabokovs para vérselas con el mundo, un esquema que podía dejar a un correspondiente sintiéndose como un libro: apabullado por una enredada y espléndida broma confidencial.
En los años cincuenta, Vera le escribió a un amigo de Wellesley:
«A V. le pidieron que sugiriera un candidato para la Guggenheim y creo que hice una carta muy adecuada, mencionando tus altas calificaciones. Por supuesto, V. la firmó, y la respuesta fue entusiasta». Este tango de pronombres fue usado con muy buenos resultados. Con dos voces a su disposición, los Nabokovs podían suavizar una observación o hacerla dos veces más cortante. La señora Nabokov le podía escribir a un editor que su marido pensaba que ella podía insinuar que ellos pusieran algunos anuncios – anuncios grandes, montones de anuncios. Y al mismo tiempo podía transformarlo en alguien distante y hacer sus juicios más divinos:
«Mi marido me pide que le diga que él piensa que ‘Ulises’ es, de lejos, la novela inglesa más grande del siglo, pero que detesta ‘Finnegans Wake'». Cuando ella necesitaba una voz más neutral, escribía como J.G. Smith, una secretaria ficticia de Cornell, que compartía la letra con la señora Nabokov.
A menudo escribía y firmaba las cartas de su marido, pero por lo general estaba claro que ella las había escrito. Pero también Nabokov se hacía pasar por Vera: muchas de sus cartas fueron escritas por él usando la tercera persona, en el tono más seco de su esposa, y dejaba que la señora Nabokov las pasara a máquina y firmara. Usaba su identidad, aunque ella nunca intentó utilizar la de él. Como su esposa estaba siempre a su lado, podía hablar en la primera persona del plural. Y, como a menudo la correspondencia no era con Nabokov sino sobre él, se creó un ser totalmente nuevo: un monumento llamado VN, alguien que ni siquiera era Nabokov. A él le gustaba explicar que el Nabokov vivo, el Nabokov que respiraba y que tomaba desayuno, era un pariente pobre del autor, y le encantaba referirse a sí mismo como «la persona que habitualmente personifico en Montreux». Este distante e inabordable VN fue, de muchas maneras, una construcción de Vera Nabokov. ¨De qué otro modo habría podido Nabokov fundar este estatuesco otro yo? Con la ayuda de Vera, el Vladimir Nabokov real desaparecía. Este juego de manos culminó en otro truco ilusorio del espejo, uno merecedor de ‘Despair’: se decía en Montreux que Vera era el negro de su marido, porque era a ella a quien se veía en el escritorio.
Vladimir escribía sólo cuando estaba en cama, o parado frente a su atril, o en la bañera.

¿DONDE APARECE VERA NABOKOV EN LA LITERATURA? En todas partes y en ninguna. Ella fue claramente más una musa que un modelo: es más su influencia que su imagen la que se cierne sobre las páginas. Ella queda menos manifiesta como autor que como inspiración e instigación. Es mencionada en el título original de ‘Speak, Memory’, ‘Conclusive Evidence’, con las dos V que a Nabokov le gustaban tanto, y, por cierto, en la página dedicatoria de casi todos sus libros. Es más fácil documentarla como la mano que guía que como musa, aunque Nabokov le reconoció este último papel en algunas entrevistas, y Brian Boyd habla de esto extensamente en su maravillosa biografía. ‘Speak, Memory’ ha sido interpretado como un homenaje a Vera; ‘Look at the Harlequins!’, escrito muchos años más tarde, exige ser leído de la misma manera.
Ciertamente, algunos de los años más productivos en la vida de Nabokov fueron aquellos inmediatamente posteriores al matrimonio.
Entre 1925 y 1935, escribió como si estuviese afiebrado. Cuando Vera Slonim conoció a Vladimir Nabokov, este era poeta; terminó su primera novela a los meses del matrimonio, y su octava ocho años después, antes del fin de la década. Nabokov recordaba un sueño que había tenido en 1924 en que se veía sentado al piano junto a Vera, pasando las páginas de una partitura. Cuarenta años después tuvo un sueño similar, en el que se ve dictando una novela a Vera, tan consciente de que lo hace «para agradarla y sorprenderla» que es repentinamente capaz de hablar en voz alta y con gran elocuencia. De todas formas, la podemos ver más claramente guiando la obra de su marido si la imaginamos en Cornell tal como se decía, llevándolo del brazo para animarlo a entrar en clase. En 1944, cuando mucha de la energía de Nabokov se invertía más en su trabajo lepidóptero que en sus escritos literarios, Nabokov le escribió a Edmund Wilson: «Vera ha tenido una seria conversación conmigo a propósito de la novela. Después de haberla sacado, de mala gana, de debajo de mis manuscritos sobre mariposas, he descubierto dos cosas: la primera, que la novela está bien, y la segunda, que las primeras veinte páginas deben ser pasadas a máquina otra vez, lo que haré con la mayor rapidez». (La novela se tituló ‘Bend Sinister’. Wilson comentó, luego de leerla: «Mi única posible objeción sería que tú, a veces, escribes frases ligeramente enredadas»). Sabemos que la señora Nabokov se impuso cuando su marido le anunció que planeaba escribir una novela sobre unos gemelos siameses; en lugar de ella, tenemos el cuento ‘Scenes from the Life of a Double Monster’. Sabemos que para ‘Speak, Memory’, ella escribió sus propios recuerdos de los primeros días de su hijo Dmitri, a petición de Nabokov. El ambicioso proyecto de traducir a Pushkin comenzó a insistencia de Vera. Nabokov se había quejado amargamente acerca de las traducciones existentes; y ella, inocentemente, sugirió que lo intentase él mismo. Aquí casi destronó a la esposa de Tolstoy. Puede que no haya transcrito innumerables veces ‘La guerra y la paz’, pero sí pasó a máquina las trescientas páginas del manuscrito de ‘Onegin’, y se pasó horas investigando para las notas.
¨Le gustaba a ella lo que hacía? Debe de haber tenido sus dudas.
En 1959, después de que Nabokov hubiese terminado una modesta traducción en la que ella había colaborado, le escribió a un amigo: «Juro que esta será la última traducción que le dejo hacer en mi vida». Trabajarían aún cinco años más antes de terminar ‘Onegin’.
La famosa ‘Lolita’ no habría sido concebida jamás sin la señora Nabokov: si ella no hubiese existido en la época de su publicación americana, su marido habría tenido que inventarla, tanto identificaba la gente a Vladimir Nabokov con Humbert Humbert. En los ágapes en torno a la publicación, los admiradores le dijeron al matrimonio Nabokov que ellos no habían esperado exactamente que el autor se apareciese con una esposa de treinta y tres años y de pelo blanco. «Sí», respondería ella, sonriendo, imperturbable:
«Por eso estoy aquí». Por lo menos dos veces, Nabokov se propuso echar su novela al incinerador de Ithaca, tal como John Shade con sus manuscritos en ‘Pale Fire’. Su mujer lo detuvo. Ella era la mujer que conducía el Oldsmobile donde, en el asiento trasero, él escribió la novela; ella fue la mujer que durmió en todos los cuartos en que lo hizo Humbert Humbert. Ella hizo todos los arreglos para su publicación. Una vez, ella recorrió Nueva York con una bolsa de papel marrón en la mano en la que se encontraba el manuscrito que su marido había descrito a su editor como una «bomba de tiempo». ¨Hay algún rastro de la señora Nabokov en la novela? No, pero sus huellas se encuentran en todas partes.
(Algunas personas han insistido en buscarlas. Después de que Lionel Trilling conoció a los Nabokovs, en Ithaca, le dijo a su esposa que tenía el vago presentimiento de que Vera Nabokov era Lolita).
Cuando la señora Nabokov aparece en la narrativa, lo hace más a menudo como su anti-yo que como ella misma. Las esposas que aparecen en la obra de Nabokov son mujeres que ya se han ido o que están prontas a hacerlo: son esposas muertas, caprichosas, extraviadas, idiotas, vulgares, abandonadas, inútiles, intrigantes. En comparación, Clare, en ‘Sebastian Knight’, parece ser una reencarnación tardía de un personaje que aparece en la obra de Nabokov después de que Vera y Vladimir se conocieran. En ‘Sounds’, una corta historia de septiembre de 1953, Nabokov introduce a una mujer radiante, delicada, de manos delgadas, de ojos claros y mirada evasiva, con una cabellera que se confunde con la luz del sol. Esa descripción física se aplica igualmente bien a Zina, de ‘The Gift’, la primera novela que cualquiera que haya conocido a los Nabokovs en Berlín mencionará cuando se hable de Vera. Las voces narrativas de Nabokov pueden ser apasionados admiradores de secretarias inteligentes, entre las cuales la descripción de Clare corresponde más estrechamente a la de la señora Nabokov.
«Pero lo mejor de todo era que ella era una de esas raras mujeres que no dan las cosas por sentadas y que ven las cosas cotidianas no solamente como espejos familiares de su propia femineidad. Tenía imaginación – el vigor del alma – y esta tenía una cualidad particularmente fuerte, casi masculina. Poseía, también, ese sentido real de la belleza que tiene menos que ver con el arte que con la constante agilidad para discernir la aureola alrededor de una sartén o la similaridad entre un sauce llorón y un terrier Skye. Y, finalmente, estaba dotada de un fino sentido del humor.
No sorprendía que ella calzara tan bien en su mundo».
Sibyl Shade se parece a la señora Nabokov de manera superficial; una doble de Vera hace una corta aparición del brazo de un escritor en ‘King, Queen, Knave’. Pero solamente el ‘Tú’ de ‘Speak, Memory’ y de ‘Look at the Harlequins!’ – el ‘Tú’ sobre el cual Nabokov rehusó rotundamente responder – reflejan verdaderamente a su mujer.
Mientras que Nabokov mismo admitía que a menudo aparecía, en los espejos de su obra, una especie de imagen reflejada de Vera, la señora Nabokov negaba categóricamente cualquier semejanza. Por supuesto, yo no soy Zina, protestaría ella: Zina es solamente mitad-judía, y yo lo soy enteramente. De la misma manera, a Nabokov le gustaba negar cualquier semejanza entre sus personajes y él: ­Pero él identificó mal a una mariposa! A mí no me ocurriría jamás. ­Pero él habla mejor alemán que francés!, por lo tanto yo no soy ese personaje. Para complicar las cosas, la señora Nabokov, tan puntillosa en todo lo que concernía a su marido, hacía lo posible por ser vaga, evasiva o directamente imprecisa. Cuando le preguntaban cómo había conocido a su marido, no titubeaba en responder, incluso a un buen amigo: «No me acuerdo». En una ocasión, cuando Nabokov comenzó a revelarle a un estudioso americano cómo se habían conocido, Vera interrumpió la historia de su marido con una virulenta pregunta: «¨De dónde es usted, de la KGB?» Otras esposas han sido exiliadas de los libros de historia; esta se exilió enérgicamente a sí misma.
No hay necesidad de elaborar sobre los correlatos ficticios porque, primero, mientras nos ocupamos activamente de encontrar a Vera en las novelas, tenemos la impresionante versión de él en sus cartas. Y en la vida misma, Nabokov era de muchas maneras su propia contraparte fictiva. Como advirtió uno de sus editores favoritos: «Es una idea falsa imaginar que existe un Nabokov real». Se inventaba a sí mismo, estaba constantemente imitándose, era tanto en la vida como en el papel un actor actuando, un conspirador conspirando. Y el acto del mago, a medida que se desarrollaba con los años, necesitaba de una asistente.
El resentimiento hacia la señora Nabokov se acumuló en igual proporción que la mística. ¨Quién era esta Aguila Gris en la sala, se preguntaban los estudiantes, mientras que los miembros de la facultad – muy conscientes de que Nabokov no había sacado el doctorado, no tenía estudiantes graduados ni mechones y, hacia los años cincuenta, sí tenía matrículas altamente envidiables – se irritaban con la rutina del marido y su esposa. Cuando Nabokov fue considerado para una ocupación en otro lugar – y él buscó otra colocación durante un año después de llegar a Cornell -, un ex colega puso freno a la idea, diciendo: «No se preocupen de contratarlo; su esposa lo hace todo».
Nabokov no hizo nada para contener este tipo de insolencias. Le dijo a sus estudiantes que Ph.D. quería decir ‘Departamento de filisteos’. Pasaba sus horas de recibo a Vera. E incluso se tomaba sus propias y buenas actuaciones de manera displicente. Cuando un amigo insistió en asistir a una de sus lecturas, Nabokov concedió, diciendo: «Bien, si insistes en tu masoquismo». Sus colegas se sentían celosos de su cantidad de estudiantes, desconcertados por su cazamariposas, atónitos ante la lealtad de la esposa. En esto último se hacían eco de Edmund Wilson, que odiaba que ella se metiera en los exámenes y su devoción. En su diario, Wilson se quejó: «Vera está siempre de lado de Volodya y uno la siente erizarse de hostilidad si, en su presencia, uno está en desacuerdo con él». A las esposas de otros escritores se les ha preguntado a bocajarro porqué no podían parecerse más a Vera, que era considerada el patrón oro, la Campeona Internacional del Concurso Esposa-de-Escritor, como dijo el novelista Herbert Gold.

 

SE HA DICHO QUE LOS NABOKOVS HICIERON de su matrimonio una obra de arte. Más exactamente, su matrimonio fue refinado por el arte del trabajo. La correspondencia editorial comenzó a aumentar después de la aparición de ‘Lolita’, cuando la señora Nabokov debió escribir cuatro cartas diarias a un solo editor. «Le escribí hoy, pero Vladimir me pide que lo haga otra vez», comenzaba una nota dirigida a Putnam’s en 1958. Muchas de esas cartas estaban apiladas como un helado napolitano: en inglés, en francés, en ruso. La máquina de escribir iba a todas partes, no para él sino para ella. No hay ninguna evidencia de que hayan salido alguna vez de vacaciones. Dmitri Nabokov observó: «El tiempo de atención que podía dedicar a la entretención pura, era muy limitado». A mediados de los años sesenta, cuando los Nabokovs se encontraban viajando por Italia, ella negociaba una cláusula en el contrato con Putnam’s en cada ciudad. Después de ‘Lolita’, el Nabokov público, la voz de Nabokov era Vera Nabokov. El estudiante que mencionó que ella era ventrílocua no estaba muy lejos de la verdad.
Cuando Nabokov quiso tener información sobre la versión fílmica de ‘Lolita’, le escribió a Stanley Kubrick varias veces. Vera firmó una carta: «Vladimir me pide que le diga que le alegraría hablar con usted, provisto que no le moleste que él hable a través de mí». Por alguna razón, VN se sintió obligado a escribir él mismo, o como si fuese él mismo: «Me gustaría hablar con usted, pero odio las conversaciones por teléfono, especialmente si son de larga distancia. Si usted habla con mi esposa, yo estaré a su lado durante la conversación». Nabokov raramente atendía el teléfono.
Se rumoreaba que su esposa lo tenía como rehén.
¨Cómo se sentía ella en esta situación? Se excusaba ante los amigos por el retraso en responder, pero rara vez permitió que las disculpas se transformaran en un tema. Así se la ve en 1963, tan cerca del borde como parece haberse aventurado: «Estoy completamente agotada con las cartas de Vladimir (quiero decir, con las que recibe y yo debo responder) y no se trata solamente del trabajo físico sino también de que quiere que yo tome todas las decisiones, que me exigen más tiempo aún que el pasar a máquina. Incluso cuando Dmitri era un bebé aún, tenía más tiempo de ocio que ahora. No creas que me quejo, pero no quiero que pienses que soy descuidada». Ella habitualmente enfatizaba lo poco calificada que estaba para el trabajo. Justo después de la publicación de ‘Lolita’, le escribió a un amigo acerca de la insoportable presión del trabajo – especialmente, dijo, porque su marido se negaba a mostrar el menor interés en sus propios negocios. «Además, no soy de ninguna manera una madame Sevigné, y escribir diez a quince cartas al día me deja exhausta».
Veinticinco años más tarde, después de que no había cambiado nada excepto la cantidad de trabajo, le dijo al mismo amigo que ella era una muy mala escritora de cartas, lo había sido toda la vida, pero que sin embargo en los últimos treinta o cuarenta años de su vida no había hecho otra cosa. Con un poco de pena, reconoció en determinado momento que todos sus nietos eran de letras. Pero se dedicaba a ellos con meticulosa atención. Pasaban los años y ella cada vez trabajaba más duramente. Corrigió la versión alemana de ‘Speak, Memory’, la francesa de ‘Strong Opinions’, la poesía de Nabokov en italiano, y comenzó a traducir ‘Pale Fire’ al ruso, después de la muerte de su marido. La última traducción fue difícil, le escribió a algunos amigos, pero a los ochenta años se sentía sola y mal de salud, y el trabajo la hacía feliz. Ese año, calculó ella para sus abogados, trabajó seis horas al día respondiendo la correspondencia, en negociaciones y en traducciones. Poca gente se ha dado cuenta de lo mucho que trabajó. A comienzos de los años setenta, el crítico literario Alfred Appel le dio un consejo: «No tienes que pedir excusas por atrasarte con la correspondencia de VN. Hay sólo una solución. Haz una huelga exigiendo mejores horarios y condiciones de trabajo.
Manifiéstate frente al Montreux Palace – el hotel que era su hogar en Suiza – con una pancarta, diciendo algo como ‘VN es injusto con los servicios auxiliares’. Seguro que surtirá algún efecto».
Por supuesto, ella no hizo nada de esto; las cartas personales están, en cambio, llenas de preocupación acerca de lo duro que está trabajando Nabokov, de lo difícil que es convencerlo de que descanse. Y ella estaba altamente calificada para el trabajo. Su ruso era, según su marido, «estupendo»; su memoria poética excepcional (entre otras muchas cosas, se sabía de memoria ‘Eugene Onegin’ y prácticamente toda la poesía de Nabokov); y era sumamente sensible a las frases bien hechas; parecía empecinada en vivir una vida fuera de la suya propia. Era el ayuda-de-campo ideal en la guerra contra el snobismo. Como Nabokov, era sinestésica, que en el caso de ambos quería decir la habilidad de ver y visualizar letras y sonidos en color. Fue una opción de esposa tan perfectamente lógica para Nabokov que el hecho de que se hubiera casado con ella por otra cosa que por razones prácticas era fácilmente pasado por alto. Compartía con su marido el cuidado por el detalle: en su diario de vida, Nabokov citaba frecuentemente sus oportunas y poéticas observaciones. Pocos vieron este lado de ella. Ella no mostraba su encanto en el papel; uno tenía que ganar primero su confianza antes de poder presenciar su humor, su ternura, sus ágiles giros lingüísticos. (Durante una visita que hicieron con unos amigos al Montreux Palace, Nabokov quiso poner azúcar a su café pero la volcó fuera de la taza. Vera le informó, con agudeza: «Querido, te acabas de azucarar los zapatos». Más a menudo, la gente sólo vio a la dura partidista, luchando por reconocimiento literario en un mundo de filisteos. No parece haberse dado cuenta de la mala voluntad de la gente, de su reputación matahari. Si sabía que una mujer vergonzosa, reservada hasta lo enfermizo y altamente honesta podía resultar irritable, distante e intransigente, no parece que le haya importado. La perfecta asistente del mago, podía ser aserruchada en dos sin perder ni la compostura ni la dignidad.
Su abogado se impresionó cuando – en el penumbroso bar del Pierre Hotel en 1967 – ella acosó al editor americano de su marido para que accediera a concesiones sin precedente. Lo hizo sin decir una palabra. El mismo abogado pensó que era casi una clarividente cuando ella insistió en aumentos por razón del costo de la vida en los contratos de su marido – aumentos que luego probaron ser altamente provechosos. El abogado no había estado en San Petersburgo ni en Berlín en los años veinte; la señora Nabokov sí.
Estaba acostumbrada a tocar fondo. En Nabokov marcó su obra; a ella le formó la personalidad.
Sus frustraciones eran las de vivir una vida metódica en un mundo desordenado, de producir textos perfectamente mecanografiados en un universo donde los tipógrafos son humanos. Juzgaba a la gente – y sobre todo a ella misma – de acuerdo a las normas de la literatura de su marido: normas que pocos de nosotros, y menos los editores, pueden satisfacer. Ella y Dmitri le dieron a Nabokov lo que el mundo había tratado de quitarle: estabilidad, privacidad y un ambiente de gusto europeo, de humor original, de opiniones fuertes y de un ruso exquisito e incorrompido. Durante muchos años, Nabokov fue un tesoro literario en busca de una nación; Vera fue algo así como el país en el cual él vivió. Juntos, ocuparon un reino aislado propio, el tipo de mundo de fuera de este mundo en el que los personajes de Nabokov a menudo encontraban solaz.
«Inseparables y autosuficientes, ellos dos forman una multitud», observó un antiguo estudiante de Cornell. ¨Qué podría haber sido más desorientador que esa larga serie de casas alquiladas en Ithaca, de gatos alquilados, de vajilla alquilada y fotos de familia alquiladas? No sorprende que Nabokov haya tratado todo esto como si no fuera real. Y lo era. Le gustaba insistir en su aislamiento, para probar que había sido la quimera de otro. Cuando un biógrafo le presentó una lista con la gente que esperaba entrevistar, Nabokov agregó algunas observaciones. Las notas dicen: «Le caigo mal / apenas lo conozco / un enemigo / lo conozco muy poco / desconocido / lo conozco apenas / no estoy seguro de conocerlo / nunca le vi / desconocido / un primo / un hombre con una gran imaginación, que me vio en 1916 la última vez / un producto de su imaginación».
Volvamos brevemente a la sala de clases de Cornell. Nunca sabremos exactamente qué estaba haciendo allí la señora Nabokov, tal como no sabremos nunca cuál era el papagayo de Flaubert. (Ella poseía un arma, pero no hay evidencias de que la haya portado consigo a clases; Nabokov gozaba en general de buena salud y no era alérgico a la tiza. Ella era una enciclopedia, pero también lo era él). Un indicio de una respuesta quizás se encuentre en ‘Bachmann’, un cuento de 1924. La estelar carrera del pianista Bachmann comienza el primer día en que su admiradora, la señora Perov, se sienta «muy recta y bien peinada» en la primera fila de uno de sus conciertos. Y termina la primera noche en que ella no aparece, cuando, después de sentarse al piano, él se da cuenta de que hay una butaca vacía en la primera fila. Un cornelliano parece apreciar el secreto de Bachmann al recordar las actuaciones del profesor Nabokov. «Era como si dictara la clase para ella», caviló el estudiante. Nabokov decía que la mejor audiencia que un artista puede imaginar es «un cuarto lleno de gente llevando la misma máscara que él». Refiriéndose a la señora Nabokov, le dijo a un entrevistador: «Ella y yo somos mi mejor audiencia. Debería decir, mi principal audiencia». ¨Para quién pudo haber estado escribiendo ese día en Cornell cuando apuntó en la pizarra los nombres de los cinco más grandes poetas rusos? Incluyó a alguien llamado Sirin, su propio pseudónimo de los años transcurridos en Berlín. «¨Quién es Sirin?», preguntó un estudiante intrépido. «Ah, Sirin. Voy a leer algo de él», dijo Nabokov, sin inmutarse y sin más explicación. Una mañana particularmente obscura en Ithaca, Nabokov comenzó a dictar clases en la obscuridad. A los pocos minutos, Vera se levantó de su silla en la primera fila para encender las luces del anfiteatro. Cuando lo estaba haciendo, una beatífica sonrisa apareció en el rostro de Nabokov. «Señoras y señores», dijo, gesticulando orgullosamente: «Mi asistente».
Probablemente la persona que más trataba de hacerse invisible – ante él – era la más visible. Seguramente ella lo sabía. Nadie parece haberse atrevido a preguntarle si se sentía oprimida, eclipsada o, igualmente, fundamental, indispensable, una compañera creativa. Ella estaba demasiado ocupada en desviar la atención de sí misma como para que alguien hubiese tenido oportunidad de preguntarle. Cuanto menos me menciones, le dijo a un biógrafo, más cerca estarás de la verdad. Elevó el Ser la Señora Nabokov a una ciencia y un arte, pero pretendía que esa persona no había existido nunca. Sentía claramente que estaba, no a la sombra de su marido, sino a su luz. Cuando lo vio la primera vez, pensaba que él era el más grande escritor de su generación; y a esa simple verdad se mantuvo leal por sesenta y seis años, como si quisiera compensar todas las pérdidas y agitación, los accidentes de la historia. Un colega de Cornell observó en un artículo que cuando la señora Nabokov se veía obligada a leer las conferencias de su marido, no modificaba ni una palabra. En los márgenes, sin embargo, la señora Nabokov lo reprendía. ­Por cierto, ella no había cambiado una sílaba! ¨No había comprendido aún que una conferencia era una obra de arte?
Un admirador americano encontró a los Nabokov en Italia, en 1967.
Estaban bajando por el sendero de una montaña, con cazamariposas en las manos. Nabokov estaba radiante; antes en ese mismo día había avistado un especimen raro, precisamente el que había estado buscando. Y había vuelto a casa a buscar a Vera. Quería que ella estuviera con él cuando lo capturara.

Stacy Schiff

Copyright ©The New Yorker/Traducción Claudio Lisperguer

Las doce sillas (Ilf y Petrov)

Las doce sillas, de Ilf Y petrov

Las doce sillas, de Ilf Y petrov

Lo sabéis todos los que leéis a menudo los comentarios sobre libros en esta web: tengo debilidad por los rusos y me acerco siempre a ellos con la ilusión del que está a punto de abrir un regalo y no tiene aún ni idea de lo que puede contener el paquete.

En esta ocasión, tengo que reconocer que la conclusión es agriduclce: pro una parte, me he divertido mucho con algunos pasajes de este libro absurdo, desenfadado, demencial y surreealista por momentos, lleno de personajes que perfectamente podrían haber salido de la novela picaresca española. Por otro lado, creo que el libro ha sufrido mal el paso del tiempo, y lo que en su día podía ser novedoso, hoy es un poco manido; lo que en su día podía ser grotesco, hoy es bastante simplón, y lo que en su día podía ser un ataque social, con crítica política, soy es un mar de bostezos partidistas.

Tenemos que decirlo claro: el libro es propaganda soviética, se escribió como tal, y se publicó como tal en los años treinta, después del NEP, el periodo del gobierno de Lenin en el que se permitió tímidamente la iniciativa empresarial privada. Publicado en tiempos de Stalin, lo que se pretende dar a entender es que cualquier cosa que sea pretender ganar algo de dinero es una basura que te convierte en un ser ruin, mísero, codicioso y despreciable. De hecho, no hay un sólo personaje que pretenda tener un negocio que no sea a la vez un canalla intentando aprovecharse de su prójimo.

Dicho esto, el héroe del libro es un tipo sin oficio ni beneficio, el típico pícaro, que busca las debilidades de los demás para vivir a su costa y burlarse de ellos. La trama consiste en la búsqueda de doce sillas de un comedor confiscadas durante la revolución, puesto que en una de ellas una mujer de la nobleza escondió sus diamantes. Elrecorrido pro distintas situ7aciones y peripecias es realmente divertido. La conclusión, no está a la altura ni de lejos.

Pero no se puede decir que sea una estafa. En absoluto. Es un libro ligero para gente ligera. Como tal, cumple.

 

El compromiso (Sergei Dovlatov)

El compromiso, de Sergei Dovlatov

El compromiso es la tercera obra que he leído de este extraño autor ruso, y comparte con las dos anteriores, «los nuestros» y «la maleta» , la estructura fragmentaria, basada en contar pequeñas anécdotas o historias sueltas unidas por un único hilo conductor. En este caso, Dovlatov recorre las peripecias que iban surgiendo con los distintos compromisos que le encargaba el periódico estonio en el que escribía durante la época Breznev, en la Unión soviética.

Aderezadas de humor negro, las historias que conforman este libro son pequeños análisis del espìritu humano, en un momento y un país en el que las malas personas hacen el mal y las buenas personas son «las que hacen el mal, pero en cambio, no lo disfrutan».  La burla y la irreverencia brillan a todas horas como una constante universal, mientras el protagonista, alcohólico crónico como el propio autor, va buscando el modo de cumplir con su trabajo al tiempo que no pierde ninguna ocasión para «emborracharse a primera hora de la mañana y tener así el resto del día libre»

Quizás el rasgo que más me haya gustado del libro es lo profundamente enraizado que se encuentra en la tradición rusa, con sus antihéroes patéticos, sus soplones al gobierno, sus locos rematados que se olvidan de toda prudencia, y la solemnidad de e unas instituciones que tratan de imponer respeto a los demás mientras se sienten incapaces de tomarse en serio a sí mismas.

Los encargo que recibe Dovlatov son perlas de concentrado surrealismo: fotografiar a la dueña de la vaca que más leche a ha producido en el país, acudir al entierro de un líder político que no conoce y glosar luego su panegírico, entrevistar a una chica que no tiene nada que decir pero necesita ser entrevistada para poder regresar a su casa… y así sucesivamente hasta completar un conjunto que da a entender que son las gente y no los tiempos ni los regímenes políticos los que verdaderamente moldean el perfil de la existencia.

Bueno y breve. Totalmente recomendable.

Vida y destino (Vasili Grossman)

Vida y destino, Vasili Grossman

Dos prisioneros rusos, muertos de hambre, cubiertos de miedo y piojos, hablan entre sí en un campo de internamiento nazi. -¡Qué bien estamos aquí! Imagina que estuviésemos en Siberia, en manos de los nuestros. A estos al menos los podemos odiar.

Así empieza una obra minumental sobre la batalla de Stalingrado vista desde el lado ruso, con una visión tan salvajemente realista que no es de extrañar que el libro no pudiese ser publicado hasta muchos años después de la muerte de su autor.

En 1985 Seix Barral publicó una primera versión en castellano de esta novela,traducida no del ruso sino del francés. La edición pasó casi completamente inadvertida, por lo que el desconocimiento de Vassili Grossman y su obra siguió pesando en el mundo de habla hispana, quizás porque el momento no era el más favorable desde el punto de vista ideológico, con una especie de extrñao Zeitgeis apuntalando los maltrechos muros de la URSS para retrasar su inevitable caída. Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores subsanó posteriormente esta  deficiencia al lanzar una traducción íntegra de Vida y destino desde su idioma original, en momentos en que las circunstancias históricas favorecen la recepción de la obra de Grossman, tras la derrota completa del bloque comunista.
 

Vida y destino responde al vasto plan de abarcar el mundo conocido de su autor en una coyuntura tan crucial como fuera la batalla de Stalingrado, decisiva en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una ‘novela total’, ambiciosa modalidad que ha hecho escuela en la literatura rusa. Dostoievski, Tolstói, Pasternak, Bulgákov, Solyenitzin, en menor medida Turguéniev y Sholojov; son los nombres más representativos de esta tradición, a la que ahora sabemos se suma Vassili Grossman. Y lo ha hecho del modo más propio: cultivando un estilo llano y natural, carente de artificios esteticistas pero con algunos efectos teatrales muy cercanos al gusto ruso por lo trágico.

Vida y Destino es, en efecto, una de esas obras río en las que todo fluye y en las que parece que nada importa. Y cuando decimos que nada importa nos referimos a que el autor parece adoptar a veces el punto de vista de la naturalñeza, que simplemente deja correr los acontecimientos, sin preocuparse demasiuado de quién vive y quién muere, porque ese es el destino inevitable de todo y de todos. 

El arraigo de esta tradición debe mucho a la circunstancia de que la literatura pueda constituir una excelente manera de dar cuenta de épocas convulsas, a falta de otras vías.  La Rusia de los últimos siglos ha sabido de este problema, como muchos otros países; lo que en ella ha potenciado a la literatura como forma de representación social y proveedora de orden es un relativo rezago en otras áreas culturales que pudieran responder al apremio aludido, con similar eficacia a la prestada por la novela. Y en Rusia han sido artífices de la novela, tal vez mejor que filósofos, sociólogos o científicos,quienes han asumido el ingente deber de captar el espíritu de una época y trazar el retrato de la misma. Desde Oblomov al Don apacible, desde Guerra y Paz al Archipiélago Gulag, los escritores rusos nos presentan apersonajes en busca d eun destino que no sale a su encuentro, sino que se muestra esquivo, perezoso, sin querer convertirse en fatalidad.

En Vida y destino se yuxtaponen la grandeza terrible de lo épico y lo conmovedor de la cotidianeidad. Épica más bien sórdida y atroz, en este caso, puesto que concierne a una de las guerras más despiadadas de la historia, aquella que sacrificó a millones de alemanes y soviéticos en nombre de unos regímenes e ideologías que son vergüenza de la humanidad. Y una cotidianeidad asaltada y despedazada por la contingencia histórica, pero rehecha sobre la misma complejidad de la naturaleza humana, manifiesta tanto en las grandilocuentes justificaciones de la abominable matanza como en los pequeños instantes en que el hombre común despliega las más corrientes de sus facultades. Lo familiar, lo humano, lo incomprensible, tiene mucho de romántico en esta novela, donde de vez en cuando, a borbotones, la irracionalidad de lo humano se antepone a toda lógica y todo razonamiento.

El universo de personajes de la novela es representativo de una variedad posible de categorías humanas y situaciones en que se ven envueltas. Hay de todo: generales y soldados,comunistas recalcitrantes y disidentes, valientes y cobardes y mucho más. Nunca se trata de tipos humanos monolíticos o acartonados. En Vida y destino no hay lugar para simplismos ni para la caricatura. El mezquino puede en cualquier momento mostrarse magnánimo como el que más. El hombre de talante íntegro es susceptible de quebrarse y cometer una villanía. El comedido puede volverse imprudente, y el imprudente mostrarse comedido. Tampoco hay maniqueísmos: los pocos alemanes que habitan la novela no son una encarnación apócrifa del mal, sino que se muestran tan vulnerables como cualquier ser humano. Lo mismo que Krímov, un comisario comunista que de victimario se torna víctima de la paranoia estalinista. Grossman es aquí heredero de Balzac y nos muestra una comedia humana que poco tiene de comedia pero que lo tiene todo de humana.

Vasili Grossmann

La amplitud y diversidad en los personajes tiene su correlato en la gama de escenarios en que ellos se desenvuelven.La novela tiene su vórtice en la batalla de Stalingrado, pero no se reduce a un mero relato bélico, sino que comprende situaciones paralelas en lugares distintos, tan heterogéneos como un campo alemán para prisioneros de guerra, un campo de trabajo forzado soviético, la estepa caucásica, la prisión moscovita de la Lubianka, un instituto científico, etc. La mirada panorámica de Grossman refleja la multitud de circunstancias que concurren en la decisiva instancia en que las dos mayores potencias totalitarias de Europa concentran su esfuerzo bélico en la ciudad del Volga. Y entre tanto, en la retaguardia, continúan las pequeñas mezquindades de quienes hacen equilibrismos sobre el alambre de la ortodoxia política, los que buscan pequeños ascensos, denuncian a sus vecinos o se enfrentan a verdaderas epopeyas para conseguir una habitación un poco más grande, o un poco más de combustible para la estufa.

Es cierto que la novela tiene como una de sus dimensiones principales la denuncia radical del totalitarismo. Respecto del fascismo –término genérico empleado por el autor-, la denuncia es patente en la representación del martirio de los judíos, eficaz en un par de pasajes que se encuentran entre los más dramáticos de la novela: el de la carta de la madre judía de uno de los protagonistas, Viktor Pávlovich Shtrum,a cuyas manos llega después de asesinada su madre por los nazis; y el del acarreo de una cantidad de judíos a un campo de exterminio. Su destino final es una cámara de gas, en la que otro personaje, Sofía Ósipovna Levinton, consuma al fin su naturaleza maternal con un niño al que ha conocido hace poco.Pero también esta denuncia procede según la modalidad de incisos discursivos en los que el autor declara la guerra al fascismo, contraponiéndolo explícitamente a toda aspiración libertaria y humanitaria. El fascismo –en este sentido- es el enemigo ya no tanto del comunismo soviético como de la patria gran-rusa y de la humanidad toda, incluidos los propios alemanes (sus primeras víctimas).

Por otra parte, la denuncia del régimen soviético es de tipo ‘interno’, consecuentemente con el hecho de que sea el comunismo estalinista la versión de totalitarismo que se ha apoderado de Rusia y su imperio plurinacional y se erija, de este modo, en su enemigo endógeno –así como el fascismo es su enemigo externo-. Grossman nos muestra la perversidad del estalinismo desde la entraña misma del régimen, supresor de libertades y derechos y corruptor de toda relación humana: el del estalinismo es un ambiente emponzoñado por la constante persecución y delación de la individualidad, siempre acosada por el miedo, la doblez y el servilismo. Sin formulaciones discursivas ni sentencias condenatorias, por demás imposibles en el contexto de la época, la tiranía estalinistaes objeto de la acusación que subyace en la certera descripción desus rigores. Tan certera que el régimen impidió la publicación de la novela –y un editor llegó a decirle a su autor que este impedimento se extendería por doscientos años. Por fortuna no ha sido así-.

Pero la novela no consiste en un simple instrumento de denuncia que reduzca su valor al de un burdo folleto de propaganda ideológica. En ella el propósito utilitario circunstancial –universal, si se trata de la crítica del totalitarismo- se imbrica con la intención primordial de retratar, desde las posibilidades ofrecidas por el arte novelístico, un vapuleado fragmento de humanidad, en el que hay sitio –como siempre ocurre allí donde haya seres humanos- para toda clase de pasiones y sentimientos. Así por ejemplo, Shtrum, inserto en la vorágine de la guerra y el despotismo, tiene tiempo para enamorarse de la esposa de un colega que también se ha enamorado de él y prefiere permanecer leal a su marido. Lo que sugerido de esta manera pudiera parecer argumento de culebrón, en la novela se reviste de la mayor naturalidad. Grossman trata este tema con la dosis precisa de arte y realismo, y en sabia mixtura con los demás elementos de una novela que se nos muestra inmensa como la vida. No sólo calidez sino también verismo, nada menos, es lo que se obtiene con esta delicada historia de amor frustrado. Y esta es sólo una de las vívidas demostraciones de humanidad con que nos topamos en la lectura de Vida y destino.

En esta novela, ningún régimen ni ninguna ideología salen bien parados. Todos aparecen como enemigos del hombre y de sus pequeñas cosas. El fascismo co mosntruo y el comunismo com monstruo, encarnados en un antagonismo que el autor nos sabe mostrar como falso a fuerza de constantes paralelismos. A menudo es difícil saber a qué mosntruo se refiere hasta que nos e mencionan los nombres porque todos, de un lado y del otro, fascistas y comunistas, son un mismo enemigod e la gente que quiere sólo vivir.

Esta reseña es una modificación de la aparecida en : http://www.hislibris.com/vida-y-destino-vasili-grossman/

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Vida y destino (Vasili Grossman)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Vida y destino (Vasili Grossman)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Bibliografía de Literatura Argentina

 ABALOS, JORGE W. (1915-1979)

– Cuentos con o sin víboras (1942)

– Shunko (1949)

– Animales, leyendas y coplas (1953) ABELLA CAPRILE, MARGARITA (1901-1960)

– Ensayos (1916)

– Nieve (1919)

– Perfiles en la niebla (1923)

– Sombras en elmar (1930)

– Sonetos (1931)

– Cincuenta poesías (1938)

– Geografías (1936)

– Cincuenta poesías (1938)

– Lo miré con lágrimas (1950)

– El árbol derribado (1959) ACEVEDO DIAZ, EDUARDO (1882-1959)

– Ismael (1888)

– Grito de gloria (1898)

– Lanza y sable (1914)

– Brenda (1917)

– Los nuestros: estudios de crítica (1910)

– Ramón Hazaña (1932)

– Argentina te llamas (1934)

– Eternidad (1937)

– Cancha larga (1939) ACUÑA, ANGEL (1885-1956)

– Ensayos (1926)

– Ensayos (1932)

– Ensayos (1939) ADLER, MARIA RAQUEL (1901-1974)

– Revelación (1922)

– Místicas (1923)

– Cánticos de Raquel (1925)

– La divina tortura (1927)

– De Israel a Cristo (1933)

– Pan bajado del cielo (1934)

– Buenos Aires, ciudad y poesía (1936)

– De la tierra al cielo (1936)

– Sonetos de Dios (1937)

– Canción del hombre y la ola (1938)

– Nuestra Señora de Luján (1938)

– El libro de los siete sellos (1940)

– Llave del cielo (1943)

– Veneración (1950) AGOSTI, HÉCTOR (1911-1984)

– Crítica de Reforma Universitaria (1932-33)

– El hombre prisionero (1938)

– Literatura francesa (1941)

– Emilio Zola (1944)

– Defensa del realismo (1945)

– Ingenieros, ciudadano de la juventud (1945)

– Cuadernos de Bitácora (1949)

– Echeverría (1951)

– Nación y cultura (1959)

– Tántalo recobrado (1964)

– Para una política de la cultura (1969)

– Aníbal Ponce.  Memoria y presencia (1974)

– Prosa política (1975) AGUINIS, MARCOS (1935)

– Maimónides, un sabio de avanzada (1963)

– Refugiados, crónica de un palestino (1969)

– La cruz invertida (1970)

– Cantata de los diablos (1972)

– La conspiración de los idiotas (1978)

– Operativo siesta (1978)

– El combate perpetuo (1981)

– Profanación del amor (1982)

– Carta esperanzada a un general (1983)

– El valor de escribir (1985)

– Y la rama llena de frutos (1986)

– Un país de novela (1988)

– La gesta del marrano (1991)

– Elogio de la culpa (1993)

– Diálogos sobre la Argentina y el fin del milenio (con Monseñor Justo Laguna) (1996) AGUIRRE, RAÚL GUSTAVO (1927-1983)

– El tiempo de la rosa (1945)

– Cuerpo del horizonte (1951)

– La danza nupcial (1954)

– Cuaderno de notas (1957)

– Redes y violencias (1958)

– Alguna memoria (1960)

– Señales de vida (1962) AIRA, CÉSAR (1949)

– Moreira (1975)

– Ema la cautiva (1981)

– Las ovejas (1984)

– El vestido rosa (1984)

– Canto castrato (1984)

– Una novela china (1987)

– Cecil Taylor (1988)

– Los fantasmas (1990)

– El bautismo (1991)

– Nouvelles impressions du Petic Maroc (1991)

– Copi (1991)

– La liebre (1991)

– Embalse (1992)

– El llanto (1992)

– La prueba (1992)

– La guerra de los gimnasios (1992)

– Madre e hijo (1993)

– Cómo me hice monja (1993)

– El infinito (1994)

– Los misterios de Rosario (1994)

– La costurera y el viento (1994)

– Los dos payasos (1995)

– Abeja (1996)

– El mensajero (1996)

– Taxol (1997)

– La serpiente (1998)

– Alejandra Pizarnik (1998)

– La trompeta de mimbre (1998)

– La mendiga (1998)

– El congreso de literatura(1999) ALBAMONTE, LUIS MARÍA (1912-)

– Juba (1934)

– Fusilado al amanecer

– El milagrero (1937)

– Hombres perdidos (1938)

– El pájaro y el fantasma (1938)

– La paloma de la puñalada (1939)

– El viajero hechizado (1953)

– Diez enigmas con una rosa (1978)

– El último hombre de la tierra (1979) ALBERDI, JUAN BAUSTISTA (1810-1884)

– El espíritu de la música y Método para aprender el piano con la mayor facilidad (1832)

– Memoria descriptiva sobre Tucumán (1834)

– Fragmento preliminar al estudio del derecho (1837)

– El gigante Amapolas y sus formidables enemigos (1841)

– Crónica dramática de la Revolución de Mayo (1842)

– Memoria sobre la conveniencia y el objeto de un Congreso Organizador americano (1844)

– Biografía del general D. Manuel Bulnes presidente de la República de Chile (1846)

– La República Argentina después de 37 años de su Revolución de Mayo (1847)

– Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina (1852)

– Elementos de derecho provincial (1853)

– Cuatro cartas sobre la prensa y la política militante de la República Argentina o Cartas quillotanas (1853)

– Estudios sobre la Constitución argentina de 1853 (1854)

– Sistema Económico y Rentístico de la Confederación Argentina (1854)

– Derecho Público Provincial (1854)

– De la integridad nacional de la República Argentina bajo todos sus sistemas, bajo todos sus gobiernos (1855)

– De la anarquía y sus dos causas principales (1863)

– La diplomacia de Bs.As. y los intereses americanos y europeos en el Plata (1864)

– Los intereses argentinos en la Guerra del Paraguay (1866)

– El imperio del Brasil ente la Democracia en América (1869)

– Peregrinación de Luz del Día, o Viaje y Aventuras de la Verdad en el Nuevo Mundo (1871)

– La vida y los trabajos industriales de William Wheelwright en la América del Sud (1875)

– La República consolidada en 1880 con la ciudad de Buenos Aires por Capital (1880)

– El crimen de la guerra (texto inconcluso)

– La omnipotencia del Estado en la negación de la libertad individual (1881)

– Obras completas (1886-1887) 8 vol.

– Escritos póstumos (1895-1901) 16 vol.

ALDAO, MARTÍN (1876-1961)

– Escenas y Perfiles (1903)

– La novela de T. Méndez (1912)

– Las dos españas de una dama Argentina (1927)

– La vida falsa (1943) ALMAFUERTE (seudónimo de Pedro Bonifacio Palacios) (1854-1917)

– Lamentaciones (1906)

– Evangélicas (1915)

– Almafuerte y la guerra (1916)

– Poesías y un estudio-prólogo de la personalidad del poeta y sus obras por Juan Mas y Pi (1916)

– Nuevas poesías y Evangélicas (1918)

– Espigas (1919)

– Obras completas (1928)

– Discursos completos (1933)

– Poesías (1933)

– La hora trágica (1937)

– Obras de Almafuerte (1954) ÁLVAREZ, JOSE SIXTO (“FRAY MOCHO”) (1858-1903)

– Esmeraldas.  Cuentos mundanos (1885) o 1882

– Vida de los ladrones célebres y sus maneras de robar (1887)

– Memorias de un vigilante (1897)

– Un viaje al país de los matreros.  Cinematógrafo criollo.  (1897) Reeditado en 1919 como Tierra de Matreros

– En el mar austral.  Croquis fueguinas.  (1898)

– Cuentos de Fray Mocho (1910, póstuma)

– Salero criollo (1910, póstuma)

– Tierra de matreros (1910) ANDERSON IMBERT, ENRIQUE (1910-2000)

– La Vigilia (1934)

– La flecha en el aire (1937)

– Tres novelas de Payró con pícaros en tres miras (1942)

– Ibsen y su tiempo (1946)

– Las pruebas del caos (1946)

– El mentir de las estrellas (1946)

– El arte de la prosa en Juan Montalbo (1948)

– Fuga (1951)

– Estudios sobre escritores de América (1954)

– Historia de la literatura hispanoamericana (1954)

– La crítica literaria contemporánea (1957)

– Crítica interna (1960)

– El grimario (1961)

– Vigilia fuga (1963)

– Los domingos del profesor (1964)

– El gato de Cheshire (1965)

– Genio y figura de Sarmiento (1967)

– La originalidad de Rubén Darío (1968)

– La locura juega al ajedrez (1971)

– La botella de Klein (1975)

– El realismo mágico y otros ensayos (1976)

– El arte del cuento (1978)

– El mentir de las estrellas (1979) ANDRADE, OLEGARIO VÍCTOR (1839-1882)

– El nido de cóndores (1877)

– El arpa perdida (1877)

– La noche de Mendoza (1880)

– Victor Hugo (1881)

– Obras poéticas (1887) ANZOÁTEGUI, IGNACIO B. (1905-197?)

– Romances y jitanjáforas (1932)

– Georgina, Arnhem y yo (1933)

– Vidas de muertos (1934)

– La niña del ángel (1935)

– Nueve cuentos (1937)

– Tres ensayos españoles (1938)

– Genio y figura de España (1941)

– La rosa y el rocío (1943)

– Desventura y aventura del amor (1945)

– Vida de payasos ilustres (1948)

– Cielo y tierra.  12 horas de España (1948)

– Monólogos con Lady Grace (1953)

– Tres ensayos españoles

– Dulcinea y otros poemas (1965)

– De tumbo en tumba (1965)

– Mitología y vísperas de Georgina (1949)

– Allá lejos y aquí mismo (1969)

– Poemas sin guitarra(1975) ARA, GUILLERMO (1917-1995)

– G.H. Hudson: el paisaje pampeano y su expresión (1954)

– Leopoldo Lugones; la etapa modernista (1954)

– Ricardo Güiraldes (1961)

– Los argentinos y la realidad nacional (1966)

– Introducción a la literatura argentina (1966) ARGERICH, JUAN ANTONIO (1862-1924)

– Inocentes o culpables (1884)

– Los consejos de Don Javier (1892)

– Las Pobres Almas Truncas (1902) ARIAS, ABELARDO (1918-1991)

– Alamos talados (1942)

– París-Roma, de lo visto y lo tocado (1954)

– De lo tocado a lo gustado (1956)

– El gran cobarde (1956)

– La vara de fuego (1957)

– Viaje latino: Francia, Suiza y Toscania (1957)

– Límite de clase (1964)

– Minotauroamor (1966)

– Grecia, en los ojos y en las manos (1967)

– Viajes por mi sangre (1969)

– De tales y cuales (1973)

– Intensión de Buenos Aires (1975)

– La viña estéril (1976)

– La sospecha (1977)

– Inconfidencia (El Alejadinho) (1979) ARLT, ROBERTO (1900-1942)

– El juguete rabioso (1926)

– Los siete locos (1929)

– Los lanzallamas (1931)

– El amor brujo (1932)

– Trescientos millones (1932)

– El jorobadito(1933)

– Aguafuertes porteñas (1933)

– Escenas de un grotesco (1934)

– Aguafuertes españolas (Primera parte) (1936)

– Saverio el cruel (1936)

– El fabricante de fantasmas (1936)

– La isla desierta (1937)

– Africa (1938)

– Separación feroz (1938)

– La fiesta de hierro (1940)

– Un viaje terrible (1941)

– El criador de gorilas (1941)

– El desierto entra en la ciudad (1942)

– Prueba de amor (1947)

– La Isla desierta, (1950)

– El fabricante de fantasmas (1950)

– Saverio el cruel (1950)

– El desierto entra en la ciudad (1952)

– Nuevas aguafuertes españolas (1960)

– Un relato inédito (1968)

– Teatro Completo (1968)

– Las muchachas de Buenos Aires (1969)

– El idioma de los argentinos (1969)

– Tres cuentos, (1974)

– Obra completa (1981) ARRIETA, RAFAEL ALBERTO (1889-1968)

– Alma y momento (1910)

– El espejo de la fuente (1912)

– Las noches de oro (1917)

– Fugacidad (1921)

– Las hermanas tutelares; Dorotea Wordsworth, Eugenia de Guerin, Paulina Leopardi, Enriqueta Renan, Isabel Rimbaud, María Pascoli (1923)

– Estío serrano (1926)

– Ariel corpóreo (1926)

– El encantamiento de las sombras (1926)

– Dickens y Sarmiento (1928)

– Bibliópolis; impresores-lectores-bibliófilos (1933)

– La ciudad del bosque (1935)

– Presencias; Páginas conmemorativas (1936)

– Estudios en tres literaturas (1939)

– Florencio Balcarce (1939)

– Don Gregorio Beéche, y los bibliógrafos americanistas de Chile y del Plata (1941)

– El encantamiento de las sombras; páginas desprendidas del manuscrito de un bibliómano (1946)

– Centuria porteña; Buenos Aires según los viajeros extranjeros del siglo XIX (1944)

– Tiempo cautivo (1947)

– La literatura argentina y sus vínculos con España (1948)

– La ciudad y los libros; excursión bibliográfica al pasado porteño (1955)

– Introducción al modernismo literario (1956)

– La historia de la literatura argentina (1958-1960), 6 tomos

– Lejano ayer (1966) ASCASUBI, HILARIO (1807-1875)

– El gaucho en campaña (1839)

– El gaucho Jacinto Cielo (1843)

– Paulino Lucero (1846)

– Santos Vega o Los Mellizos de la Flor (1853)

– Obra completa en tres volúmenes: Vol, I, Santos Vega o los mellizos de la flor.  Rasgos dramáticos de la vida del gaucho en las campañas y praderas de la República Argentina 1778 a 1808.  Vol.  II, Aniceto el Gallo.  Gacetero prosista y gauchi-poeta argentino.  Extracto del periódico de este título publicado en Buenos Aires el año de 1854.  Y otras poesías inéditas.  Vol.  III, Paulino Lucero o los gauchos del Río de la Plata contando y combatiendo contra los tiranos de las Repúblicas Argentinas y Oriental del Uruguay (1839 a 1852).  (1872) ASÍS, JORGE (1946)

– La manifestación (1971)

– Don Abdel Zalim (1972)

– La familia tipo (1974)

– Los reventados (1974)

– Flores robadas en los jardines de Quilmes (1980)

– Carne picada (1981)

– El Buenos Aires de Oberdán Rocamora (1981)

– La calle de los caballos muertos (1982)

– Canguros (1983)

– Diario de la Argentina (1984)

– La ficción política (1985)

– El pretexto de París (1986)

– La lección del maestro (1987)

– Partes de inteligencia (1988)

– El cineasta y la partera (y el sociólogo marxista que murió de amor) (1989)

– La línea Hamlet o la ética de la traición (1995) AYALA GAUNA, B.VELMIRO (1905-)

– La selva y su hombre (1944)

– Litoral (1950)

– Cuentos correntinos (1953)

– Leandro Montes (1955)

– Los casos de don Frutos Gómez (1955)

– Paranaseros (1957)

– Frutos Gómez, el comisario (1960) BANCHS, ENRIQUE (1888-1968)

– Las barcas (1907)

– El libro de los elogios (1908)

– El cascabel del halcón (1909)

– La urna (1911)

– La urna (versión definitiva de acuerdo con las correcciones del autor posteriores a 1911 (1999)

– Verso y prosa.  Páginas no publicadas en libro (1950) BARBIERI, VICENTE (1903-1956)

– Fábula del corazón (1939)

– Arbol total (1940)

– El bosque persuasivo (1941)

– Corazón del oeste (1941)

– La columna y el viento (1942)

– Número impar (1943)

– Cabeza yacente (1945)

– Cuerpo Austral (1945)

– El río distante; relatos de una infancia (1945)

– Anillo de sal (1946)

– Desenlace de Endimión (1951)

– El bailarín (1953)

– Facundo en la ciudadela (1956)

– La balada del río Salado (1957)

– El intruso (1957) BARCO CENTENERA, MARTÍN DEL (1535-1602?)

– Argentina y conquista del Río de la Plata, con otros acontecimientos de los reynos del Perú, Tucumán y estado del Brasil (1602) BARLETTA, LEÓNIDAS (1902-1975)

– Las sensuales (1923)

– La perversión del instinto (1923)

– Cuentos realistas(1923)

– Canciones agrias (1923)

– Vientos trágicos (1924)

– Las que viven de noche (1924)

– Los pobres (1925)

– María Fernanda (1926)

– Vidas perdidas(1926)

– Royal circo (1926)

– Odio (1931)

– La vida (1932)

– Vigilia por una pasión (1932)

– Destino cabal de la obra de Lope de Vega (1936)

– Los destinos humildes (1938)

– La felicidad gris (1939)

– Sobrevivientes (1941)

– Como naufragó el capitán Olsen (1942)

– La ciudad de un hombre (1943)

– La señora Enriqueta y su ramito (1943)

– El barco en la botella (1945)

– Pàjaros negros (1946)

– Rada (1947)

– Historia de perros (1951)

– La flor.  Cuento de hadas.  La mesa (1954)

– La edad de Trapo (1956)

– Cuentos del hombre que le daba de comer a su sombra (1957)

– Primer cielo de Buenos Aires (1960)

– Viejo y nuevo teatro (1960)

– Manual del actor (1961)

– Nuevos cuentos (1963)

– De espaldas a la luna (1964)

– Oda al Paraná (1966)

– Diálogo con el viento (1967)

– Novela (1967)

– Versos de lengua de pájaro

– Aunque llueva (1970)

– Un señor de Levita (novela de Barrio Norte) (1972)

– Sálvese quien pueda (1975)

– Cecconi, Todo el Riachuelo

– Diálogo con el viento

– Goles

– Canción de cuna BARRENECHEA, ANA MARÍA (1913-

– La expresión de la irrealidad en la obra de Borges

– La literatura fantástica argentina(1957) BATTISTESSA, ÁNGEL JOSÉ (1902-1993)

– La biblioteca de un jirusconsulto toledano del siglo XVI (1925)

– Biblia medieval romanceada edición paleográfica en colaboración) (1927)}

– Voces de Francia (1932)

– Canciones de Juan de Encina (1941)

– El Narciso de Paul Valery (1941)

– La poesía de Paul Claudel (1942)

– Poetas y prosistas españoles (1943)

– Paul Claudel: la Anunciación a María (1944)

– Rainer María Rilke: el canto de amor y la corneta Cristóbal Reilke (1944) ¿’?

– Dos poetas argentinos: Enrique Banchs por Ángel Battistessa; Fernández Moreono por Vicente Barbieri (1945)

– Paul Claudel: Juana de Arco en la hoguera (1948)

– Rainer María Rilke, itinerario y estilo (1949)

– La sabiduría y la universalidad de Gorthr (1949)

– El poeta en su poema (1965) BAYER, OSVALDO (1930-)

– Los vengadores dela Patagonia (1972)

– Exilios (1983) BAYLEY, EDGAR (1919-1990)

– En común (1949)

– La vigilia y el viaje (1961)

– Realidad interna y función de la poesía (1966)

– El día (1968)

– Alguien llama (1983)

– Memorias del Dr. Pi Torrendell (1976)

– Vida y memoria del Dr. Pi y otras historias (1983)

– Realidad interna y función de la poesía (1962, ampliado en 1966)

– Estado de alerta y estado de inocencia (1990) BECCO, HORACIO JORGE (1924-

– Diez poetas jóvenes (en colaboración de Osvaldo Svanascini) (1948)

– Poesía argentina moderna (1953)

– Negros y morenos en el cancionero rioplatense (1953)

– La literatura gauchesca, aportes para una bibliografía (1961-1963)

– El vanguardismo en la Argentina, 1920-1930 (1966)

– Fuentes para el estudio de la literatura argentina (1968) BECHER, Emilio (1882-1921)

– Diálogos de las sombras (1938) BELLE, ORESTES (1907-

– Estampas (1934)

– La tragedia (1935)

– Sombras (1934)

– Desventura (1937) BENARÓS, LEÓN (1915)

– El rostro inmarcesible (1944)

– Romances de la tierra (1950)

– Versos para el angelito (1958)

– Romancero agentino (1959)

– Décimas encadenadas (1962)

– El río de los años (1964)

– Romancero criollo (1977) BERNÁRDEZ, FRANCISCO LUIS (1900-1978)

– Orto (1922)

– Bazar (1922)

– Kindergarten (1924)

– Alcándara, imágenes (1925)

– El buque (1935)

– Cielo de tierra (1937)

– La ciudad sin Laura (1938)

– Poemas elementales (1942)

– Poemas de carne y hueso (1943)

– El ruiseñor (1945)

– Antología poética (1946)

– Las estrellas (1947)

– El ángel de la guarda (1949)

– Poemas nacionales (1950)

– La Flor(1951)

– Florilegio de Cancionero Vaticano (1952, traducción)

– Himnos del Breviario Romano (1952, traducción)

– El arca (1953)

– La copa de agua (1963)

– Poemas de cada día (1963) BERTOLÉ, EMILIA (1901-1949)

– Espejo en sombra (1927)

– Estrella de humo (inédito) BIANCIOTTI, HÉCTOR (1929-)

– Ritual (1973)

– Los desiertos dorados (1980)

– Lo que la noche le cuenta al día (1993)

– El paso tan lento del amor (1993) BIAGIONI, AMELIA (1911-)

– Sonata de soledad (1954)

– La llave (1957)

– El humo (1967) BIANCO, JOSÉ (1910-1986)

– La pequeña Gyaros (1932)

– Sombras suele vestir (1941)?

– Las ratas (1943)

– Ficción y realidad (1946-1976) (1977)

– La pérdida del reino (1972)

– Homenaje a Marcel Proust; seguido de otros artículos (1984) BIGNOZZI, JUANA (1937)

– Los límites (1960)

– Tierra de nadie (1962)

– Mujer de cierto orden (1967)

– Regreso a la patria (1989)

– Interior con poeta (1994)

– Partida de las grandes líneas (1996) BIOY CASARES, ADOLFO (1914-1999)

– Prólogo (1929)

– Vanidad o una aventura terrorífica (1930)

– Diecisiete disparos contra lo porvenir (1933)

– Caos (1934)

– La nueva tormenta o la vida múltiple de Juan Rutilo (1935)

– La estatua casera (1936)La estatua: deseo fatal (1936)

– Luis Greve muerto (1937)

– La invención de Morel (1940)

– Antología de la literatura fantástica (en colaboración con J.L.Borges y Silvina Ocampo) (1940)

– Seis problemas para don Isidro Parodi (en colaboración con J.L.Borges) (1941)

– Antología poética argentina (en colaboración con J.L. Borges y Silvina Ocampo) (1941)

– El perjurio de la nieve (1944)

– La trama celeste (1944)

– Los mejores cuentos policiales (en colaboración con J.L. Borges) (1943 y 1953)

– Plan de evasión (1945)

– Los que aman, odian (en colaboración con Silvina Ocampo) (1946)

– Dos fantasías memorables (en colaboración con J.L.Borges) (1946)

– Un modelo para la muerte (en colaboración con J.L. Borges) (1946)

– Las vísperas de Fausto (1949)

– El sueño de los héroes (1954)

– Cuentos breves y extraordinarios (en colaboración con J.L. Borges) (1955)

– Poesía gauchesca (en colaboración de J.L.Borges) (1955)

– Historia prodigiosa (1956)

– Guirnalda con amores (1959)

– El lado de la sombra (1962)

– La tarde de un fauno (1964)

– Crónicas de Bustos Domecq (en colaboración con J.L.Borges) (1967)

– El gran serafín (1967)

– Diario de la guerra del cerdo (1969)

– Adversos milagros (1969)

– Memoria sobre la guerra y el gaucho (1970)

– Dormir al sol (1973)

– Breve diccionario del argentino exquisito (1978)

– El héroe de las mujeres (1978)

– Los afanes (1983)

– La aventura de un fotógrafo en La Plata (1985)

– Historias desaforadas (1986)

– Un campeón desparejo (1993)

– Memorias (1994) BLAISTEIN, ISIDORO (1933)

– La felicidad (1969)

– La salvación (1972)

– El mago (1972)

– Dublin al Sur (1979)

– Carroza y Reina (1986) BLOMBERG, HÉCTOR PEDRO (1890-1955)

– La canción lejana (1912)

– La cigarra y el hambre (1919)

– A la deriva (1920)

– Las Puertas de Babel (1920)

– Pancha Garmendia (1922)

– Naves, Narraciones, (1922)

– Elisa Brown (1922)

– El amargo sendero (1922)

– Bajo la Cruz del Sur (1923)

– Canciones rusas y baladas de Ucrania (1923)

– Los habitantes del horizonte (1923)

– Los soñadores del bajo fondo (1924)

– Los peregrinos de la espuma (1924)

– Las Islas de la Inquietud, Poesias (1924)

– La otra pasión (1925)

– Los pájaros que lloran (1926)

– Las lágrimas de Eva

– El pastor de las estrellas (1928)

– La pulpera de Santa Lucía (1930)

– Canciones históricas (1936)

– Catalina Fontana Emigrante (1941) BOOZ, MATEO (seudónimo de Miguel Ángel Correa) (1881-1943)

– La tierra del agua y del sol (1926)

– La vuelta del Zamba (1927)

– El tropel (1932)

– La ciudad cambió de voz

– Santa Fé, mi país (1934)

– La mariposa quemada (1938)

– Aleluyas del Brigadier

– Aquella noche de Corpus… Cronicón poemático (1942)

– Gente del Litoral (1944)

– Tres lagunas (1953) BORGES, JORGE LUIS (1899-1986)

– Fervor de Buenos Aires (1923)

– Luna de enfrente (1925)

– Inquisiciones (1925)

– El tamaño de mi esperanza (1926)

– El idioma de los argentinos (1928)

– Cuaderno San Martín (1929)

– Evaristo Carriego (1930)

– Discusión (1932)

– Las Kenningar (1933)

– Historia universal de la infamia (1935)

– Historia de la eternidad (1936)

– Antología de literatura fantástica (1940) (en colaboración con Bioy Casares y Silvina Ocampo)

– El jardín de los senderos que se bifurcan (1941)

– Antología poética argentina (1941) (en colaboración con Bioy Casares y Silvina Ocampo)

– Seis problemas para don Isidro Parodi (H.Bustos Domecq: en colaboración con Bioy Casares) (1942)

– Poemas (1922-1943) (1943)

– Los mejores cuentos policiales (1943 y 1956) (en colaboración con Bioy Casares)

– Ficciones (1944)

– El compadrito, su destino, sus barrios , su música (1945)

– Dos fantasías memorables (1946) (en colaboración con Bioy Casares)

– Un modelo para la muerte (1946) ( Suárez Lynch, B, en colaboración con Bioy Casares)

– Nueva refutación del tiempo (1947)

– El Aleph (1949)

– Aspectos de la literatura gauchesca (1950)

– La muerte y la brújula (1951)

– Antiguas literaturas germánicas (1951) en colaboración con Delia Ingenieros

– Otras inquisiciones (1952)

– El idioma de los argentinos/El idioma de Buenos Aires (1952) en colabroración con Clemente, José Edmundo

– El Martín Fierro (1953) en colaboración con Margarita Guerrero

– Poemas (1923-1953) (1954)

– Leopoldo Lugones (1955) en colaboración con Betina Edelberg

– Cuentos breves y extraordinarios (1955) (en colaboración con Bioy Casares)

– La hermana de Eloísa (1955) en colaboración con Luisa Mercedes Levinson

– Los orilleros.  El paraíso de los creyentes (1955) en colaboración con Bioy Casares

– Poesía gauchesca (1955) (en colaboración con Bioy Casares)

– Manual de zoología fantástica (1957) en colaboración con Margarita Guerrero

– El hacedor (1960)

– Obras completas (1960)

– Antología personal (1961)

– Obra poética.  (1923-1964) (1964)

– Introducción a la literatura inglesa (1965) en colaboración con María Ester Vázquez

– Para las seis cuerdas (1965)

– Leopoldo Lugones (1965) en colaboración con Betina Edelberg

– Seis poemas escandinavos (1966)

– Literaturas germánicas medievales (1966) en colaboración con María Ester Vázquez?

– Obra poética 1923-1967 (1967)

– Crónicas de Bustos Domecq (1967) (en colaboración con Bioy Casares)

– Introducción a la literatura norteamericana (1967) en colaboración con Estela Zemborain de Torres

– El libro de los seres imaginarios (1967)

– La literatura fantástica (1967)

– Nueva antología personal (1968)

– El otro, el mismo (1969)

– Elogio de la sombra (1969)

– El Informe Brodie (1970)

– El oro de los tigres (1972)

– Obras completas (1974)

– El libro de arena (1975)

– La rosa profunda (1975)

– Prólogos con un prólogo de prólogos (1975)

– La moneda de hierro (1976)

– Qué es el budismo (1976) en colaboración con Alicia Jurado

– Diálogos (con Ernesto Sábato) (1976)

– Cosmogonías (1976)

– Historia de la noche (1977)

– Nuevos cuentos de Bustos Domecq (1977)

– Breve antología anglosajona (1978) en colaboración con María Kodama (1978)

– Borges oral (1979)

– Borges oral (1980)

– Siete noches (1980)

– La cifra (1981)

– Nuevos ensayos dantescos (1982)

– Veinticinco Agosto 1983 y otros cuentos (1983)

– Los conjurados (1985) BOTANA, HELVIO I.(1915-1990)

– Los pervertidores (1942)

– El alma de Maruf (1943)

– La segunda alegría (1947)

– Cuentos con ángeles y demonios (1947)

– La viña y el grano (1950)

– Cuentos con la muy amada (1950)

– Los hilos invisibles (1953)

– Via crucis (1955)

– Esta difícil libertad (1955)

– Nosotros, los inmortales (1961)

– David el Rey, por la estrella y por la cruz (1965)

– El Caldero de Yaciretá (1982) BRUMANA, HERMINIA (1901-1954)

– Palabritas (1921)

– Cabezas de mujeres (1923)

– Mosaico (1929)

– La grúa (1931)

– Tizas de colores (1932)

– Nuestro hombre (1939)

– Me llamo niebla (1946)

– A Buenos Aires le falta una calle (1953)

– Obras completas (1958) BUFANO, ALFREDO (1895-1950)

– El viajero indeciso (1917)

– Canciones de mi casa (1919)

– Aconcagua (1920)

– Poemas de provincia (1922)

– El endemoniado (1922)

– El huerto de los Olivos (1923)

– Misa de Requiem (1925)

– Poemas de Cuyo (1925)

– Tierra de Huarpes (1927)

– Valle de la Soledad (1926)

– Romancero (1928)

– Zoología política (1935)

– Poemas de las Tierras Puntanas (1936)

– Ditirambos y romances de Cuyo (1937)

– Presencia de Cuyo (1940)

– Poemas de la nieve

– Poesias Completas (1983) BUNGE, CARLOS OCTAVIO (1875-1918)

– El espíritu de la educación (1901)

– La novela de la sangre (novela histórica argentina) (1903)

– Nuestra América (1903)

– Viaje a través de la estirpe (1905)

– Thepis (1907)

– Los Colegas (1909) Póstumas:

– Los envenenados (Escenas de la vida argentina de fines del siglo XIX) (1926)

– El capitán Pérez

– La sirena

– El sabio y la horca BURGOS, FAUSTO (1888-1953)

– Olas y espumas (1914)

– La sonrisa de Puca Puca (1926)

– Hankaras ((1928)

– Nahuel.  Relatos mendocinos (1929)

– Poemas de la Puna (1930)

– Valle de Lerma Paisajes y figuras de Salta (1930)

– La cabeza de Huiracocha (1932)

– Poemas del Regreso (1932)

– Cuentos de la Puna

– De Tucumán (relatos tucumanos)

– María Rosario

– Kanchis Soruco

– El Salar (1946)

– El gringo

– Molino en ruinas

– Refugio de almas

– Los regionales

– Cachisumpi

– Coca, chicha y alcohol.  Cuentos de la Puna

– Alba Grande (Cuentos tucumanos)

– Cara de Tigre (Relatos mendocinos)

– Natuchi, el médico (cuentos tobas)

– Poemas (cuentos catamarqueños)

– Paisajes y figuras de España

– Huilka cuentos del Kosko

– Poesias

– Cuesta Arriba (cuentos cuyanos)

– Aibe (cuentos tucumanos)

– Poman (cuentos)

– Huankaras (poemas tucumanos)

– La hija de Kollana Kespe

– Rumor leve

– Don Javier de Guandacol

– De sol a sol CADÍCAMO, ENRIQUE (1900-)

– Canciones grises (1926)

– La luna del bajo fondo(1940)

– Viento que lleva y trae (1945) CALANDRELLI, SUSANA (1901-1978)

– A trasluz de las horas (1925)

– Cuentos alucinados

– Los ojos vacíos (1941)

– El manuscrito de Silvia Gallus

– El rumor del Mundo

– La palabra que no se pronuncia

– Breve vida de nuestro Señor Jesucristo

– Leyendas cristianas de Navidad

– El Dios deconocido

– Reloj de Ebano

– La verdad y el sueño CAMBACERES, EUGENIO (1843-1889)

– Pot-pourri; silbidos de un vago (1881)

– Música sentimental (1884)

– Sin rumbo (1885)

– En la sangre (1887) CAMBOURS OCAMPO, ARTURO (1908-1996)

– El reloj de la hora bailarina (1929) .Poemas para la vigilia del hombre (1933)

– Historias de la noche (1942)

– Lugones, el escritor y su lenguaje (1957)

– Verdad y mentira de la literatura argentina (1962)

– El problema de las generaciones literarias (1963) CAMPO, ESTANISLAO DEL (1834-1880)

– Fausto.  Impresiones del Gaucho Anastasio el Pollo en la representación de esta ópera (1866) publicada en El Correo del Domingo y en folleto (versión definitiva, 1866)

– Poesías (1870)

– Poesía.  Fausto (1866-1870) CANAL FEIJÓO, BERNARDO (1897-1982)

– La rueda de la siesta (1930)

– Sol alto (1932)

– Ensayo sobre la expresión popular artística en Santiago del Estero (1937)

– Pasión y muerte de Silverio Leguizamón (1938)

– Mitos perdidos (1938)

– La expresión popular dramática (1943)

– Proposiciones en torno al problema de una cultura nacional argentina (1944)

– De la estructura mediterránea argentina (1948)

– Teoría de la ciudad argentina (1951)

– Burla, credo, culpa en la creación argentina (1951)

– Tragedia y tragedia americana (1952)

– Los casos de Juan (1954)

– Confines de Occidente (1954)

– Constitución y revolución.  Juan Bautista Alberdi (1955)

– Una teoría teatral argentina (1956)

– Integración constitucional argentina (1957)

– Alberdi y la proyección sistemática del espíritu de mayo (1961)

– Lugones y el destino trágico (1976) CANCELA, ARTURO (1892-1957)

– El cocobacilo de Herrlin (1918)

– Cacambo (1920)

– Tres relatos porteños (1922)

– El burro de Maruf.  La filosofía del hombre que camina y que tropieza y otros ensayos (1925)

– Palabras socráticas a los estudiantes(1928)

– Film porteño.  Del “Diario de Nasute Pedernera” (1933)

– La mujer de Lot (1939)

– El culto de los héroes (1939) en colaboración con Pilar de Lusarreta

– Historia fumambulesca del profesor Landormy (1944)

– Dos más dos igual a dos (1968) en colaboración con Pilar de Lusarreta CANÉ, MIGUEL (PADRE) (1812-1863)

– Esther (1858)

– La familia Sconner

– En el tren

– La noche de bodas

– El traviato

– La semanera

– Fantasía

– Cora CANÉ, MIGUEL (1851-1905)

– Ensayos (1877)

– A distancia (1882)

– Juvenilia (1884)

– En viaje (1881-1882-1884)

– Charlas literarias (1885)

– Enrique IV de Shakespeare (1900)

– Notas e impresiones (1901)

– Prosa ligera (1903)

– Discursos y conferencias (1919) póstumo CANÉ, LUIS (1897-1957)

– Mal estudiante (1925)

– Marido para mi hermanita (1928)

– Romancero de niñas (1927-1932) (1932)

– Nuevos romances y cantares de la colonia (1932)

– Romancero del Rio de La Plata (1936)

– Canciones de Buenos Aires (1937)

– Bailes y coplerias (1941)

– Libro en espera (1943) CANTILO, JOSÉ LUIS (PADRE) (1816-1872) Poesias:

– A la más bonita

– El cancionero Argentino

– El Trovador

– La violeta

– El canto al 25 de Mayo

– El proscripto

– A una calandria

– A Mercedes Antuña

– Al arroyo de las Piedras CANTILO, JOSÉ LUIS (HIJO) (1871-1944)

– Quimera (1899)

– Desorbitados

– La ganga CAPDEVILA, ARTURO (1889-1967)

– Jardines solos (1911)

– Melpómene (1912)

– El poema de Nenúfar (1915)

– La Sulamita (1916)

– El libro de la noche (1917)

– La fiesta del mundo (1921)

– La víspera de Caseros (1922)

– Córdoba del recuerdo (1923)

– El tiempo que se fue… (versos) (1926)

– Babel y el castellano (1928)

– Del infinito amor (1928)

– Simbad (1930)

– Loores platenses.  En el cincuentenario de La Plata (1932)

– La santa furia del Padre Castañeda (1933)

– Tierra mía (1934)

– Antaño (1936)

– Los incas (1937)

– Las invasiones inglesas (1938)

– Córdoba Azul (1941)

– En la corte del virrey (1943) o 42

– La infanta mendocina (1945)

– El hombre de Guayaquil (1950)

– La trinidad Guevara y su tiempo (1951)

– Despeñaderos del habla (1952)

– Romances de la Santa Federación (1952)

– Los románticos.  Espectros, fantasmas y muñecos del romanticismo

– El cantar de los cantares

– El apocalipsis de San Lenin

– Los romances argentinos

– Canciones de la tarde

– El libro del bosque

– Música cívica

– Romances ¿Quién vive?¡La Patria!  (1951)

– Otoño en flor

– Oráculos nacionales (1956)

– Nueva imagen de Juan Manuel de Rosas (1956)

– La sulamita

– Lugones (1963) CARRIEGO, EVARISTO (1883-1912)

– Misas herejes (1908)

– Viejos sermones (1908)

– Envíos (1908)

– Ofertorios galantes (1908)

– El alma del suburbio (1908)

– Ritos en la sombra (1908)

– Teatro: Los que pasaban (1912)

– La canción del barrio (1913)

– Poesias, Barcelona (1913)

– Flor de Arrabal (1927) CARRIZO, CÉSAR ( ?-1850)

– El dolor de Buenos Aires

– Camino de penitencias

– Llama viva

– Santificada Sea

– Perfume de mujer

– El romance de mujer

– Viento de la anipampa

– El domador

– Las fuentes de achiras

– Holocausto

– Caminos argentinos CASTAGNINO, RAUL HECTOR (1914-)

– Contribución documental a la historia del teatro en la época de Rosas (1830-1852) (1944)

– Esquema de la literatura dramática argentina (1717-1949) (1950)

– El circo criollo; datos y documentos para su historia.  1759-1924 (1953)

– El análisis literario (1953)

– ¿Qué es la literatura?  Naturaleza y función de lo literario (1954)

– Primitivo teatro argentino (1717-1884) (1963)

– El teatro de Roberto Arlt (1964) CASTELLANI, LEONARDO (seudónimo: Jerónimo del Rey) (1899-1979)

– Camperas (1931)

– Conversación y crítica filosófica (1941)

– Las 9 muertes del Padre Metri (1942)

– Martita Ofelia y otros cuentos de fantasmas (1944)

– Crítica literaria (1945)

– Las canciones de Militis (1945)

– Su majestad Dulcinea (1956)

– El enigma del fantasma en coche (1958)

– Las muertes del Padre Metri (1952)

– El crimen de Ducadelia y otros cuentos del trío (1959) CASTELNUOVO, ELIAS (1893-1982)

– Tinieblas (1923)

– Notas de un literato naturalista (1923)

– Malditos (1924)

– Entre los muertos (1926)

– Animas benditas (1926)

– En nombre de Cristo (1927)

– Anima Bendita

– Las señaladas (1928)

– Carne de cañón (1930)

– La marcha del Hombre (1931)

– Larvas (1932)

– Lo que yo ví en Rusia (1932)

– El puerto (1933)

– Tragedia y Teatro proletario, tres obras (1934)

– El arte y las masas (1935)

– Resurrección (1935)

– La Noria (1936)

– Larva de mujer

– Rusia Sovietica

– Pscoanálisis sexual y social

– El Psicoanálisis y las múltitudes

– Calvario (1956)

– Jesucristo y el reino de los pobres (1971)

– Memorias (1974) CASTELPOGGI, ATILIO JORGE (1919-)

– Tierra sustantiva (1952)

– Los hombres del subsuelo (1954)

– Cuaderno de noticias (1956)

– Poema del barrio (1959)

– Frente del corazón (1960)

– Destino de Buenos Aires (1961)

– El alucinado (1963) CASTILLA, MANUEL J. (1918-1980)

– Agua de lluvia (1941)

– La niebla y el árbol (1946)

– Copajira (1949)

– La tierra de uno (1951)

– Norte argentino (1954)

– Norte adentro 1950-1953 (1954)

– De sólo estar (1957)

– El cielo lejos (1959)

– Bajo las lentas nubes (1963)

– Cantos del gozante (1972) CASTILLO, ABELARDO (1935)

– El otro Judas (1959)

– Las otras puertas (1963)

– Israfel (1964)

– Cuentos crueles (1966)

– Discusión a la crisis del marxismo (1967)

– Tres dramas.  El otro Judas.  A partir de las siete.  Sobre las piedras de Jericó (1968)

– La casa de cenizas (1968)

– Los mundos reales (1972)

– El que tiene sed (1975)

– Las panteras y el templo.  (1976)

– La casa de ceniza (1977)

– El cruce del Aqueronte (1982)

– El Señor Brecht en el Salón Dorado (1982)

– El que tiene sed (1985)

– Las palabras y los días (1989)

– Las maquinarias de la noche (1992)

– Crónica de un iniciado (1991)

– Teatro Completo (incluye Salomé) (1995)

– Los cuentos completos (1998)

– El Evangelio según Van Hutten (1999) CASTRO, ERNESTO L. (1902-)

– Entre las sombras (1928)

– Almas perdidas (1933)

– Desterrados (teatro)

– En algún lugar

– Los isleros (1943)

– Desde el fondo de la tierra (1947)

– Campo arado (1953) CECCO, SERGIO DE (1931-1984)

– El reñidero (1964)

– Capocómico (1965)

– Crónicas del psicoanálisis (en colabroración) (1966)

– El gran deschave (con Armando Chulac) (1967) CERRETANI, ARTURO (1902)

– Celuloide Film (1930)

– Triángulo isósceles (1932)

– Muerte del Hijo (1933)

– El hombre despierto (1937)

– El bruto (1944)

– Confesión apócrifa (1955)

– María Donadey (1956)

– La violencia (1956)

– La brasa en la boca (1958)

– El pretexto (1959)

– La puerta del bosque (1960)

– Retrato de un inocente (1960)

– La Viarazza (1962)

– Matar a Titilo (1974)

– Misterio de Beata Faragó/La Sra.  Volanté (1977) Teatro:

– Tres dramas y un cuarto (1964)

– La casa sin dueño

– La mujer de un hombre

– La zona de la sombra

– A la salud del viajerio

– El deschave (1965)

– Pequeña Suite (1983) CESELLI, JUAN JOSE (1909-1982)

– La otra cara (1953)

– Los poderes melancólicos (1955)

– De mitos celestes y de fuego (1955)

– La sirena violada (1957)

– Violín María (1961)

– El paraíso desenterrado (1966)

– La selva 4040 (1976) CONTI, HAROLDO (1925-1976)

– Examinado (Teatro, 1956)

– Sudeste (Novela, 1962)

– Alrededor de la jaula (1966)

– Todos los veranos (Relatos agrupados) (1964)

– Alrededor de la jaula (1966)

– Con otra gente (1967)

– En vida (1971)

– La balada del álamo Carolina (1975)

– Mascaró, el cazador americano (novela, 1975) CORONADO, MARTÍN (1850-1919)

– La rosa blanca (1877)

– Luz de luna y luz de incendio (1878)

– Salvador (1885)

– Cortar por lo más delgado (1893)

– Un soñador (1896)

– Justicias de antaño (1897)

– La piedra de escándalo (1902)

– Culpas ajenas (1903)

– La flor del tambo (1904)

– La tormenta de verano (1905)

– El sargento Palma (1906)

– La vanguardia (1907)

– Parientes pobres (1907)

– Sebastián (1908)

– El hombre de la casa (1911)

– La chacra de don Lorenzo (1918) CORTÁZAR, AUGUSTO RAÚL (1910-1974)

– Confluencias culturales en el folklore argentino (1944)

– El carnaval en el folklore calchaquí (1949)

– ¿Qué es el folklore?  (1954)

– Indios y gauchos en la literatura argentina (1959)

– Folklore literario y literatura folklórica (1959)

– Andanzas de un folklorista (1964)

– Folklore y literatura (1964)

– Bibliografía del Folklore Argentino (1965-1966)

– Literatura y folklore (1964)

– El folklore en el ámbito pampeano

– Poesía gaucha.  Los fundadores de la literatura argentina (1970) CORTÁZAR, JULIO (1914-1984 )

– Presencia (1938) (con el seudónimo Julio Denis)

– La otra orilla (1945)

– Los Reyes (1949)

– Bestiario (1951)

– Final de juego (1956 y1964)

– Las armas secretas (1959)

– Los premios (1960)

– Historias de cronopios y de famas (1962)

– Rayuela (1963)

– Todos los fuegos el fuego (1966)

– La vuelta al día en ochenta mundos (1967)

– 62.  Modelo para armar (1968)

– Buenos Aires Buenos Aires (1968)

– Ultimo round (1969)

– Pampeos y meopas (1971)

– Libro de Manuel (1973)

– La casilla de Morelli (1973)

– Octaedro (1974)

– Silvalandia (1975)

– Alguien anda por ahí (1977)

– Territorios (1978)

– Un tal Lucas (1979)

– El perseguidor y otros relatos (1980)

– Queremos tanto a Glenda (1980)

– Deshoras (1982)

– Nicaragua tan violentamente dulce (1983)

– Argentina: años de alambrados culturales (1984)

– Los autonautas de la cosmopista (1983) en colaboración con Carol Dunlop Emanuelle, (1973)

– Divertimento (1986)

– El examen (1986)

– Diario de Andrés Fava (1995)

– Adiós Robinson (1995) COSSA, ROBERTO (1934)

– Nuestro fin de semana (1964)

– Los días de Julián Bisbal (1966)

– La pata de la sota (1967)

– El avión negro (en colaboración, 1970)

– La nona (1977)

– No hay que llorar (1979)

– El viejo criado (1980)

– Gris de ausencia (1981)

– Ya nadie recuerda a Frederic Chopin (1982)

– El tío loco (1982)

– De pies y manos (1984)

– Los compadritos (1985)

– Yepeto (1987)

– El sur y después (1987)

– Angelito (1991)

– Lejos de aquí (1993)

– Viejos conocidos (1994)

– Aquellos gauchos judíos (en colaboración con Ricardo Halac, 1995) COSTANTINI, HUMBERTO (1924-1987)

– De por aquí no más (1958)

– Tres monólogos (Teatro, 1960)

– Un señor, alto, rubio, de bigotes (1963)

– Una vieja historia de caminantes (1966)

– Cuestiones con la vida (1966)

– El Libro de Trelew (1973)

– Más cuestiones con la vida (Poesía , 1974)

– Bandeo (1975)

– De dioses, hombrecitos y policías (1979)

– Háblenme de Funes (1980) o 70?

– La larga noche de Francisco Sanctis (1984)

– En la noche (1985) CUZZANI, AGUSTÍN (1924-1987)

– Una libra de carne (1954)

– El centroforward murió al amanecer (1955)

– Los indios estaban cabreros (1958)

– Sempronio, el peluquero y los hombrecitos (1962)

– Para que se cumplan las escrituras (1966) CHIÁPORRI, ATILIO (1880-1947)

– Bordeland (1907)

– La eterna angustia (1908)

– La corbata azul

– La Belleza Invisible (1919)

– La isla de las rosas rojas(1925)

– La inmortalidad de una patria (1942)

– Recuerdos de la vida literaria y artística (1944)

– Luz en el Templo DADOVE, SANTIAGO (1889-1953)

– La muerte y su traje (1961) DAIREAUX, GODOFREDO (1839-1916)

– Vida y Costumbres en el Plata (1888)

– Las dos patrias (1906)

– Recuerdos de un hacendado.

– Tipos y paisajes criollos (1903)

– Las veladas de un tropero (1905)

– Las dos Patrias (1906)

– Los milagros de la Argentina (1910)

– Fabulas Argentinas

– Costumbres Criollas (1915) DAL MASETTO, ANTONIO (1938-

– Canto rodado (Poemas, 1963)

– Lacre (Cuentos, 1964)

– Siete de oro (1969, también publicada como El ojo de la perdíz en 1970)

– Fuego a discreción (Novela, 1983)

– Siempre es difícil volver a casa (Novela, 1985)

– Ni perros ni gatos (Cuentos, 1987)

– Reventando corbatas (Cuentos, 1989)

– Oscuramente fuerte es la vida (1990)

– Amores, cuentos (1990)

– La tierra incomparable (Novela, 1994)

– Gente del bajo, cuentos (1995)

– Demasiado cerca desaparece (1997) DANERO, EDUARDO MARÍA SUÁREZ (1897-)

– El derechoa al vida (1918)

– El vértigo (1925)

– Amor de príncipe (1925)

– Sangre en los labios (1926)

– La aventura negra (1928) DÁVALOS, JUAN CARLOS (1887-1959)

– De mi vida y de mi tierra (1914)

– Don Juan de Viniegra (1917)

– Cantos agrestes (1917)

– Salta (1918)

– La Tierra en armas (1918) Teatro

– Cantos de la Montaña (1921)

– El viento blanco (1922)

– La epopeya salteña

– Los gauchos (1924)

– Pueblecitos montañeses (1925)

– En las cumbres (1925)

– Cuentos (1925)

– Fábulas campesinas de Salta (1925)

– Airampo (1925)

– Los casos del zorro (1925)

– Los buscadores de oro (1928)

– Los gauchos (1928)

– Relatos lugareños (1930)

– Otoño (1935)

– Los valles de Cachi y Molinos (1937)

– Estampas lugareñas (1941)

– La Venus de los barriales y otros relatos (1941)

– Cuentos y Relatos del Norte (1946)

– Antología poética (1952)

– Antología (Cuentos escogidos, 1953)

– Ultimos versos (1961)

– Cuentos y relatos del norte argentino (1964)

– La epopeya salteña DEFILIPPIS NOVOA, FRANCISCO (1889-1930)

– El día sábado (1913)

– Las casa de los viejos (1914)

– El cacique blanco (1920)

– Santos bandidos (1920)

– La madrecita (1920)

– El tuerbión (1922)

– La samaritana (1923)

– Tu honra y la mía (1925)

– Los caminos del mundo (1925)

– Yo tuve veinte años (1926)

– El alma del hombre honrado (1926)

– María la tonta (1927)

– Despertáte Cipriano (1929)

– Nosotros dos (1930)

– He visto a Dios (1930)

– Sombras en la pared (1931)

– Ida y vuelta (1941) DELFINO, AUGUSTO MARIO (1900-1961)

– Márgara que venía de la lluvia (1936)

– Fin de siglo (1939)

– Para olvidarse de la guerra (1941)

– Cuentos de Nochebuena (1946) DENEVI, MARCO (1922-1999)

– Rosaura a la diez (Novela, 1955)

– Los expedientes (1957)

– El emperador de la China (1959)

– Ceremonia secreta (1960)

– La muerte del Emperador de la China (1961)

– El cuarto de la noche (1962)

– Un pequeño café (1966)

– Falsificaciones (1966)

– El emperador de la China (1970)?

– El cuarto de la noche (1972)

– Hierba del cielo (1972)

– Salón de lectura (1974)

– Parque de diversiones II (1979)

– Obras completas (1980)

– Manuel de historia (1985)

– Enciclopedia secreta de una familia argentina (1986)

– Música de amor perdido (1991)

– El amor es un pájaro rebelde (1993) DÍAZ, LEOPOLDO (1862-1947)

– Una página triste (1883)

– Fuegos fatuos (1885)

– Sonetos (1888)

– La cólera del bronce (1894)

– La batalla (1894)

– Bajo-relieves (1895)

– Byron (1895)

– Poemas (1896)

– Traducciones (1897)

– Las galeras de oro (1901)

– Las sombras de Hellas (1902)

– Atlántida conquistada (1906)

– Las ánforas y las urnas (1923) DI BENEDETTO, ANTONIO (1922-1986)

– Zama (Novela, 1948)

– Mundo animal (1953)

– El pentágono (1955)

– Grot (1957)

– Declinación y el ángel (1958)

– El cariño de los tontos (1961)

– El silenciero (1964)

– Two Stories (1965)

– Los suicidas (1969)

– Annabella (1974)

– Absurdos (1978)

– Caballo en el salitral (1981) DICKMANN, MAX (1902-)

– Madre América (1930)

– Gente (1936)

– Los frutos amargos ((1941)

– Esta generación perdida (1945)

– El motín de los ilusos (1949) DISCÉPOLO, ARMANDO (1887-1971)

– Entre el hierro (1910)

– La torcaz

– El rincón de los besos (1911)

– La fragua (1912)

– Espuma de mar (1912) en colaboración con Rafael José de Rosa

– El viaje aquel (1912)

– El novio de mamá (1914) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– Mi mujer me aburre (1914) en colaboración con Rafael José de Rosa

– El patio de las flores (1915) en colaboración con Federico Mertens

– El guarda (1915) en colaboración con Rafael José de Rosa

– El movimiento continuo (1916) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– La ciencia de la casualitat (monólogo) (1916) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– El reverso (1916)

– El Conservatorio La Armonía (1917) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– El chuco Pintos (1917)

– La espada de Damocles (1918) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– El vértigo (1919)

– El clavo de oro (1920) en colaboración con Rafael José de Rosa y Mario Folco

– El vértigo (1919)

– Mustafá (1921) en colaboración con Rafael José de Rosa

– L’Italia unita (1922) en colaboración con Rafael José de Rosa

– Mateo (1923)

– Hombres de honor (1923)

– Giacomo (1924) en colaboración con Rafael José de Rosa

– Muñeca (1924)

– Babilonia (1925)

– El organito (en colaboración con su hermano,1925)

– Patria nueva (1926)

– Stéfano (1928)

– Levántate y anda (1929)

– Amanda y Eduardo (1931)

– Cremona (1932)

– Relojero (1934) DRAGHI LUCERO, JUAN (1897-1994)

– Novenario cuyano (1935)

– Cancionero popular cuyano (1938)

– Las mil y una noches argentinas (1940)

– El loro adivino DRAGÚN, OSVALDO (1929-)

– La peste viene de Melos (1956)

– Historias para ser contadas (1957)

– Tupac Amaru (1957)

– El jardín del infierno (1962) ECHEVERRÍA, ESTEBAN (1805-1851)

– Elvira o La Novia del Plata (1832)

– Los consuelos (1834)

– Rimas.  (La cautiva).  (1837)

– La guitarra (1842)

– El ángel caído (1846)

– Dogma socialista (1846)

– Avellaneda (1849)

– El matadero (1871, publicado póstumamente) EICHELBAUM, SAMUEL (1894-1967)

– Por el mal camino (1911-12)

– La quietud del pueblo (1919)

– Un romance turco (1920) en colaboración con Pedro E. Pico

– La mala sed (1920)

– La Juana Figueroa (1921) en colaboración con Pedro E. Pico

– La cáscara de nuez (1921) en colaboración con Pedro E. Pico

– El dogma (1921)

– Un hogar (1922)

– Doctor (1922) en colaboración con Pedro E. Pico

– El ruedo de las almas (1923)

– La hermana terca (1924)

– El monstruo en libertad (1925)

– El judío Aarón (1926)

– Nadie la conoció nunca (1926)

– N.N. Homicida (1927)

– ¡Viva el Padre Krantz!  (1928)

– Tormenta de Dios (1929)

– Cuando tengas un hijo (1929)

– Señorita (1930)

– Lotería sin premios (1930) en colaboración con Pedro E. Pico

– Ricardo de Gales, príncipe criollo (1931)

– Soledad es tu nombre (1932)

– El viajero inmóvil (1933)

– En tu vida estoy yo (1934)

– El gato y su selva (1936)

– Pájaro de barro (1940)

– Un guapo del novecientos (1940)

– Divorcio nupcial (1941)

– Vergüenza de querer (1941)

– Un tal Servando Gómez(1942)

– Rostro perdido (1952)

– Dos brasas(1955)

– Las aguas del mundo (1957)

– Subsuelo (1967)

– Rostro perdido.  Un cuervo sobre el imperio.  Gabriel olvidado y Subsuelo (1996) ESCARDÓ, FLORENCIO (Seudónimo: Piolín de Macramé-Juan de Garay) (1904-1992)

– Siluetas desconocidas (1920)

– ¡Oh!  (1940)

– Cosas de argentinos (1940)

– Eduardo Wilde (1943)

– Puericultura (1945)

– Geografía de Buenos Aires (1945)

– El alma del médico (1954)

– Sydenham y Don Quijote (1958)

– Qué es pediatría (1956)

– La pediatría, medicina del hombre (1951)

– Un pueblo despierto (1960)

– La casa nueva.  Evocaciones del Colegio Nacional de Buenos Aires (1963)

– Geografía de Buenos Aires (1966)

– Sexología de la familia (1961)

– Clase de despedida (1970) ESTRADA, ÁNGEL DE (1872-1923)

– Los espejos (1889)

– Cuentos (1900)

– El color y la piedra (1900)

– Alma nómade (1902)

– Forma y espíritus (1902)

– La voz del Nilo (1903)

– Redención (1907)

– El huerto armonioso (1908)

– La ilusión (1910)

– La plegaria del sol (1910)

– Caleidoscopio (1911)

– Visión de Paz (1911)

– Pedro Goyena (1914)

– Cadoreto (1914)

– Formas y espiritú (1916),

– Vicios (1916)

– El triunfo de las rosas (1918)

– La esfinge (1924)

– El sueño de una noche del castillo y otros poemas (1925)

– La flor de Borgoña (1925)

– Alma nomade ESTRELLA GUTIERREZ, FERMÍN (1900-1990)

– El cántaro de plata (1925)

– Canciones de la tarde (1925)

– Desamparados (1926)

– La ofrenda (1927)

– El ídolo y otros cuentos (1928)

– El ladrón y la selva (1930)

– Un film europeo (1930)

– El río (1933)

– Destierro (1935)

– Trópico (1937)

– La llama (1941)

– Una mujer

– Nocturno (1943)

– Sonetos de la Soledad del Hombre (1949)

– Memorias del estanciero y otros cuentos (1949)

– San Martin (1950)

– La niña de la Rosa (1955)

– Recuerdos de la vida literaria (1966)

– El libro de las horas (1972)

– Viaje a Venezuela (1979) FERNÁNDEZ, MACEDONIO (1874-1952)

– No todo es vigilia la de los ojos (1928)

– Papeles de Reciénvenido (1929)

– Una novela que comienza (1941)

– Papeles de Reciénvenido.Continuación de la nada (1944)

– Poemas (1953)

– Papeles de Macedonio Fernández (1964)

– Papeles de Recienvenido; Poemas; Relatos; Cuentos; Miscelánea (1966)

– Museo de la novela de la Eterna (1967)

– Cuadernos de todo y nada (1972)

– Epistolario (1973)

– Teorías (1974) FERNÁNDEZ MORENO, BALDOMERO (1886-1950)

– Las iniciales del misal (1915)

– Intermedio provinciano (1916)

– Ciudad (1917)

– Por el amor y por ella (1918)

– Versos de Negrita (1920)

– Nuevos poemas (1921)

– El hombre en el campo (1923)

– Aldea española (1925)

– El hijo (1926)

– Décimas (1928)

– Sonetos (1929)

– Seguidillas (1936)

– Romances (1936)

– Continuación (1938)

– Antología (1940)

– Yo, médico; yo catedrático (1941)

– La Patria desconocida (1943)

– San José de Flores (1943)

– La mariposa y la viga (1947)

– Parva (1949)

– Ciudad.  1915-1949 (1949)

– Penumbra.  El libro de Marcela (1951)

– Vida.  Memorias de Fernández Moreno (1957)

– Guía caprichosa de Buenos Aires (1965) FERÁNDEZ MORENO, CÉSAR (1919-1985)

– Gallo ciego (1940)

– El alegre ciprés (1941)

– La palma y la mano (1942)

– Veinte años después (1953)

– Sentimientos (1961)

– Argentino hasta la muerte (1965)

– La realidad y los papeles (1967) FERREYRA BASSO, JUAN G. (1910-1984)

– Rosa de arcilla (1940)

– La soledad poblada (1942)

– El mineral,el árbol, el caballo (1943)

– El niño (1944)

– Poema de homenaje a Juan José Castro (1956) FIJMAN, JACOBO (1898-1970)

– Molino rojo (1926)

– Hecho de estampas (1929)

– Estrella de la mañana (1931)

– San Julián pobre (1998) FILLOY, JUAN (1894-2000)

– Periplo (1931)

– Estafen!  (1932 y1968)

– Balumba (1933)

– Op Oloop (1934 y1967)

– Aquende (1936)

– Caterva (1937)

– Finesse (1939) FLORES, CELEDONIO ESTEBAN (1896-1947)

– Chapaleando barro (1929)

– Cuando pasa el organito (sin fecha) FRANCO, LUIS (1898-1988)

– La flauta de caña (1920)

– Libro del gay vivir (1923)

– Coplas del pueblo (1926)

– Los trabajos y los días (1928)

– América inicial (1931)

– Nocturnos (1932)

– El general Paz y los dos caudillajes (1936)

– Suma (1927-1937) (1938)

– Catamarca en cielo y tierra (1944)

– El otro Rosas (1945)

– Pan (1937-1947) (1948)

– Antes y después de Caseros (1953)

– Sarmiento y Martí (1958)

– Biografía patria: visión retrospectiva y críticadel reciente pasado argentino (1958)

– Pequeño diccionario de la desobediencia (1959)

– Constelación (1959)

– Revisión de los griegos (1960)

– La hembra humana (1962)

– El corazón de la guitarra (1963)

– Espartaco en Cuba (1965)

– Constelación Nº2 (1965)

– La Pampa habla (1968)

– Cuento orejanos (1968)

– Sarmiento entre dos fuegos (1968)

– Zoología de bolsillo (1976)

– Nuestro padre el árbol (1978)

– Biografía de la guerra

– Walt Whitman

– Biografías animales

– Hudson a caballo FRAY MOCHO (Ver Alvarez, José Sixto) FURT, JORGE M. (1902-1971)

– Cancionero popular rioplatense (2 vol.  1923-1925)

– Lo gauchesco en “La literatura Argentina” de Ricardo Rojas (1929)

– Arte gauchesco

– Coreografía gauchesca (1927)

– Antología gauchesca (1930)

– Libro de prosa (1932)

– Esteban Echeverría (1938)

– Flor de milagros (1938)

– Niobe (1943)

– Las elegías (1947)

– Libro de varios tratados y noticias (1947)

– Libro de compañía (1947)

– Coral (1952)

– La vida de Luis Tejeda (1955) GACHE, ROBERTO (1891-1966)

– Glosario de la farsa urbana (1920)

– Del vestido y del desnudo (1920)

– Baile y Filosofía (1922)

– Las estatuas/Una mujer ajena (1923)

– Tres comedias (1924)

– Paris Glosario Argentino (1928) GALÁN, RAUL (1913-1963)

– Huerto (1942)

– Se me ha perdido una niña (1951)

– Carne de tierra (1952)

– Ahora o nunca (1960)

– Canto a Jujuy (1950)

– Obras completas (1966) GALTIER, LYSANDRO Z.D. (1902 )

– Itinérarie suivi de Réalité du Souvenir (1936)

– Lumiere de Pampa (1937)

– Mot de Passe y Dénouement (1942)

– Luz de Pampa-Extensión interior (1950)

– La traducción literaria.  Antología del poema traducido (1965)

– Penumbra lúcida (1968) GÁLVEZ, MANUEL (1882-1962)

– La trata de blancas (tesis universitaria) (1904)

– El enigma interior (1907)

– Sendero de humildad (1909)

– El diario de Gabriel Quiroga.  Opiniones sobre la vida argentina (1910)

– El solar de la raza (1913)

– La inseguridad de la vida obrera.  Informe sobre el paro forzoso (1913)

– La maestra normal (1914)

– El mal metafísico (1916)

– La vida múltiple (Arte y literatura: 1910-1916) (1916)

– La sombra del convento (1917)

– Nacha Regules (1919) (novela)

– Luna de miel y otras narraciones (1920)

– La sombra del convento (1922)

– La tragedia de un hombre fuerte (1922)

– Historia de arrabal (1922)

– El cántico espiritual (1923)

– El espíritu de la aristocracia y otros ensayos (1924)

– Nacha Regules (1925) (teatro)

– La pampa y su pasión (1926)

– Una mujer muy moderna (1927)

– Escenas de la Guerra del Paraguay.  Los caminos de la muerte (1928)

– El hombre de los ojos azules (1928)

– Escenas de la Guerra del Paraguay.  Humaitá (1929)

– Escenas de la Guerra del Paraguay .Jornadas de agonía (1929)

– Miércoles Santo (1930)

– El gaucho de Los Cerillos (1931)

– El general Quiroga (1932)

– Vida de Fray Mamerto Esquiú (1933)

– Ese pueblo necesita… (1933)

– Cautiverio (1935)

– La noche toca su fin (1935)

– La Argentina en nuestros libros (1935)

– Hombres en soledad (1938)

– Vida de Hipólito Yrigoyen.El hombre del misterio (1939)

– Vida de don Juan Manuel de Rosas (1940)

– Vida de Don Gabriel García Moreno (1942)

– Vida de Aparicio Saravia (1942)

– Calibán (1943)

– Amigos y maestros de mi juventud.  Recuerdos de la vida literaria (1900-1910) (1944)

– Vida de Sarmiento (1945)

– José Hernpandez (1945)

– España y algunos españoles (1945)

– El santito de la toldería.  La vida perfecta de Ceferino Namuncurá (1947)

– Don Francisco de Miranda, el mpas universal de los americanos (1947)

– La ciudad pintada de rojo (1948)

– La muerte en las calles (novela de las invasiones inglesas 1806-1807) (1949)

– Tiempo de odio y angustia (1839-1840) (1951)

– Han tocado a degüello (1840-1842) (1952)

– Bajo la garra anglofrancesa (1843-1848) (1953)

– Las dos vidas del pobre Napoleón (1954)

– Y así cayó don Juan Manuel (1850-1852) (1954)

– El uno y la multitud (1955)

– La noche toca su fin… (1956)

– Tránsito Guzmán (1957)

– Poemas de la recién llegada (1957)

– Perdido en su noche (1958)

– El novelista y las novelas (1959)

– En el mundo de los seres ficticios ((1961)

– Entre la novela y la historia (1962)

– Me mataron entre todos (1962)

– En el mundo de los seres reales (1965)

– La locura de ser santo (1967) GAMBARO, GRISELDA (1928)

– Las paredes (1963)

– Madrigal en la ciudad (1963)

– Viejo matrimonio (1965)

– El desatino (1965)

– La infancia de Petra (1964)

– Las paredes (1966)

– Una felicidad con menos pena (1957)

– Los siameses (1967)

– El campo (1968)

– Nada que ver (1972)

– Puesta en claro (1974)

– Decir sí (1981)

– La malasangre (1982)

– Del sol naciente (1984)

– Antígona furiosa (1986)

– Morgan (1989)

– Penas sin importancia (1990)

– La casa sin sosiego (ópera con música de Gerardo Gandini) (1992)

– Es necesario entender un poco (1995) GÁNDARA, CARMEN (1900-1977)

– Kafka o el pájaro de la jaula (1945)

– El lugar del diablo (1948)

– Los espejos (1951)

– La figura y el mundo (1958)

– El mundo del narrador (1969) GARCÍA, JUAN AGUSTÍN (1862-1923)

– La asociación de ideas (1892)

– Introducción al estudio del derecho argentino (1896)

– El régimen colonial (1898)

– Introducción al estudio de las ciencias sociales argentinas (1899)

– La ciudad indiana (1900)

– Memorias de un sacristán (1906)

– La Chepa Leona (1910)

– En los jardines del convento (1916)

– Sobre nuestra incultura (1922) GARCÏA MEROU, MARTÍN (1862-1905)

– Estudios literarios (1884)

– La ley social (1885)

– Libros y autores (1886)

– Perfiles y miniaturas (1889)

– Juan Bautista Alberdi (1890)

– Recuerdos literarios (1891)

– Confidencias literarias (1893)

– Ensayo sobre Echeverría (1894)

– El Brasil intelectual (1900)

– Estudios Americanos (1916) GARCÍA VELLOSO, ENRIQUE (1880-1938)

– El corneta de Belgrano (1901)

– Las aves negras (1898)

– Gabino el Mayoral (1898)

– El chiripá rojo (1900)

– Jesús Nazareno (1902)

– Prosa selecta (1905)

– Historia de la literatura argentina (1910)

– Trinidad Guevara (1918)

– La jugadora de poker (1927)

– Piedras Preciosas (1922)

– Antología poética y el arte de la declamación (1927)

– La jugadora de póker (1927)

– El falsificador (1927)

– Neurosis sentimental (1927)

– Comedias Escogidas (1939)

– Memorias de un hombre de teatro (1942) GELMAN, JUAN (1930)

– Violín y otras cuestiones (1956)

– El juego en que andamos (1959)

– Velorio del solo (1961)

– Gotán (1956-1962)

– Madrugada (1964)

– Cólera buey (1965)

– Cuerpo me querés (1968)

– Los poemas de Sidney West (Traducciones III, 1969)

– Fábulas (1971)

– Relaciones (1973)

– Hechos (1974-1978)

– Comentarios (1978-1979)

– Notas (1979)

– Citas (1979)

– Hechos y relaciones (1980)

– Carta abierta (1980)

– Si dulcemente (1980)

– Bajo la lluvia ajena (1980)

– Citas y comentarios (1982)

– Hacia el Sur (1982)

– Dibaxu (“Debajo”, en castellano sefardí y castellano moderno, 1983-1985 reeditado en 1994)

– Com/posiciones (1983-84)

– Eso (1983-1984)

– Salarios del impío (1984-1992)

– La junta luz (1985)

– Interrupciones I y II (1986)

– Composiciones (1986)

– Anunciaciones (1988)

– Carta a mi madre (1989)

– La abierta oscuridad (1993)

– Incompletamente (1997)

– Debí decir te amo (Antología personal) (1997)

– Ni el flaco perdón de Dios (Hijos de desaparecidos) (1997)

– Nueva prosa de prensa (1999) GERCHUNOFF, ALBERTO (1883-1950)

– Los gauchos judíos (1910)

– Con nuestro señor Don Quijote (1913)

– Autobiografía (1914)

– El nuevo régimen (1918)

– Cuentos de ayer (1919)

– Las imágenes del país (1921)

– La jofaina maravillosa (1922)

– El cristianismo precristiano (1924)

– Nuestros escritores: Roberto Payró (1925)

– La asamblea de la bohardilla (1925)

– Pequeñas prosas (1926)

– Historias y proezas de amor (1926)

– El hombre que habló en la Sorbona (1926)

– Enrique Heine, el poeta de nuestra intimidad (1927)

– Las imágenes del país.  Azul, Planceti y Dupuy (1931)

– Los amores de Baruj Spinoza (1932)

– El hombre importante (1934)

– La clínica del doctor Mefistófeles (1937)

– El problema judío (1945)

– Entre Ríos, mi país (1950)

– Retorno a Don Quijote (1951)

– Argentina, país de advenimiento (1952)

– El pino y la palmera (1952) GHIANO, JUAN CARLOS (1920-1990)

– Extraños huéspedes (1948)

– Historia de finados y traidores (1949)

– Temas y aptitudes (1949)

– Lugones escritor (1955)

– Testimonio de la novela argentina (1953)

– Memorias de la Tierra Escarlata (1954)

– Poesía argentina del siglo XX (1957)

– Narcisa Garay, una mujer para llorar (1959)

– Ricardo Güuraldes (1961)

– Antiyer (1966)

– Testigos (1967)

– Ceremonias de la soledad (1968)

– Corazón de tango (1968)

– Días en el pueblo (1968)

– La renguera del perro (1973)

– Noticias más o menos sociales (1981)

– Los rostros nativos (1982) GHIRALDO, ALBERTO (1874-1946)

– Fibras (1895)

– Música prohibida (1904)

– Carne doliente (1906) GIANNUZZI, JOAQUIN O, (1924-)

– Nuestros días mortales (1958)

– Contemporáneo del mundo (1962)

– Las condiciones de la época (1967)

– Señales de una causa personal (1977)

– Principios de incertidumbre (1980)

– Violín obligado (1984)

– Cabeza final (1991)

– Poemas (Antología, 1995) GIRONDO, OLIVERIO (1891-1967)

– Veinte poemas para ser leídos en el tranvía (1922)

– Calcomanías (1925)

– Espantapájaros (1932)

– Interlunio (1937)

– Persuación de los días (1942)

– Campo nuestro (1946)

– En la masmédula (1956) GIRRI, ALBERTO (1918-1991)

– Playa sola (1946)

– Crónica del héroe (1946)

– Coronación de la espera (1947)

– Trece poemas (1949)

– El tiempo que destruye (1951)

– Escándalo y soledaes (1952)

– Misántropos (1953)

– Línea de vida (1955)

– Examen de nuestra causa (1956)

– La penitencia y el mérito (1957)

– Propiedades de la magia (1959)

– La condición necesaria (1960)

– Elegías italianas (1962)

– El ojo (1963)

– Poemas elegidos (1965)

– Envíos (1966)

– Un brazo de Dios (1966)

– Casa de mente (1967)

– Valores diarios (1970)

– En la letra, ambigua selva (1972)

– El motivo es el poema (1976)

– Arbol de la estirpe humana (1978)

– Existenciales (1986)

– Tramas de conflictos (1988) GIUSTI, ROBERTO FERNANDO (1887-1978)

– Nuestros poetas jóvenes, revista crítica del actual movimiento poético argentino (1911)

– Crítica y polémica, 1ª.  Serie (1917)

– Crítica y polémica .  2ª.Serie (1924)

– Crítica y polémica .  3ª.  Serie (1927)

– Crítica y polémica.  4ª.  Serie (1930)

– Florencio Sánchez, su vida y su obra (1920)

– Literatura y vida (1939)

– Siglos, escuelas y autores (1946)

– Momentos y aspectos de la cultura argentina (1954)

– Ensayos (1955)

– Poetas de América y otros ensayos (1956) GOLA, HUGO (1927)

– 25 Poemas (1961)

– Poemas (1964)

– El círculo de fuego (1968)

– Jugar con fuego (1987, que reúne sus libros anteriores y poemas inéditos)

– Filtraciones (1996) GÓMEZ BAS, JOAQUÍN (1907-1984)

– Panorama de sueño

– Marejadas

– Prisma urbano

– Faroles en la niebla

– Anclado témpano

– Hogaño

– Birlibirloque

– Antopoemas

– La tarántula ciega

– Barrio gris

– Oro bajo

– La comparsa GONZÁLEZ, JOAQUÍN V. (1863-1923)

– Ensayo sobre la revolución (1885)

– Manual de la Constitución (1897)

– La tradición nacional (1888)

– Mis montañas (1893)

– Cuentos (1894)

– Patria (1900)

– Historias (1900)

– Problemas escolares (1900)

– Ideales y caracteres (1902)

– Educación y gobierno (1905)

– La Universidad de La Plata (1905)

– Universidades y colegios (1907)

– Política espiritual (1910)

– La Argentina y sus amigos (1910)

– Hombres e ideas educadores (1912)

– El juicio del siglo (1913)

– Política universitaria (1915)

– Bronce y lienzo (1916)

– Fábulas nativas (1924) GONZÁLEZ ARRILLI, BERNARDO (1892-1987)

– Protasio Lucero

– El pobre afán de vivir

– Los charcos rojos

– Buenos Aires 1900 GONZÁLEZ LANUZA, EDUARDO (1900-1984)

– Prismas (1924)

– Aquelarre (1928) O 27

– Treinta y tantos poemas (1932)

– El bastón del señor Polichinela (farsa de muñecos, 1935)

– La degollación de los inocentes (1938)

– Ni siquiera el diluvio (1939)

– Puñado de cantares (1940)

– Horacio Butler (1941)

– Transitable cristal (1943)

– Variaciones sobre la poesía (1943)

– Oda a la alegría y otros poemas (1949)

– Retablos de Navidad y de la Pasión (1953)

– Cuando el ayer era mañana(1954)

– Suma y sigue (1960)

– Los martinfierristas (1961)

– Profesión de fe y otros poemas (1971)

– Hai-Kais (1977)

– Aquelarre (1927, cuentos) GONZÁLEZ TUÑÓN, ENRIQUE (1901-1943)

– Tangos (1926)

– El alma de las almas inanimadas (1927)

– La rueda del molino mal pintado (1928)

– Apologia de un hombre santo (1930)

– Camas desde un peso (1932)

– El tirano (1932)

– El cielo está lejos (1933)

– La calle de los sueños perdidos (1941) GONZALEZ TUÑÓN, RAÚL (1905-1974)

– Las puertas de fuego (1923)

– El violín del diablo (1926)

– Miércoles de ceniza (1928)

– La calle del agujero en la media (1930)

– El otro lado de la estrella (1934)

– Todos bailan, poemas de Juancito Caminador (1934)

– La rosa blindada (1935)

– Ocho documentos de hoy (1936)

– Las puertas del fuego (1938)

– La muerte en Madrid (1939)

– Canciones del tercer frente (1939)

– Nuevos poemas de Juancito Caminador (1941)

– La calle de los sueños perdidos (1941)

– Himno de pólvora (1943)

– Primer canto argentino (1945)

– Dan tres vueltas y luego se van.

– Hay alguien que está esperando (1952)

– Todos los hombres del mundo son hermanos (1954)

– La cueva caliente (1957)

– La Luna con Gatillo (1957), dos tomos,Edit.  Cartago

– A la sombra de los barrios amados (1957)

– Demanda contra el olvido (1963)

– Poemas para el atril de una pianola (1965)

– La literatura resoplandeciente (ensayos, 1967)

– Poemas para el atril de una pianola Crónicas

– Crónicas del país del nunca jamás (1967)

– La veleta y la antena (1969)

– Selección de Poesía.  1926-1948

– El Rumbo de las islas perdidas (1969)

– Antologia poética, edit.  Losada (1970).

– El banco de la plaza: los melancólicos canales del tiempo (1977) GOROSTIZA, CARLOS (1920)

– La clave encantada (1943)

– Nuevos títeres de la clave encantada (1949)

– El puente (1949)

– El fabricante de piolín (1949)

– El caso del hombre de la valija negra (1951)

– Marta Ferrari (1954)

– El reloj de Baltasar (1955)

– El pan de la locura (1958)o 59

– Vivir aquí (1964)

– Los prójimos (1966)

– ¿A qué jugamos?  (1968)

– El lugar (1970)

– Los cinco sentidos capitales (1973)

– Juana y Pedro (1975)

– Los hermanos queridos (1978)

– El acompañamiento (1981)

– Hay que apagar el fuego (1982)

– Matar el tiempo (1982)

– Papi (1983)

– El frac rojo (1988)

– Aeroplanos (1990)

– El patio de atrás (1994)

– Los otros papeles (1996) GOYANARTE, JUAN (1901-1967)

– La semilla que tae el viento (1941)

– Lunes de carnaval

– Lago argentino (1946) GORRITI, JUANA MANUELA (1818-1892)

– La quena (1845) (en “La Revista de Lima”)

– Sueños y relidades (1865)

– Panoramas de la vida, colección de novelas, fantasías y descripciones americanas (1876)

– Misceláneas, colección de leyendas, juicios, pensamientos, dicusos, etc. (1878)

– El mundo de los recuerdos (1886)

– Oasis en la vida (1888)

– La tierra natal (1889)

– Perfiles (1892)

– Cocina ecléctica (1892)

– Veladas líricas de Lima (1892)

– El pozo de Yocci (1929)

– El Tesoro de los Incas (1929) GRANATA, MARIA (1921)

– Umbral de tierra (1942)

– Muerte del adolescente (1946)

– Corazón cavado (1952)

– Color humano (1966) GROUSSAC, PAUL (1848-1929)

– Ensayo histórico sobre el Tucumán (1882)

– Fruto vedado (1884)

– La lucha presidencial (1892)

– Del Plata al Niágara (1897)

– Viaje intelectual (impresiones de naturaleza y arte) 1904-1920 (1ª.  Y 2ª.  Serie)

– Santiago de Liniers (1907)

– Les iles Malvinas (1910)

– El viaje intelectual (1914)

– Mendoza y Garay (1916)

– El Congreso de Tucumán (1916)

– Estudios de historia argentina (1918)

– Los que pasaban (1919)

– Relatos argentinos (1922)

– La Divisa Punzó (1923)

– Crítica literaria (1924)

– Cahiers de sonnets

– Sobre fruto vedado (1930) GUDIÑO KRAMER, LUIS (1898-1973)

– Aquerencia soledad (1940)

– Exaltación de los valores humanos en la obra de Hudson (1942)

– Médicos, magos y curanderos (1942)

– Tierra ajena (1943)

– Cuatro artistas del litoral (1945)

– Señales en el viento (1948)

– Escritores y plásticos del Litoral (1955)

– Caballos (1956)

– Sin destino aparente (1959)

– Folklore y colonización (1959)

– La creciente y otros cuentos (1966) GUIBOURG, EDMUNDO (1893-1986)

– El sendero en las tinieblas (1921)

– Cuatro mujeres (1922) – GUIDO, BEATRIZ (1925-1988)

– La casa del ángel (1954)

– La caída (1956)

– Fin de fiesta (1958)

– El incendio y las vísperas (1964)

– La mano en la trampa (1961)

– Escándalos y soledades (1970)

– Carta abierta a una madre (1973)

– Piedra libre (1976)

– Quién le teme a mis tema (1977)

– Fiebre amarilla (1980)

– Memorias del subsuelo (1981)

– Apasionados (1982) GUIDO SPANO, CARLOS (1827-1918)

– El gobierno y la Alianza (1866)

– Carta confidencial (1871)

– Hojas al viento (1871)

– Ráfagas (1879, 2 tomos)

– Ecos lejanos (1895)

– Poesías compoetas (1911) GüIRALDES, RICARDO (1886-1927)

– El cencerro de cristal (1915)

– Cuentos de muerte y sangre, seguidos de Aventuras grotescas y una Triología cristiana (1915)

– Raucho (1917)

– Rosaura (1922)

– Xamaica (1923)

– Don Segundo Sombra (1926)

– Poemas místicos (1928)

– Poemas solitarios (1921-1927) (1928)

– Seis relatos (1929)

– El sendero (1932)

– El libro bravo (poemas) (1936)

– Pampa (poemas inéditos) (1954)

– El pájaro blanco (1952) GUTIERREZ, EDUARDO (1851-1889)

– Juan Moreira (1879-80)

– Juan Cuello (1880)

– El jorobado (1880)

– El Tigre de Quequen (1880)

– Los grandes ladrones (1881)

– Hormiga negra (1881)

– Juan sin Patria (1881)

– Santos vega (1881)

– Don Juan Manuel de Rosas (1882)

– La muerte de Buenos Aires (1882)

– Los asesinos de Alvarez (1882)

– Los enterrados vivos (1883)

– Amor Funesto (1883)

– El asesinato de Forini (1883)

– Doña Dominga Rivadavia (1883)

– El Chacho (1884)

– Los siete bravos (1885)

– Carlos Lanza (1886)

– El rastreador (1886)

– La muerte de un héroe (1886)

– Los Hermanos Barrientos (1886)

– Croquis y siluetas militares (1886)

– Pastor Luna (1886)

– Ignacio Monges (1886)

– La mazorca (1888)

– El puñal del tirano (1888)

– Carlos Soto (1893)

– Un viaje infernal (1899

– Una amistad hasta la muerte

– Pastor Luna

– Nicora Fernández GUTIERREZ, JUAN MARÍA (1809-1878)

– Los consuelos de Esteban Echeverría (1834)

– El capitán de Patricios (1838)

– Estudios biográficos y críticos sobre algunos poetas sudamericanos anteriores al siglo XIX (1865)

– Poesía americana(compilación) (1866)

– Noticias históricas sobre el origen y desarrollo de la enseñanza pública superior en Buenos Aires (1868)

– Estudio sobre las obras y la persona del literato y publicista argentino Juan Cruz Varela (1871)

– Don Esteban de Luca (1877)

– La historia argentina al alcance de los niños (1893)

– Juan Cruz Varela: su vida, sus obras, su época (1918)

– “Cartas de un porteño” (1945)

– Estudios históricos y literarios (1934)

– Los poetas de la Revolución (1941)

– Escritores coloniales americanos (1954) GUTIERREZ, RICARDO (1838-1896)

– La fibra salvaje (1860)

– Lázaro (1869)

– El Libro de las lágrimas y El libro de los cantos (1878) (recogidos póstumamente en Poesías líricas (1938) HERNÁNDEZ, JOSÉ (1834-1886)

– Las dos políticas (1858) folleto

– Rasgos biográficos del General D. Angel V. Peñaloza (1863)

– La vida del Chacho.  (En el periódico “El Argentino”) (1863)

– El gaucho Martín Fierro (1872)

– La vuelta de Martín Fierro (1879)

– Instrucción del estanciero (1881)

– Las Islas Malvinas HERNÁNDEZ, JUAN JOSÉ (1940-)

– Negada permanencia (1952)

– Claridad vencida (1957)

– La siesta y la naranja (1952)

– La Srta.  Estrella y Como si estuvieran jugando (1963)

– Elegía, naturaleza y la garza (1966)

– El inocente(1965)

– La ciudad de los sueños (1971)

– La favorita (977) HIDALGO, BARTOLOMÉ JOSÉ (1788-1822)

– Cielitos

– Diálogos patrióticos HOLMBERG, EDUARDO LADISLAO (1852-1937)

– Dos partidos en lucha (1875)

– Horacio Kalibang o los autómatas (1879)

– Filigranas de cera (1885)

– La casa endiablada (1896)

– La bolsa de huesos (1896)

– Nelly (1896)

– El medallón (1898) HOUSE, GUILLERMO (1884-1962)

– Del llano a las montañas (1922)

– Alma Nativa (1923)

– Cuentos argentinos (1935)

– El ocaso de los gauchos (1938)

– El último perro (1943)

– La tierra de todos (1944)

– El fortín de los hombres sin miedo (1953)

– Anselmo Coronel (1955)

– El paisaje en la sangre; Pirincho en la estancia (1958) HUDSON, GUILLERMO ENRIQUE (1841-1922)

– Allá lejos y hace tiempo (1874)

– El gorrión de Londres (1883)

– La tierra purpúrea (1885)

– A crystal age (1887)

– Ornitología argentina (1889)

– Mansiones verdes (1890)

– Un naturalista en el Plata (1892)

– Días de ocio en la Patagonia (1893)

– Nature in Downland (1900)

– El ombú (1902)

– Hampshire days (1903)

– Mansiones verdes (1904)

– Un niño perdido (1905)

– Afoot in England (1909)

– Aventuras entre pájaros (1913)

– Allá lejos y hace tiempo (1918)

– El libro de un naturalista (1919)

– Un vendedor de bagatelas (1921)

– Una cierva en el Richmond Park (1922)

– Tecla y los hombrecitos y otros poemas (1923) INGENIEROS, JOSÉ (1877-1925)

– La simulación en la lucha por la vida (1905)

– Crónicas de viaje (1905)

– El hombre mediocre (1913)

– Sociología argentina (1915)

– Principios de sociología (1916)

– Proposiciones relativas al porvenir de la filosofía (1918)

– Las fuerzas morales, a la juventud de América Latina (1925)

– La evolución de las ideas argentinas (4 tomos, 1937)

– Tratado del amor (1940) JAURETCHE, ARTURO (1901-1974)

– El paso de los libres (1934) O 33

– El plan Prebisch.  Retorno al colonoaje (1955)

– Los profetas del odio (1957)

– Ejército y política (1958)

– Política nacional y revisionismo histórico (1959)

– Prosas de hacha y tiza (1960)

– El medio pelo en la sociedad argentina (1966)

– Manual de zonceras argentinas (1966) JITRIK, NOÉ (1928)

– Feriados (1956)

– El año que se nos viene (1959)

– Horacio Quiroga, una obra de experiencia y riesgo (1959)

– Seis novelistas argentinos de la nueva promoción (1959)

– Leopoldo Lugones, mito nacional (1960)

– Addio a la mamma (1965)

– Escritores argentinos (1967)

– La rectificación (1967)

– La fisura mayor (1967)

– El ochenta y su mundo (1968)

– Procedimiento y mensaje en la novela (1962) JORDÁN, LUIS MARÍA (1883-1933)

– Los jardines galantes (1909)

– La copa de oro (1914)

– Primavera interior, poesías (1920)

– Mamboretá (1920)

– Los atormentados (1924)

– Cartas a un extranjero (1924)

– Un idlio

– La túnica del sol (1906) JUARROZ, ROBERTO (1925-1995)

– Poesía vertical (1958)

– Seis poemas sueltos (1960)

– Segunda poesía vertical (1963)

– Tercera poesía vertical (1967)0 65’?

– Poesía y creación.  Diálogos con Guillermo Boido (1980)

– Poesía y realidad (ensayos, 1992)

– Decimocuarta poesía vertical y Fragmentos verticales (1994) JUSTO, LIBORIO (Lobodón Garra) (1902?)

– Tierra maldita (1932)

– Río abajo (1955)

– Prontuario (1957)

– Pampas y lanzas (1962) KORDON, BERNARDO ((1915-)

– La vuelta de Rocha (1936)

– Relatos de la tierra verde (1939)

– Macumba (1939)

– Un horizonte de cemento (1940

– La isla (1940)

– La selva iluminada (1942)

– Muerte en el valle (1943)

– Tormenta de otoño (1943)

– Reina del Plata (1946)

– De ahora en adelante (1952)

– Lampeao (1953)

– Vagabundo de Tombuctú (1956)

– Seiscientos millones y uno (1958)

– Domingo en el río (1960)

– Alias Gardelito (1961)

– El teatro chino tradicional, Reportaje a China (1964)

– Vencedores y vencidos (1965)

– Un día menos (1966)

– Testigos de China (1968)

– Hacele bien a la gente (1968)

– A punto de reventar (1970)

– Domingo en el río (1972)

– Los navegantes (1972)

– Bairestop (1975)

– Adiós pampa mía (1978)

– Manía ambulatoria (1979)

– Los que se fueron (1984) LAFERREERE, GREGORIO DE (1867-1913)

– ¡Jettatore!  (1904)

– Locos de verano (1905)

– Bajo la garra (1906)o 07

– El cuarto de hora o los dos derechos (1906)

– Las de Barranco (1908)

– Los invisibles (1911) LAMBORGHINI, LEÓNIDAS (1927)

– El saboteador arrepentido (plaqueta) (1955)

– Al público (1957)

– Las patas en las fuentes (1965)

– El solicitante descolocado ((1971)

– Partitas (1972)

– El ruiseñor (1975)

– Episodios (1980)

– Circus (1986)

– Verme y 11 reescrituras de Discépolo (1988)

– Odiseo confinado (1992)

– Tragedias y parodias (1993)

– Un amor como pocos (1993)novela

– Comedieta (1995)

– Las reescrituras (1996)

– La experiencia de la vida (1996) novela LAMBORGHINI, OSVALDO (1940-1985)

– El Fiord (1969)

– Sebregondi retrocede (1973) novela

– Poemas (1980)

– Novelas y cuentos (1988)

– Tadeys (1994) LANGE, NORAH (1906-1972)

– La calle de la tarde (1925)

– Los días y las noches (1926)

– Voz de la vida (1927)

– El rumbo de la rosa (1930)

– 45 días y 30 marineros (1933)

– Cuadernos de infancia (1937)

– Discursos (1943)

– Antes que mueran (1944)

– Personas en la sala (1950)

– Los dos retratos (1956) LANUZA, JOSÉ LUIS (1903-1976)

– Mitología para convalecientes (1932)

– Juanita de Valparaíso (1936)

– Morenada (1946)

– Instantáneas de historia

– Cancionero del tiempo de Rosas

– Pequeña historia de la calle Florida

– Coplas y cantares argentinos

– Una nube llamada Helena (1958)

– Los morenos

– Echeverría y sus amigos

– Un inglés en San Lorenzo y otros relatos

– Genio y figura de Lucio Mansilla LARRA, RAÚL (1913-)

– Gran Chaco (1947)

– Encuentro en la noche (1949)

– Sin tregua (1953)

– Le decían el Rulo (1956)

– Lisandro de la Torre, vida y drama del solitario (1951)

– Mosconi, general del petróleo (1958)

– El Uturrunco estaba entre nosotros (1960)

– Jorge Newbery.  El conquistador del espacio (1961)

– El hombre de la valija (1971) – LARRETA, ENRIQUE (1875-1961)

– Artemis (1896)

– La gloria de Don Ramiro (1908)

– Una vida en tiempos de Felipe II (1908)

– La lampe d’argil (1918) tradicido como La pasión de Roma (1934)

– Historiales; colección de escritos y discursos 1908-1920 (1921)

– La que buscaba don Juan (1923)

– Zoigobi (1926)

– El linyera (1932)

– Ceniza (1933)

– Las dos fundaciones de Buenos Aires (1933)

– Santa María del Buen Pastor (1936)

– Tiempos iluminados (1939)

– La calle de la vida y de la muerte (1941)

– La pasión de Roma (1941)

– Tenía que suceder(1943)

– Jerónimo y su almohada (1945)

– La naranja (1947)

– Orillas del Ebro (1949)

– Tres films (Fuerte como la pampa; La huerta; En la tela del sueño) (1951)

– Gerardo o La torre de las damas (1953)

– En la pampa.  Novela moderna (1955)

– Dramáticas personas (1959) LASCANO TEGUI, EMILIO (1887-1966)

– La sombra de la Empusa (1910)

– El árbol que canta (1911)

– De la elegancia mientras se duerme (1925)

– El Libro celeste (1936)

– Albúm de Flia.  (1936)

– Muchachos de San Telmo (1954)?

LAVARDÉN, MANUEL JOSÉ DE (1754-1809)

– Sátira (1786)

– Siripo (1789)

– Oda al majestuoso río Paraná (1801) LEDESMA, ROBERTO (1901-1966)

– Caja de música

– Trasfiguras

– Nivel de cielo

– Tiempo sin ceniza

– Juan sin ruido

– El pájaro y la tormenta LEGUIZAMÓN, MARTINIANO (1858-1935)

– Cayó el matrero (1886)

– Recuerdos de la tierra (1890)

– Calandria (1898)

– Montaraz, Costumbres argentinas (1900)

– Alma nativa (1906)

– De cepa criolla (1908)

– Páginas argentinas (1911)

– La cinta colorada (1916)

– El primer poeta criollo del Río de la Plata (1917)

– Rasgos de la vida de Urquiza (1920)

– Iconografía de Juan de Garay

– Urquiza y la casa del Acuerdo

– Hombres y cosas que pasaron (1926)

– La cuna del gaucho (1935)

– Papeles de Rozas (1935)

– Del tiempo viejo (1961) LEUMANN, CARLOS ALBERTO (1888-1952)

– El librode la duda y los cantos (1909)

– Adriana Zumarán (1920)

– La vida victoriosa (1922).

– El empresario del genio (1926)

– La iglesia y el hombre (1926)

– Transmundo (1930)

– El país del relámpago (1933)

– El libro de la dicha y los cantos ingenuos

– Los gauchos de a pie (1940)

– El lirio del valle

– El novicio

– La literatura gauchesca y la poesia gauchesca (1953) LIACHO, LÁZARO (1898-1969)

– Bocado de pan (1931)

– Palabra de hombre (1934)

– Dinámica porteña (1937)

– Pan de Buenos Aires (1940)

– El hombre y sus moradas (1961)

– Entre Dios y Satán (1966)

– Siónida desde la pampa y Sonata judía de Nueva York (1969)

– Sobre el filo de la vida (1969)

– Cantos de tango y vida LONCÁN, ENRIQUE (1892-1940)

– El lot obligatorio (1919)

– Las charlas de mi amigo (1922)

– He dicho (1925)

– Mirador Porteño (1932)

– Aldea Millonaria (1933)

– Oraciones de mi juventud (1935)

– Campanas de mi ciudad, campana argentinas

– La conquista de Buenos Aires (1936)

– El secreto de la calle Florida

– El voto obligatorio

– Palabras a la derrota

– Paul Groussac LÓPEZ, LUCIO VICENTE (1848-1894)

– Recuerdo de viaje (1881)

– La gran aldea (1884) LÓPEZ, VICENTE FIDEL (1815-1903)

– La novia del hereje o La inquisición en Lima (1854-1855)

– La loca de la guardia (1896) LÓPEZ MERINO, FRANCISCO (1904-1928)

– Canciones interiores y otros Poemas (1920)

– Tono menor (1923)

– Las tardes (1925)

– Obra completa LÓPEZ Y PLANES, VICENTE (1785-1856)

– El triunfo argentino

– Marcha patriótica (1813) LUCA, ESTEBAN DE (1786-1824)

– Canción patriótica (1810)

– Montevideo rendido (1814)

– A la victoria de Chacabuco (1817)

– Al triunfo del vicealmirante Lord Cochrane sobre el Callao el 6 de diciembre de 1820 (1821)

– Canto lírico a la libertad de Lima (1821)

– Al pueblo de Buenos Aires, 1822 (en Lira argentina, 1824) LUGONES, LEOPOLDO (1874-1938)

– Los mundos (1893)

– Las montañas de oro (1897)

– Emilio Zola (1902)

– La reforma educacional.  Un ministro y doce académicos (1903)

– Conferencia política (1903)

– Discurso en honor de Fray Fernando Trejo (1904)

– El imperio jesuítico (1904)

– Los crepúsculos del jardín (1905)

– La guerra gaucha (1905)

– Conferencia (1906)

– Las fuerzas extrañas (1906)

– La Cacolitia (1908)

– Lunario sentimental (1909)

– Las limaduras de Hephaestos.  Piedras liminares (ensayos) (1910)

– Las limaduras de Hephaestos.  Prometeo II (1910)

– Odas seculares (1910)

– Didáctica (1910)

– Historia de Sarmiento (1911)

– Antología (1912)

– El libro fiel (1912)

– Elogio de Ameghino (1915)

– El ejército de La Ilíada (1915)

– El problema feminista (1916)

– Rubén Darío (1916)

– El payador (1916)

– Cuentos (1916)

– Mi beligerancia (1917)

– Hijo de la pampa (1916)?

– El libro de los paisajes (1917)

– Antología (1917)

– Las industrias de Atenas(1919)

– Antología (1919)

– La torre de Casandra (1919)

– Antología (1919)

– El tamaño del espacio (1921)

– El dogma de obediencia (1921)

– Las horas doradas (1922)

– La funesta Helena.  Estudios helénicos (1922-1923)

– Un paladín de La Ilíada (1923)

– Acción (1923)

– Filosofícula (1924)

– Cuentos fatales (1924)

– La dama de La Odisea (1924)

– Héctor el domador (1924)

– Estudios helénicos (1924)

– Romancero (1924)

– Las carreras de La Ilíada (1924)

– Elogio de Leonardo (1925)

– La organización de la paz (1925)

– El ángel de la sombra (1926)

– Poemas solariegos (1928)

– Nuevos estudios helénicos (1928)

– Poemas solariegos (1928)

– La patria fuerte (1930)

– La grande Argentina (1930)

– Política revolucionaria (1931)

– Acción republicana (1931)

– El único candidato (1931)

– El estado equitativo (1932)

– Guardia argentina (1933)

– Leopoldo Lugones y los judíos (1937) Obras póstumas:

– Roca (1938)

– Romances del Río Seco (1938)

– Palabras en la tumba de Ricardo Güiraldes (1938)

– “Don Segundo Sombra” y “El discurso ante la tumba de Ricardo Güiraldes” de “La Nación /”Don Segundo Sombra por Leopoldo Lugones (1939)

– Antología poética (1941)

– Diccionario etimológico del castellano usual (1944) (inacabado)

– Obras poéticas completas (1948) LUSARRETA, PILAR DE (1907-1967)

– Job el opulento (1928)

– Celimena sin corazón (1935)

– La herencia del bárbaro (1929)

– El culto de los héroes (en colaboración de Arturo Cancela, 1939)

– Iconología de Manuelita (1935)

– Cinco de dandys porteños (1943)

– La gesta de Roger de Flor (1945)

– Niño Pedro (1956)

– Potro blanco (1961) LYNCH, BENITO (1880-1951)

– Plata dorada (1909)

– Los caranchos de La Florida (1916)

– Ranquela (1918)

– La evasión (1922)

– Las mal calladas (1923)

– El potrillo roano (1924)

– El inglés de los güesos (1924)

– El antojo de la patrona (1925)

– Palo verde (1925)

– El estanciero (1931)

– De los campos porteños (1931)

– El romance de un gaucho (1933)

– Cuentos criollos (1940)

– Cuentos camperos (1964) LYNCH, MARTA (1925-1985)

– La alfombra roja (1962)

– Al vencedor (1965)

– Cuentos tristes (1967)

– La señora Ordoñez (1968)

– Cuentos de caracoles (1970)

– Un árbol lleno de manzanas (1975) MALLEA, EDUARDO (1903-1982)

– Cuentos para una inglesa desesperada (1926)

– Conocimiento y expresión de la Argentina (1935)

– Nocturno europeo (1935)

– La ciudad junto al río inmóvil (1936)

– Historia de una pasión argentina (1937)

– Fiesta en noviembre (1938)

– Meditación en la costa (1939)

– La bahía del silencio (1940)

– El sayal y la púrpura (1941) o 1946

– Todo verdor perecerá (1941)

– Las águilas (1943)

– Rodeada está de sueño(Memorias poemáticas de un desconocido) (1944)

– El retorno (1946)

– El vínculo.  Los Rembrandts.  La rosa de Cernobbio (1946)

– Los enemigos del alma (1950)

– La torre (1951)

– Chaves (1953)

– La sala de espera (1953)

– Notas de un novelista (1954)

– Simbad (1957)

– El gajo de enebro (1957)

– Posesión (1957)

– La razón humana (1959)

– La vida blanca (1960)

– Las travesías I (1961)

– Las travesías II (1962)

– La representación de los aficionmados.  Un juego (1962)

– La guerra interior (1963)

– Testimonio de un escritor (1963)

– Poderío de la novela (1965)

– El resentimiento (1966)

– La barca de hielo (1967)

– La red (1968)

– La penúltima puerta (1969)

– Gabriel Andaral (1971)

– Triste piel del universo (1971)

– En la creciente oscuridad (1973)

– Los papeles privados (1974)

– La mancha en el mérmol (1982) MANAUTA, JUAN JOSE (1919)

– La mujer del silencio (1944)

– Los aventados (1952)

– Las tierras blancas (1956)

– Papá José (1958)

– Puro cuento (1958)

– Entre dos ríos (1958)

– La mujer de silencio (1944)

– Disparos en la calle (1985) MANSILLA, LUCIO VICTORIO (1831-1913)

– De Adén a Suez (1855)

– Recuerdos de Egipto (1863)

– Del ejército argentino y bases para el establecimiento de una escuela militar nacional (1863)

– Atar -Gull, o una venganza africana (1864, drama histórico)

– Una tía (1864, comedia)

– Una excursión a los indios ranqueles (1870)

– Bases para la organización del ejáercito argentino (1871)

– Reglamento para el ejercicio y maniobras de la infantería del ejército argentino (1876)

– Entre-nos (Causeries del jueves) (1889-1890)

– Retratos y recuerdos (1894)

– Estudios morales, o sea El diario de mi vida (1896)-

– Rozas.  Ensayo histórico- psicológico(1896)

– En vísperas (1903)

– Mis memorias: infancia, adolescencia (1904)

– Un país sin ciudadanos (1908) MARASSO, ARTURO (1890-1970)

– Bajo los astros (1911)

– Tamboriles (1930)

– Melampo (1931)

– Hesíodo en la literatura castellana (1926)

– Píndaro en la literatura castellana (1930)

– Rubén Darío y su creación poética (1934)

– Poemas (1944)

– Joaquín V. González (1946)

– La mirada en el tiempo (1946)

– La rama intacta (1949)

– Antología poética (1951)

– Cervantes, la invención del Quijote (1954)

– Joyas de las islas (1961)

– Poemas de integración (1964) MARECHAL, LEOPOLDO (1900-1970)

– Los aguiluchos (1922)

– Días como flechas (1926)

– Odas para el hombre y la mujer (1929)

– Laberinto de amor (1936)

– Cinco poemas australes (1937)

– Historia de la calle Corrientes (1937)

– Descenso y ascenso del alma por la belleza (1939)

– El centauro (1940)

– Sonetos a Sophia (1940)

– José Fioravanti (1942)

– Cántico espiritual (1944)

– Vida de Santa Rosa de Lima (1943)

– La rosa en la balanza (1944)

– Viaje de primavera (1945)

– Adán Buenosayres (1948)

– Viaje de la primavera (1945)

– Antología poética (1950)

– Antígona Vélez (1951)

– El canto de San Martín (1952)

– Pequeña antología (1954)

– La patria (1961)

– El Banquete de Severo Arcángelo (1965)

– Autopsia de Creso (1965)

– El poema del robot (1966)

– Cuaderno de navegación (1966)

– Heptamerón (1966)

– Las tres caras de Venus (1966)

– Megafón o la guerra (1970) MARIANI, ROBERTO (1892-1946)

– Las acequias y otros poemas (1921)

– El amor grotesco (en el folletín Nueva Era) (1922)

– Culpas ajenas (1921)

– Cuentos de la oficina (1925)

– El amor agresivo (1926)

– Introducción a Marcel Proust (1927) (Conferencia)

– El Teatro de Pirandello (1927) (Conferencia)

– La frecuentación de la muerte (1930)

– En la penumbra (1932)

– Regreso a Dios (1934)

– Un niño juega con la muerte y Regreso a Dios (1938)

– -Veinte años despúes o Todos los hijos de Dios somos buenos (1938)

– Regreso a Dios (1943)

– La cruz nuestra de cada día, (1954)

– El amor agresivo (1968)

– Siete historias bochornosas (1968)

– Recuerdos de Roberto Mariani, por E.M.S. Danero, (1969) MÁRMOL, JOSÉ PEDRO CRISÓLOGO (1817-1871)

– El poeta (1842)

– El cruzado (1842)

– El puñal (1844)

– Cantos del peregrino (1846-…)

– Examen crítico de la juventud progresista de Río de Janeiro (1847)

– Asesinato del Sr, Dr. D. Florencio Varela, Redactor del “Comercio del Plata” (1849)

– Manuela Rosas (1850)51?

– Armonías (1851)

– Amalia (1851-1854)

– Poesías (1854-1855)

– Amalia (1855, edición definitiva) MARTEL, JULIÁN (1867-1896) (Julián Martel es el seudónimo de José María Miró)

– La bolsa (1890) MARTÍNEZ CUITIÑO, VICENTE (1887-1964)

– El único gesto (1908)

– El derrumbe (1909)

– Mate dulce (1911)

– El malón blanco y Los Colombini (1912)

– La fuerza ciega (1911)

– La fiesta del hombre (1919)

– El espectador o La cuarta realidad (1928)

– Extraña (1929)

– Atorrante o La venganza de la tierra (1932)

– Superficie (1934)

– Horizonte (1934)

– El Café de los Inmortales MARTÍNEZ ESTRADA, EZEQUIEL (1895-1964)

– Oro y piedra (1918)

– Nefelibal (1922)

– Motivos del cielo (1924)

– Argentina (1927)

– Humoresca (1929)

– Títeres de pies ligeros (1929)

– Lo que no vemos morir

– Sombras

– Radiografía de la Pampa (1933)

– La cabeza de Goliat (1940)

– La inundación (1943)

– Mensaje a la juventud (1944)

– Sarmiento (1946)

– Panorama de las literaturas (1946)

– Los invariantes históricos en el Facundo (1947)

– Nietzsche (1947)

– Muerte y ión de Martín Fierro (1948)

– La cabeza de Goliath (1950)

– El mundo maravilloso de Enrique Hudson (1951)

– Tres cuentos sin amor (1956)

– Marta Riquelme (1956)

– ¿Qué es esto?  (1956)

– Cuadrente del pampero (1956)

– Sábado de Gloria (1956)

– Tres cuentos sin amor (1956)

– Las cuarenta (1957)

– Exhortaciones (1957)

– La tos y otros entretenimientos (1957)

– Heraldos de la verdad .  Montaigne.  Balzac.  Nietszche (1957)

– El hermano Quiroga (1957)

– Tres dramas: Lo que no vemos morir- Sombras- Cazadores (1957)

– Coplas de ciego (1959)

– Análisis funcional de la cultura (1960)

– El mundo maravilloso de Guillermo Enrique Hudson (1961)

– Diferencias y semejanzas entre los países de la América Latina (1962)

– Familia de Martí (1962)

– Diario de Campaña de José Martí (1962)

– El nuevo mundo, la isla de Utopía y la isla de Cuba (1963)

– El verdadero cuento del Tío Sam (1963)

– En Cuba y al servicio de la Revolución Cubana (1963) reeditado como Mi experiencia cubana (1965)

– Realidad y fantasía en Balzac (1964)

– Antología (1964)

– Martí: el hombre y sus acción revolucionaria (1966)

– La poesía afrocubana de Nicolás Guillén (1966)

– Para una revisión de las letras argentinas (Prolegómenos) (1967)

– Leer y escribir (1969) MASTRONARDI, CARLOS (1901-1976)

– Tierra amanecida (1926)

– Conocimiento de la noche (1937)

– Valéry o la infinitud del método (1955)

– Formas de la realidad nacional (1961)

– Siete poemas (1963)

– Memorias de un provinciano (1967) MATURANA, JOSÉ DE (1884-1917)

– Cronos (1901

– Poemas de color (1902)

– A las doce (1906)

– La flor de tigro (1908)

– El campo alegre (1909)

– Qué calor con tanto viento (1909)

– El balcón de la vida (1911)

– Canción de primavera (1912)

– Canción de invierno (1914)

– La flor silvestre (1915) MAZZEI, ANGEL (1920-)

– Las baladas (1958)

– El modernismo en la argentina (1962)

– La poesía de Buenos Aires (1962)

– Estudios de poesía (1964)

– La evolución literaria en Chile y la Argentina (1964) MÉNDEZ, GERVASIO (1848-1897)

– A Dios (en La Tribuna-1876)

– A San Martín MÉNDEZ CALZADA, ENRIQUE (1898-1940)

– Devociones de Nuestra Señora la Poesía (1921)

– Jesús en Buenos Aires (1922)

– Nuevas devociones (1924)

– El jardín de Perogrullo (1925)

– Y volvió Jesús a Buenos Aires (1926)

– El hombre que silba y aplaude (1927)

– Las tentaciones de Don Antonio (1928)

– El tonel de Diógenes (1929)

– Abdicación a Jehová y otras patrañas (1929)

– El jardin de Perogrullo (1929)

– Pro y contra (1930)

– El hombre que silba y aplaude

– Las razones del sendero MERLINO, SALVADOR (1903-1959)

– Canción de vacaciones (1922)

– Jaculatoria de los sentimientos morales (1927)

– El oro del hijo (1928)

– El amor desencantado (1930)

– Melodías (1932)

– Hebe María va en copla (1934)

– Los metafísicos (1937)

– El rumbo jalonado (1938)

– La voz y el río (1940)

– Sindéresis (1942)

– Trasiego (1943)

– Copla (1945)

– Color y forma (1951)

– Elegía de octubre (1954) MITRE, BARTOLOMÉ (1821-1906)

– Ecos de mi ira (1838)

– Soledad (1847)

– Rimas (1854)

– Historia de Belgrano y de la Independencia Argentina (1857)O 76

– Historia de San Martín y la emancipación sudamericana (1887-1888)

– Obras completas (1838) MOLINA, ENRIQUE (1910-1996)

– Las cosas y el delirio (1941)

– Pasiones terrestres (1946)

– Costumbres errantes o la redondez de la tierra (1951)

– Amantes antípodas (1961)

– Fuego libre (1962)

– Las bellas furias (1966)

– Hotel pájaro (1967)

– Monzón Napalm (1968)

– Una sombra donde sueña Camila O´Gorman (1975)

– Los últimos soles (1980)

– El ala de la gaviota (1989)

– Hacia una isla incierta (1992)

– El adiós (1997, póstumo) MOLINARI, RICARDO E. (1898-1996)

– El imaginero (1927)

– El pez y la manzana (1929)

– Panegírico de Nuestra Señora de Luján (1930)

– Panegerico (1930)

– Delta (1932)

– Nunca (1933)

– Cancionero del Principe de Vergara (1933)

– Hostería de la rosa y el clavel (1933)

– El tabernáculo (1934)

– Una Rosa para Estefan George (1934)

– El desdichado (1934)

– Epìstola Satisfactoria (1935)

– La tierra y el héroe (1936)

– Elegía de las altas torres (1937)

– Nada (1937)

– La muerte en la llanura (1937)

– Casida de la Bailarina (1937)

– Elegías de las altas torres (1937)

– Dos sonetos (1939)

– Cinco canciones antiguas (1939)

– Elegía a Garcilaso (1939)

– La corona, sonetos (1939)

– Libro de las soledades del poniente (1939)

– Cuaderno de la madrugada (1940)

– Oda de Amor (1940)

– Mundos de la madrugada (1943)

– El huésped y la melancolía.1944-1946 (1946)

– Esta rosa oscura del aire (1949)

– Días donde la tarde es un pájaro (1954)

– Inscripciones y sonetos (1954)

– Unida noche (1957)

– Poemas.  A un ramo de la tierra purpúrea (1959)

– El cielo de las alondras y las gaviotas (1963)

– Un día, el tiempo y las nubes (1964)

– Una sombra antigua canta (1966)

– La hoguera transparente (1970)

– La escudilla (1973) MONNER SANS, JOSE MARÍA (1896-1987)

– La historia considerada como género literario (1921)

– La enseñanza del idioma (1936)

– El teatro de Pirandello (1936)

– El estado actual de teatro (1937)

– Nociones de literatura general y antología hispano-americana y Estudios literarios (1938)

– El teatro de Lenormand (1937)

– Panorama del nuevo teatro (1939)

– Introducción al teatro del siglo XX (1954) MONTAGNE, EDMUNDO (1880-1941)

– Frases rítmicas (1900)

– Versos de una juventud (1909)

– El final del mudo (1915)

– Huemac (1916)

– Pordiosero de amor (1917)

– La cuyanita (1918)

– Tupá (1919)

– El cerco de pitas (1920)

– La perdida (1920)

– El bazar del iluso (1921)

– La guitarra del pueblo (1921) MORALES, ERNESTO (1890-1949)

– Serenamente (1919)

– Diafanidad (1919)

– Erase una vez… (1920)

– Un pueblito y su poeta (1921)

– Cuentos a Coca (1922)

– Antología Argentina-Poetas Modernos (1924)

– Antología Contemporánea de Poetas Argentinos (1927) en colaboración con Diego Novillo Quiroga

– Antología de Poetas Americanos (1941)

– Sabiduría de los Incas

– Leyendas guaraníes

– Estudios incaicos

– Las enseñanzas de Pararic

– Exploradores y piratas del sur argentino

– Sarmiento de Gamboa, navegante español del siglo XX

– Martirologio de Buenos Aires

– Juan María Gutierrez (El hombre de Mayo)

– Los niños y la poesía de América

– El sentimiento popular en la literatura argentina MOYANO, DANIEL (1930-1992)

– Artista de variedades (1960)

– El rescate (1963)

– La lombriz (1964)

– Una luz muy lejana (1966)

– El fuego interrumpido (1967)

– El monstruo y otros cuentos (1967)

– El oscuro (1968)

– Mi música es para esta gente (1970)

– El trino del diablo (1974)

– El estuche del cocodrilo (1974)

– El vuelo del tigre (1981)

– La espera y otros cuentos (1982)

– Libro de navíos y borrascas (1983)

– Una luz muy lejana (1985)

– Tres golpes de timbal (1990) MUJICA LÁINEZ, MANUEL (1910-1984)

– Glosas castellanas (1936)

– Don Galaz de Buenos Aires (1938)

– Miguel Cané (padre) (1942)

– Vida de Aniceto el Gallo (1943)

– Canto a Buenos Aires (1943)

– Estampas de Buenos Aires (1946)

– Vida de Anastasio el Pollo (1948)O 47

– Historia de una quinta de San Isidro (1583-1924)

– Aquí vivieron (1949)

– Misteriosa Buenos Aires (1950)

– Los ídolos (1952)O 53

– La casa (1954)

– Los viajeros (1955)

– Héctor Basaldúa (1956)

– Invitados en el paraíso (1957)

– Bomarzo (1962)

– Cincuenta sonetos de Shakespeare (traducción y notas) (1963)

– El unicornio (1965)

– Crónicas reales (1967)

– De milagros y melancolías (1968)

– Cecil (1972)

– El viaje de los siete demonios (1974)

– El laberinto (1974)

– Sergio (1976)

– Los cisnes (1977)

– El brazalete y otros cuentos (1978)

– Los porteños (1979)

– El gran teatro (1979)

– El escarabajo (1982)

– Placeres y fatigas de los viajes (1984)

– Un novelista en el Museo del Prado (1984)

– Cuentos inéditos (1993)

– Angeles de Manucho (1994) MURENA, H.A. (1923-1975)

– Primer Testamento (1946)

– La vida nueva (1951)

– El juez (1953)

– El pecado original de América (1954)

– La fatalidad de los cuerpos (1955)

– El centro del infierno (1956)

– Las leyes de la noche(1958)

– El círculo de los paraísos (1958)

– El escándalo y el fuego (1959)

– Homo Atomicus (1961)

– Ensayos sobre subversión (1962)

– Relámpago de la duración (1962)

– Las leyes de la noche (1963)

– El demonio de la armonía (1964)

– Los herederos de la promesa (1965)

– Hepitalámica (1969)

– Polispuercón (1970)

– Caína Muerte (1971)

– El coronel de caballería y otros cuentos (1971)

– La metáfora y los sagrado (1973)

– El aguila que desaparece (1975)

– Folisofía (1976, póstuma) NALÉ ROXLO, CONRADO (Chamico) (1898-1971)

– El grillo (1923)

– Claro desvelo (1937)

– Cuentos de Chamico (1941)

– La cola de la sirena (1941)

– Una viuda difícil (1944)

– El pacto de Cristina (1945)

– Cuentos de cabecera (1946)

– Poesías.  El Grillo.  Claro desvelo (1951)

– Antología apócrifa (1952)

– La medicina vista de reojo (1952)

– De otro cielo (1952)

– Libro de quejas (1953)

– Nuevos cuentos de Chamico (1953)

– Sumarios policiales (1955)

– Las puertas del purgatorio (1956)

– Yudith y las rosas (1956)

– Extraño accidente (1960)

– La escuela de las hadas (1963)

– Borrador de memorias (1978) NEGRO, HECTOR (1934)

– Bandoneón de papel (1957)

– El fuego lúcido (1962)

– Luz de todos (1965) NELLA CASTRO, ANTONIO (1921-1989)

– Tiempo de acuarela (1945)

– Elegía heroica (1950)

– El potro pintado (1959)

– Canto a Salta (1960) OBLIGADO, CARLOS (1890-1949)

– Poemas (1920)

– De los grandes románticos.  Poemas de Vigny, Lamartine, Hugo y Musset (1923)

– La cueva del fósil (1927)

– Los poemas de Edgard Poe (1932)

– Temas poéticos (1936)

– El poema del Castillo (1938)

– Lírica de Shelley (1942)

– Patria (1943)

– Ausencia (1945) OBLIGADO, PEDRO MIGUEL (1892-1967)

– A Gris (1918)

– El ala de la sombra (1920)

– El hilo de oro (1924)

– El canto perdido (1925)

– La tristeza de Sancho (1927)

– La isla de los cantos .  Poesía (1932)

– Melancolía (1943)o 45

– Qué es el verso (1957)

– Los altares (1959)

– Breve santoral (1985) OBLIGADO, RAFAEL, (1851-1920)

– Poesías (1885)

– Santos Vega (1890)?

– Leyendas Argentinas (1892) OCAMPO, SILVINA (1903-1993)

– Viaje olvidado (1937)

– Antología de la literatura fantástica (en colaboración con J.L.Borges y A.Bioy Casares) (1940)

– Enumeración de la patria (1942)

– Espacios métricos (1945)

– Antología poética argentina (en colaboración con J.L.Borges y A.Bioy Casares) (1941)

– La perdiz (1947)

– Los sonetos del jardín (1946)

– Los que aman odian (en colaboración con A.Bioy Casares) (1946)

– Autobiografía de Irene (1948)

– Poemas de amor desesperado (1949)

– Los nombres (1953)

– Pequeña antología (1954)

– Los traidores (en colaboración con J.R. Wilcock) (1956)

– La furia (1959)

– Las invitadas (1961)

– Lo amargo por lo dulce (1962)

– El pecado mortal (1966)

– Informe del cielo y del infierno (Antología de relatos) (1970)

– Los días de la noche (1970)

– Amarillo celeste (1972)

– El cofre volante (1974)

– El tobogán (1975)

– El caballo alado (1976)

– La naranja maravillosa (1977)

– Canto escolar (1979)

– El espejo ardiente (1980)

– La continuación y otras páginas (1981)

– Y así sucesivamente (1987)

– Cornelia frente al espejo (1988)

– Las reglas del secreto (antología) (1991) OCAMPO, VICTORIA (1890-1979)

– De Francesca a Béatrice (1924)

– La laguna de los Nenúfares (1926)

– Testimonios (1935)

– Supremacía del alma y de la sangre (1935)

– Domingos en Hyde Park (1936)

– San Isidro (1936)

– Virginia Woolf, Orlando y Cía.  (1938)

– Testimonios.  Segunda Serie (1941)

– 338171.T.E. (1942)

– Testimonios.  Tercera Serie (1946)

– Soledad sonora (1950)

– El viajero y una de sus sombras (Keyserling en mis memorias) (1951)

– Lawrence de Arabia y otros ensayos (1951)

– Virginia Woolf en su diario (1954)

– Testimonios.  Quinta Serie (1957)

– Habla el algarrobo (1959)

– Tagore en las barrancas de San Isidro (1961)

– Testimonios.  Sexta Serie (1964)

– Juan Sebastián Bach, el hombre (1964)

– La belle y sus enamorados (1964)

– Jawaharlal Nehru: antologia (selección y prefacio) (1966)

– Testimonios.  Séptima Serie (1967)

– Diálogo con Mallea (1969)

– Diálogo con Borges (1969)

– Testimonios.  Décima serie 1975-1977 (1977)

– Autobiografía I El Arqchipiélago (1979)

– Autobiografía (1979-1984) 6 vol

– Autobiografía III.  La Rama de Salzburgo (1981).

– Cartas a Angélica y otros (1997) OCANTOS, CARLOS MARÍA (1860-1949)

– La Cruz de la falta (1883)

– León Zaldívar (1888)

– Quilito (1891)

– Entre dos luces (1892)

– El Candidato (Segunda parte de Entre dos luces (1893)

– La ginesa (1894)

– Tobi (1896)

– Promisión (1897)

– Misía Jeromita (1898)

– Pequeñas miserias (1900)

– Don Perfecto (1902)

– Nebulosa (1904)

– El peligro (1911)

– Ríquez: Memorias de un viejo verde (1914)

– Victoria (1922)

– La cola de paja (1923)

– La ola (1925)

– El secreto del Doctor Barbado (1926)

– Tulia (1927)

– El embioscado (1928)

– Fray Judas (1929) OLIVARI, NICOLÁS (1900-1966)

– Carne al sol (1922)

– Historia de una muchacha loca (1923)

– La canción de los vientres infecundos (1923)

– La amada infiel (1924)

– La musa de la mala pata (1926)

– El gato escaldado (1929)

– La mosca verde (1933)

– El hombre de la baraja y la puñalada (1933)

– Diez poemas sin poesía (1938)

– Poemas rezagados (1946)

– La seca

– Pas de Quatre

– Carne de sol (1952)

– La noche es nuestra (1952)

– Los días tienen frío (1958)

– El almacen (1959)

– Un negro y un fósforo (1959)

– El almacén (1959)

– Tedio (teatro)(1964)

– Sumergidos (1965)

– Mi Buenos Aires querido (1966)

– La muerte del caudillo (1967) OLIVER, MARÍA ROSA (1898-1977)

– Lo que sabemos hablamos (en colaboración con Norberto A. Frontini)

– Mundo, mi casa (1965)

– La vida cotidiana (1969)

– Testimonio sobre la China de hoy ORCE REMIS, GUILLERMO (1917-)

– Indecisa luz (1944)

– Poemas (1949)

– El aire que no vuelve (1953)

– En la luz perdida (1960)

– A la pequeña luz del breve día (1965) ORGAMBIDE, PEDRO (1929)

– Mitología de la adolescencia (1948)

– Horacio Quiroga, el hombre y su obra (1954)

– El encuentro (1957)

– Las hermanas (1959)

– Memorias de un hombre de bien (1964)

– El páramo (1965)

– Historias cotidianas y fantástica (1965)

– Los inquisidores (1967)

– Yo argentino (1968)

– La buena gente (1970)

– Hotel familiar.  Confesiones de un poeta de provincia (dos novelas cortas) (1972)

– Eva (1975)

– Historia con tangos y corridos (1976)

– Aventuras de Edmund Ziller (1984)

– Todos teníamos veinte años (1985)

– Pura memoria (1985)

– Mujer con violoncello (1993) OROZCO, OLGA (1920-1999)

– Desde lejos (1946)

– Las muertes (1952)

– Los juegos peligrosos (1962)

– Museo salvaje (1964)

– La oscuridad es otro sol (1967)

– Veintinueve poemas (1975)

– Cuentos a Berenice (1977)

– Obra poética (1979)

– En el revés del cieloi (1980)

– Veintinueve poemas (1986)

– Con esta boca en este mundo (1994) ORPHEÉ, ELVIRA (1930)

– Dos veranos (1956)

– Uno (1961)

– Aire tan dulce (1966) ORTIZ, JUAN L. (1896-1978)

– El agua y la noche (1933)

– El alba sube (1937)

– El ángel inclinado (1938)

– La rama hacia el Este (1940)

– El álamo y el viento (1947)

– El aire conmovido (1949)

– La mano infinita (1951)

– La brisa profunda (1954)

– El alma y las colinas (1956)

– De las raíces y del cielo (1958)

– En el aura del sauce (Obra completa, 1970)

– Obra completa (1996) OYUELA, CALIXTO (1857-1935)

– Crónicas dramáticas (1884)

– Elementos de teoría literaria (1885)

– Estudios y artículos literarios (1889)

– Cantos (1891)

– España (1898)

– Nuevos cantos (1905)

– Estudios literarios (1915)

– Cantos de otoño (1923)

– Cantos nocturnos (1924) PACHECO, CARLOS MAURICIO (1881-1924)

– Los disfrazados (1906)

– La ribera (1909)

– Los equilibristas (1912)

– El diablo en el conventillo (1915)

– La guardia del auxiliar (1916)

– Barracas (1917) PALACIOS, PEDRO B. (ver Almafuerte) PAYRÓ, ROBERTO J. (1867-1928)

– Un hombre feliz (1883)

– Ensayos poéticos (1884)

– Antígona (1885)

– Scripta (1887)

– Novelas y fantasías (1888)

– La Australia Argentina.  Excursión periodística a las costas patagónicas, Tierra del Fuego e Isla de los Estados (1898)

– Los italianos en la Argentina (monografía) (1895)

– Canción trágica (1902)

– Emilio Zola (Conferencias, 1902)

– Sobre las ruinas (1904)

– Marco Severi (1905)

– El falso Inca (Cronicón de la conquista) (1905)

– El casamiento de Laucha (1906)

– El triunfo de los otros (1907)

– Pago Chico (1908)

– Violines y toneles (1908)

– Crónicas (1909)

– En las tierras del Inti (1909)

– Divertidas aventuras del nieto de Juan Moreira (1910)

– Vivir quiero conmigo (1923)

– Mientraiga (1924)

– Fuego en el rastrojo (1925)

– El capitán Vergara (acerca de la conquista del Río de la Plata (1925)

– El Mar Dulce (1927)

– Alegría (1928)

– Nuevos cuentos de Pago Chico (1929, póstuma)

– Chamijo (1930, póstuma)

– Cuentos del otro barrio (1931, póstuma)

– Siluetas (1931, póstuma)

– Charlas de un optimista (1931)

– Los tesoros del Rey Blanco (1935, póstuma)

– El diablo en Bélgica (1953) PEDRONI, JOSË (1899-1968)

– La divina sed (1920)

– La gota de agua (1923)

– Gracia plena (1925)

– Poemas y palabras (1935)

– Diez mujeres (1937)

– El pan nuestro (1941)

– Nueve cantos (1944)

– Hacecillo de Elena (1955)

– Monsieur Jaquín (1956)

– Cantos del hombre y Canto a Cuba (1960)

– El nivel y su lágrima (1963)

– El árbol sacudido

– Obra Poética, 2 tomos (1969) PELLEGRINI, ALDO (1903-1973)

– El muro secreto (1949)

– La valija de fuego (1952)

– Construcción de la destrucción (1957)

– A partir de cero (1954)

– Letra y línea (1953)

– Antología de la poesía surrealista de lengua francesa (compilación, traducción, y edición, 1961)

– Oliverio Girondo (1964)

– Teatro de la inestable realidad (1964)

– Para contribuir a la confusión general (1965)

– Nuevas tendencias en la pintura (1966)

– Distribución del silencio (1966)

– Confrontación del vacío (1967)

– Panorama de la pintura contemporánea (1967)

– Escrito para nadie (1989, póstuma) PELTZER, FEDERICO (1928-)

– Tierra de nadie (1955)

– Compartida (1959)

– Con muerte y con niños (1961)

– La sed con que te llevo (1964)

– La novela y el cuento (1966)

– La noche (1966)

– Un país y otro país (1976)

– La vuelta de la esquina (1986) PERLONGHER, NÉSTOR (1945-1992)

– Australia-Hungría (1980)

– Alambres (1987)

– O qué é AIDS (1987, El fantasma del SIDA, 1988)

– O negocio do Miché (1987, traducido como La prostitución masculina, 1991)

– Hule (1989)

– Parque Lezama (1990)

– Aguas aéreas (1991)

– Caribe Transplatino.  Poesia neobarroca cubana e rioplatense (1991) PÉREZ ZELASCHI, ADOLFO L. (1920-)

– Hombres sobre la Pampa (1941)

– Cantos de labrador y marinero (1945)

– Hombres sobre la Pampa (1945)

– Más allá de los espejos (1949)

– El Terraplén (1955)

– La puerta amarilla (1958)

– Los Montiel (1959)

– Presidente en la mira (1969)

– De los pequeños y los últimos (1976)

– Nicolasito: Vida de hombre de las siete madres (1981)

– La ciudad (1982) PETIT DE MURAT, ULISES (1907-1983)

– Conmemoraciones (1929)

– Rostros (1931)

– Las islas (1935)

– Marea de lágrimas (1935)

– Aprendizaje de la soledad (1943)

– El balcón hacia la muerte (1943)

– Las manos separadas (1950)

– El miserable amor (1959)

– La noche de Buenos Aires (1963)

– Ultimo lugar (1964)

– La fanática (1968)

– Carta abierta a los jóvenes del año 2000 (1978)

– La noche de mi ciudad (1979) PEYROU, MANUEL (1902-1974)

– La espada dormida (1944)

– El estruendo de las rosas (1948)

– La noche repetida (1953)

– Las leyes del juego (1960)

– El árbol de Judas (1961)

– Acto y ceniza (1963)

– Se vuelven contra nosotros (1966)

– Marea de fervor (1967) PIGLIA, RICARDO (1940)

– La invasión (1967)

– Nombre falso (1975)

– Respiración artificial (1980)

– Crítica y ficción (1985)

– Prisión perpetua (1988)

– La ciudad ausente (1992)

– Plata quemada (1997)

– Formas breves (1999) PINTO, JUAN (1902-1975)

– Panorama de la literatura argentina contemporánea (1941)

– Literatura argentina del siglo XX (1943)

– La Argentina (1948)

– Diccionario de la Literatura Argentina (1950)

– Oda porteña (1953)

– Territorio de Dios (1955)

– Breviario de la literatura argentina, con una ojeada retrospectiva (1958)

– Ordenación del sueño (1961)

– El girasol rojo (1961)

– 20 poetas (1967) PISARELLO, GERARDO (1898-1986)

– La mano en la tierra (1939)

– Ché retá (1946)

– Pan Curuica (1957)

– La espera (1961)

– Las lagunas (1965) PIZARNIK, ALEJANDRA (1936-1972)

– La tierra más ajena (1955)

– La última inocencia (1956)

– Las aventuras perdidas (1958)

– Otros poemas (1959)

– Arbol de Diana (prólogo de Octavio Paz)(1962)

– Los trabajos y las noches (1965)

– Extracción de la piedra de la locura (1968)

– Nombre y figuras (1969)

– El infierno musical (1971)

– La condesa sangrienta (1971)

– Los pequeños cantos (1971)

– El deseo de la palabra (Antología) (1975) PLÁ, ROGER (1912-1982)

– Detrás del mueble (1941)

– Diderot y sus ideas sobre la pintura (1943)

– La pintura en Holanda

– Antonio Berni (1945)

– Los Robinsones (1946)

– La pintura de Inglaterra (1946)

– El duelo (1951)

– Gambartes (1954)

– Paño verde (1955)

– Las brújulas muertas (1960)

– Proposiciones (Novela nueva y narrativa argentina) (1969)

– Intemperie (1973) POLETTI, SYRIA (1919-1991)

– Veinte cuentos infantiles (1954)

– Gente conmigo (1961)

– Línea de fuego (1964)

– Historias en rojo (1967) PONCE, ANÍBAL (1898-1938)

– La vejez de Sarmiento (1927)

– Un cuaderno de croquis (1927)

– La gramática de los sentimientos (1929)

– Problemas de psicología infantil (1931)

– Sarmiento, constructor de una nueva Argentina (1932)

– El viento en el mundo (1933)

– Ambición y angustia de los adolescentes (1936)

– Educación y lucha de clases (1936)

– De Erasmo a Romain Rolland (1936)

– Apuntes de viaje (1942)

– Obras Completas (1938-1942) PONFERRADA, JUAN OSCAR (1908-1990)

– Calesitas (1930)

– La noche y yo (1932)

– El alba de Rosa María (1935)

– Flor Mitológica (1938)

– Loor de la Virgen del Valle (1942)

– El carnaval del diablo (1943)

– El trigo es de Dios (1947) PORCHIA, ANTONIO (1886-1968)

– Voces (1943-1956-1967)

– Voces.  Segunda serie (1948) PORTOGALO, JOSÉ (Seudónimode José Ananía (1904-1973)

– Tregua (1933)

– Tumulto (1935)

– Centinela de sangre (1937)

– Canción para el día sin miedo (1939)

– Destino del canto (1942)

– Luz liberada (1947)

– Mundo del acordeón (1949)

– Poemas con habitantes (1950-1954) (1955)

– Perduración de la fábula (1952)

– Poemas con habitantes (1955)

– Poemas.  1933-1955 (1961) PRIETO, ADOLFO (1928)

– Borges y la jóven generación (1955)

– La sociología del público argentino (1956)

– La literatura autobiográfica argentina (1966)

– Diccionaro básico de la literatura argentina (1968) PÚA, CARLOS DE LA (1898-1950)

– El sapo violeta (1927)

– La crencha engrasada PUIG, MANUEL (1932-1990)

– La traición de Rita Hayworth (1968)

– Boquitas pintadas (1969)

– The Buenos Aires Affair (1973)

– El beso de la mujer araña (1976)

– Pubis angelical (1979)

– Maldición eterna a quien lea estas páginas (1981) ¿

– Sangre de amor correspondido (1982)

– Bajo un manto de estrellas (1983)

– Mistero del mazzo di rose (1987)

– Cae la noche tropical (1988)

– Triste rondine maschio (1988)

– Sette pecati tropicali (1990)

– Los ojos de Greta Garbo (1993)

– Estertores de una década.  Nueva York ´78 (1993) QUIROGA HORACIO (1878-1937)

– Los arrecifes de coral (1901)

– El crimen del otro (1904)

– Los perseguidos (1905)

– Historia de un amor turbio (1905)

– Cuentos de amor, de locura y de muerte (1917)

– Cuentos de la selva (1918)

– El salvaje (1920)

– Las sacrificadas (1921)

– Anaconda (1921)

– El desierto (1924)

– La gallina degollada y otros cuentos (1925)

– Los desterrados (1926)

– Pasado amor (1929)

– Suelo natal (1931)

– El más allá (1935)

– Diario de viaje a París de H. Quiroga (1949)

– Cartas inéditas (1959) QUIROGA, CARLOS B. (1890-1971)

– Cerro nativo (1921)

– El tormento sublime

– Alma popular (1924)

– La particula ilusionada, (1924)

– La montaña bárbara y misteriosa

– La raza sufrida (1929)

– La imagen noroestica (1929)

– Los animalitos de Dios (1930)

– Insectos por el viento (1931)

– Cuatro a dos (1932)

– Viento Azul (1936)

– Lirolay, poema nativo (1938)

– Almas en las rocas (1938)

– Contrapunto de la mañana (1946)

– El paisaje argentino en función del arte

– Los desterranos (1953)

– Lloradero de las piedras

– Lázaro resucitado

– La forja de una raza

– La Mulanima, Poema Mágico de la Montaña (1957) RAMPONI, JORGE ENRIQUE (1907-1977)

– Preludios líricos (1927)

– Colores del júbilo (1930)

– Pulso del clima (1932)

– Corazón terrestre (1935)

– Piedra infinita (1942)

– Los límites y el caos (1972) REGA MOLINA, HORACIO (1899-1957)

– La hora encantada (1919)

– El árbol fragante (1923)

– La víspera del buen amor (1925)

– Domingos dibujados desde una ventana(1928)

– Azul de mapa (1931)

– La posada del León (1936)

– Oda provincial (1940)

– Sonetos con sentencia de muerte y otras poesías de arte menor (1940)

– Raíz y copa (1943)

– La flecha pintada (1943)

– Patria del Campo (1946)

– Sonetos de mi sangre (1951)

– Antología poética (1954) REQUENI, ANTONIO (1930)

– Luz de sueño (1951)

– Camino de canciones (1953)

– El alba en las manos (1954)

– La soledad y el canto (1956)

– Umbral del horizonte (1960)

– Manifestación de bienes (1965) REY, JERÓNIMO DEL ver Castellani, Leonardo RIVAROLA, ENRIQUE (1862-1931)

– El amor filial (1878)

– Amar al vuelo (1888)

– Primaverales (1881)

– La severa (1881)

– Nuevas hojas (1885)

– Narraciones populares (1886)

– Menudencias

– Ritmos

– Cuento de otoño (1892)

– Mandinga (1895)

– Los héroes (1902)

– Meñique (1906) RIVERA, ANDRÉS (1924)

– El precio (1957)

– Los que no mueren (1959)

– Sol de sábado (1962)

– Cita (cuentos) (1966)

– El yugo y la marcha (1968)

– Ajuste de cuentas (1972)

– Una lectura de la historia (1981)

– Nada que perder (1982)

– En esta dulce tierra (1984)

– La sierva (1993)

– La revolución es un sueño eterno (1989)

– El amigo de Baudelaire (1991)

– El Farmer (1996) ROJAS, RICARDO (1882-1957)

– La victoria del hombre (1903)

– El alma española (1907)

– El país de la selva (1907)

– Cartas de Europa (1908)

– La restauración nacionalista, informe sobre educación (1909)

– Los lises del blasón (1911)

– Blasón de Plata (1912)

– La argentinidad (1916)

– La literatura argentina; ensayo filosófico sobre la evolución de la cultura en el Plata (1917-1922)

– Canciones (poesías) (1920)

– Los arquetipos (1922)

– Eurindia (1924)

– Discursos (1924)

– Las provincias (1927)

– El cristo invisible (1927)

– Elelín (1929)

– Silabario de la decoración americana (1930)

– El radicalismo de mañana (1931)

– El santo de la espada, vida de San Martín (1933)

– Retablo español (1938)

– Ollantay; tragedia de los Andes (1939)

– El pensamiento vivo de Sarmiento (1941)

– Archipiélago (1942)

– La salamanca (1943)

– El profeta de La Pampa, vida de Sarmiento(1945) ROJAS PAZ, PABLO (1896-1956)

– Paisajes y meditaciones (1924)

– La metáfora y el mundo (1926)

– Arlequín (1928)

– El perfil de nuestra expresión (1929)

– Hombres grises montañas azules (1930)

– El libro de las tres manzanas (1933)

– Hasta aquí nomás (1936)

– El patio de la noche (1940)

– Archipiélago (1942)

– El arpa remendada (1944)

– RaÍces del cielo (1945)

– Cada cual y su mundo (1944)

– Echeverría, pastor de soledades (1951)

– Los cocheros de San Blás, sangre y tinta (1950)

– El canto de la llanura (1954)

– Mármoles bajo la lluvia (1955)

– El cementerio de Arena

– Lo pánico y lo cósmico (1957) ROLDÁN, BELISARIO (1873-1922)

– El gaucho (1910)

– La senda encantada (1913)

– Cuentos de amargura (1919)

– Letanías de la tarde (1919)

– Bajo la toca de lino (1920)

– La venus del arrabal (1920)

– El puñal de los troveros (1921

– El burlador de mujeres (1922)

– El puñal de los troveros

– El rosal de las ruinas

– Llamas en la noche (1933) ROZENMACHER, GERMÁN (1936-1971)

– Cabecita negra (1962)

– Requiem para un viernes a la noche (1964)

– Los ojos del tigre (1967)

– Cuentos completos (1972)

– Simón Caballero de Indias (póstuma) SÁBATO, ERNESTO (1911-)

– Uno y el universo (1945)

– El túnel (1948)

– Hombres y engranajes (1951)

– Heterodoxia (1951)53

– El otro rostro del peronismo (1956)

– Sobre héroes y tumbas (1962)1961

– El escritor y sus fantasmas (1963)

– Tango, discusión y clave (1963)

– Tres aproximaciones a la literatura (Robbe-Grillet, Borges, Sartre) (1968)

– Abbadón, el exterminador (1974)

– Carta a un joven escritor (1975)

– La cultura en la encrucijada nacional (1976)

– Apologías y rechazos (1979)

– Un dios desconocido.  Romance de la muerte de Juan Lavalle (de “Sobre héroes y tumbas”) (1980)

– Querido y remoto muchacho (1990)

– Ensayos (1996)

– El adiós

– La resistencia (2000) SÁENZ, DALMIRO (1926)

– Setenta veces siete (1958)

– No (1960)

– Qwertyuiop (1961)

– Treinta-treinta (1963)

– Hay hambre dentro de tu pan (1963)

– El pecado necesario (1964)

– Yo también fui un espermatozoide (1968)

– Un oficio de escribir cuentos (1968) SAER, JUAN JOSÉ (1937)

– En la zona (1960)

– Responso (1964)

– Palo y hueso (1965)

– La vuelta completa (1966)

– Unidad de lugar (1967)

– Cicatrices (1969)

– El limonero real (1974)

– La mayor (1976)

– El arte de narrar (1977)

– Nadie nada nunca (1980)

– El entenado (1984)

– Glosa (1986)

– La ocasión (1988)

– El río sin orillas (1993)

– Lo inborrable (1993)

– La pesquisa (1995)

– Las nubes (1997) SALAS, HORACIO (1938)

– El tiempo insuficiente (1962)

– La soledad en pedazos (1964)

– Memoria del tiempo (1966)

– El caudillo (1966)

– Borges, una biografía (1994) SÁNCHEZ, FLORENCIO (1875-1910)

– Canillita (1902)

– M´hijo el dotor (1903)

– La gringa (1904)

– Barranca abajo (1905)

– En familia (1905)

– El desalojo

– El conventillo

– El pasado (1906)

– Los curdas

– La tigra

– El cacique Pichulero

– Nuestros hijos

– Moneda falsa

– Los derechos de la salud (1907)

– Marta Gruni (1908)

– Un buen negocio (1909) SÁNCHEZ, NESTOR (1934)

– Escuchando a tu hijo (1963)

– Nosotros dos (1966)

– Siberia blues (1967)

– El amhor, los orsinis y la muerte (1969) SARMIENTO, DOMINGO FAUSTINO (1811-1888)

– Canto a Zonda (1838)

– Prospecto de un establecimiento de educación para señoritas (1839)

– 12 de Febrero de 1817 (1841)

– Método de lectura gradual (1842)

– Memoria para la ortografía americana (1843)

– Instrucciones a los maestros de escuela (1843)

– Mi defensa (1843)

– Vida del general Fray Félix Aldao (1845)

– Civilización y barbarie.  Vida de Juan Facundo Quiroga, y aspecto físico, costumbres y hábitos de la República Argentina (1845)

– Proyecto de reorganización de la República (1845)

– Viajes (1845)

– Memoria sobre la emigración alemana al Río de la Plata (1846)

– La entrevista de Guayaquil (1847)

– De la educación popular (1849)

– Biografía del canónigo Ignacioi Castro Barros (1849)

– Los viajes por Europa, Africa y América (1849)

– Recuerdo de Provincia (1850)

– Argirópolis o la Capital de los Estados Conferedrados del Río de la Plata (1850)

– San Juan, sus hombres y sus actos en la regeneración argentina (1852)

– Campaña en el Ejército Grande (1852)

– La ciento y una (1853)

– Comentarios a la Constitución de la Confederación Argentina (1853)

– El derecho de la ciudadanía en el Estado de Buenos Aires (1854)

– Plan combinado de educación, silvicultura e industria pastoril en el Estado de Bs.As. (1855)

– Espíritu y condiciones de la historia en América (1858)

– Apuntes biográficos de Antonio Aberastain (1861)

– El estado de sitio, según el Dr. Rawson (1863)

– Vida de Lincoln (1865)

– La escuela, base de la prosperidad y de la república en los Estados Unidos (1866)

– Vida de Horacio Mann (1866)

– “El Chacho”, último caudillo de la montonera de Los Llanos (1866)

– Diario de Merrimac (1871)

– Informe de amnistía a los revolucionarios del 74 (1875)

bosquejo de una biografía del Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield (1875)

– Dos partidos en lucha (1876)

– La cuestión capital de Buenos Aires ha sido es y será la Capital de la República Argentina (1876)

– Las carpas (1881)

– Conflictos y armonías de las razas en América (1883)

– Memorias militares (1884)

– Vida y escritos del Cnel.  Dr. Francisco Javier Muñíz (1886)

– La vida de Dominguito (1886)

– Condición de los extranjeros en América (1887)

– José de San Martín (Discurso) (1889)

– Despedida de Gould (Discurso) ( )

– Conferencia sobre Darwin (1890)

– Obras completas Ed.  Luz del Día (1948-1955) SCALABRINI ORTIZ, RAÚL (1898-1959)

– Errores que afectan a la taquimetría (1918)

– La manga (1923)

– El hombre que está solo y espera (1931)

– Política británica en el Río de la Plata (1936)}

– El petróleo argentino (1938)

– Los ferrocarriles, factor principal de la independencia nacional (1937)

– Historia de los ferrocarriles argentinos (1940)

– La gota de agua (1942)

– Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino (1946)

– Tierras sin nada, tierra de profetas (1948) SCHULTZ DE MANTOVANI, FRYDA (1912-1978)

– Navegante (1940)

– Fábula del niño en el hombre (1951)

– Apasionados del nuevo mundo (1952)

– Sobre las hadas (1959)

– Ensayo sobre el ensayo (1967)

– Genio y figura de José Martí (1968)

– Leyendas argentinas (1968) SICARDI, FRANCISCO (1856-1927)

– Libro extraño

– Perdida (1911)

– La inquietud humana (1912)

– Horas de evolución; la República Argentina y su desenvolvimiento (1938) SOIZA RELLY, JUAN JOSÉ DE (1880-1959)

– Cien hombres celebres, Maucci, (1909)

– Hombres y mujeres de Italia (1910)

– Crónicas de amor, de belleza y de sangre (1911)

– La escuela de los pillos (1920)

– El alma de los perros

– España

– Confesiones literarias

– Cerebros de Paris

– No leas este libro

– Criminales

– Las Timberas

– La muerte blanca.  Amor y Cocaina (1943)

– Hombres luminosos SORIANO, OSVALDO (1943-1997)

– Triste, solitario y final (1973)

– No habrás más pena ni olvido (1978)

– Cuarteles de invierno (1980)

– Artistas, locos y criminales.  Personajes en La Opinión (1984)

– A sus plantas rendido un león (1986)

– Rebeldes, soñadores y fugitivos (1988)

– Una sombra ya pronto serás (1990)

– El ojo de la patria (1992)

– Cuentos de los años felices (1993)

– La hora sin sombra (1995)

– Piratas, fantasmas y dinosaurios (1996) STANCHINA, LORENZO (1900-1987)

– Desgraciados (1923)

– Brumas

– Narraciones (1924)

– Inocentes (1925).

– Precipicio, relato de mi vida, (1933)

– Tanka Charova (1934)

– “Manuel Galvez”, en colaboración con Nicolas Olivari.

– Endemoniados (1936)

– Excéntricos

– Una desventurada (1941)

– Corrientes y Maipú (1960)

– El Eunuco (1962)

– Celos (teatro)

– Humillados (teatro)

– La media luna (teatro)

– Detrás del muro (teatro) STEIMBERG, ALICIA (1933)

– Músicos y relojeros (1971)

– La loca 101 (1973)

– Su espíritu inocente (1981)

– Como todas las mañanas (1983)

– El árbol del placer (1986)

– Amatista (1989)

– El mundo no es de polenta (1991)

– Cuando digo Magdalena (1992) STORNI, ALFONSINA (1892-1938)

– La inquietud del rosal (1916)

– El dulce daño (1918)

– Irremediablemente (1919)

– Languidez (1920)

– Ocre (1925)

– Poemas de amor (1926)

– El amo del mundo (1927)

– Cimbellina en 1900 y pico – Plixena y la Cenicienta- Dos farsas pirotécnicas (1931)

– Mundo de siete pozos (1934)

– Desovillando la raíz porteña (1936)

– Mascarilla y trébol (1938)

– Teatro infantil (1950)

– Cinco cartas y una golondrina (1959) SVANASCINI, OSVALDO (1920)

– Perdurable ausencia (1945)

– Este misterio trasmutado (1952)

– Antiguos poemas chinos anónimos (1952)

– Poesía china durante la época Táng (1952)

– Tankasjaponeses (1961)

– Poemas del Este (1961) TALLÓN, JOSÉ SEBASTIÁN (1904-1954)

– La garganta del sapo (1925)

– Las torres de Nurenberg (1927)

– El tango en su etapa de música prohibida (1959) TEDESCO, LUIS (1941)

– Los objetos del miedo (1970)

– Cuerpo (1975)

– Paisajes (1980)

– Reino sentimental (1985)

– Vida privada 1985-1995 (1995)

– La dama de mi mente (1998) TEJADA GÓMEZ, ARMANDO (1929-1992)

– Pachamama (1955)

– Tonadas de la piel (1956)

– Antología de Juan (1958)

– Los compadres del horizonte (1960)

– Ahí va Lucas Romero (1962)

– La luz de Enonces (1963)

– Los compadres del horizonte

– Canto popular de las comidas

– Historia de tu ausencia

– Tonada para usar (1968) TEJEDA Y GUZMAN, LUIS JOSÉ DE (1604-1680)

– El peregrino de Babilonia.(c.1662)

– Coronas lírica, en Libro de varios tratados y noticias (1663) TIEMPO, CÉSAR (1906-1980)

– Libro para la pausa del sábado (1930)

– Versos de una… (con heterónimo de Clara Beter) (1926)

– Sabatión argentino (1933)

– El teatro soy yo (1933)

– La campaña antisemita y el director de la Biblioteca Nacional (1935)

– Alfarda (1935)

– Pan criollo (1937)

– Sabadomingo (1938)

– Clara Beter vive (1941)

– Máscaras y caras (1943)

– Zazá porteña (1945)

– La dama de las camelias (1952)

– Moravia, Vivian Wilde y Cía.  (1953)

– Sábado pleno (1955)

– El lustrador de manzanas (1957)

– Clara Beter y otras fatamorganas (1974)

– Mi tío Scholem Aleijem y otros parientes (1978)

– Capturas recomendadas (1978)

– Manos de obra (1980) TIZÓN, HECTOR (1929)

– A un costado de los rieles (1960)

– Fuego en Casabindo (1969)

– El jactancioso y la bella (1972)

– El cantar del profeta y el bandido (1972)

– Sota de bastos, caballo de espadas (1975)

– El traidor venerado (1978)

– La casa y el viento (1984)

– Recuento (1984)

– El hombre que llegó a un pueblo (1988)

– El gallo blanco (1992)

– Luz de las crueles provincias (1995)

– La mujer de Strasser (1997)

– Obra completa (1998)

– Extraño y pálido fulgor (1999) TORRE, ANTONIO DE LA (1904-1976)

– Canciones de peregrino (1925)

– Vendimias líricas (1928)

– Gleba (1935)

– La tierra encendida (1939)

– Coplas (1941)

– Mi padre labrador (1945)

– San Juan, voz de la tierra y del hombre (1950)

– Rama nueva (1953) TREJO, MARIO (1926)

– Libertad y otras intoxicaciones (1967)

– No hay piedad para Hamlet (con Alberto Vanasco)

– Celdas de sangre (1946)

– El uso de la palabra (1964) TUDELA, RICARDO (1893-1984)

– De mi jardín (1920) Un verano en Potrerillos (1921)

– Vida interior (1922)

– Horas de intimidad (1924)

– Los poemas de la montaña (1924)

– El inquilino de la soledad (1929)

– Ensayo crítico sobre la literatura mendocina (1935)

– El hecho lírico (ensayos estéticos) (1937)

– Meditaciones para un destino de América (1939)

– El verdor junto a la llama (1955)

– El labrador de sueños(1968-1969) (1969) UGARTE, MANUEL (1875-1951)

– Palabras.  Poesía (1893)

– Versos (1894)

– Serenata (1894)

– Los jardines ilusorios

– Una tarde de otoño, Cuentos de la pampa (1903)

– La novela de los días y las horas (1903)

– Visiones de España (1904)

– Una tarde de otoño (1906)

– Crónica del Boulevard (1906)

– Vendimias Juveniles (1907)

– Paisajes Parisienses

– Cuentos argentinos (1908)

– Las nuevas tendencias literarias (1908)

– El porvenir de América Latina (1910)09

– Las espontáneas (1921)

– Poesías completas (1921)

– El destino de un contnente (1923)

– La patria grande (1924) URONDO, FRANCISCO (1930-1976)

– Historia antigua (1956)

– Breves (1958)

– Lugares (1959)

– Nombres (1963)

– Del otro lado (1966)

– Los pasos previos (1966)

– Todo eso (1966)

– Al tacto (1967)

– Adolescer (1968)

– Veinte años de poesía argentina (1968)

– Todos los poemas (1972)

– La patria fusilada (1973) VACAREZZA, ALBERTO (1888-1959)

– Los escrushantes (1911)

– Los cardales (1913)

– Verbena criolla (1918)

– Tu cuna fue un conventillo (1920)

– Junacito de la Ribera (1927)

– El conventillo de la Paloma (1929)

– El camino a la Tablada (1930)

– Lo que le pasó a Reynoso (1936)

– San Antonio de los Cobres (1938)

– Allá va el resero Luna (1942) VANASCO, ALBERTO (1925-1993)

– No hay piedad para Hamlet (en colaboración con Mario Trejo)

– Veinticuatro sonetos absolutos y dos intrascendentes (1945)

– Cuartetos y tercetos definitivos (1948)

– Ella en general (1954)

– Para ellos la eternidad (1957)

– Canto rodado (1962)

– Los muchos que no viven (1964)

– Nueva York, Nueva York (1967)

– Otros verán el mar (1977) VARELA, JUAN CRUZ (1794-1839)

– La Elvira (1817)

– A un amigo, en su larga enfermedad (1818)

– Poesías patrióticas (1818-1820)

– Poesías civiles (1820-1839)

– A un amigo en la muerte de su padre (1820)

– Sobre la invención y la libertad de imprenta (1822)

– Profecía de la grandeza de Buenos Aires (1823)

– Triunfo de Ituzaingó

– Dido (1823)

– Argia (1824)

– Poesías de Juan Cruz Varela (1879) VEIRAVÉ, ALFREDO (1928-1991)

– El alba, el río y tu presencia (1951)

– Después del alba, el ángel (1955)

– El ángel y las redes (1960)

– Destrucciones y un jardfín de la memoria (1965)

– Puntos luminosos (1970)

– El imperio milenario (1973)

– La máquina del mundo (1976)

– Historia natural (1980)

– Radar en la tormenta (1985)

– Laboratorio central (1991) VERBITSKY, BERNARDO (1907-1979)

– Es difìcil empezar a vivir (1941)

– Significación de Stefan Zweig (1942)

– En esos años (1947)

– Una pequeña familia (1951)

– Café de los angelitos (1952)

– Calles de tango (1953)

– La esquina (1953)

– Un noviazgo (1956)

– Villa Miseria también es América (1957)

– Una cita con la vida –Calles de Tango (1958)

– Vacaciones (1959)

– Megatón (1959)

– La tierra es azul (1961)

– Megafón (1961)

– El hombre de papel (1967)

– La neurosis monta su espectáculo (1969)

– Etiquetas a los hombres (1972)

– Enamorado de Joan Baez (1975)

– Octubre maduro (1976)

– Hermana y sombra (1977)

– A pesar de todo (1978) VIDAL DE BATTINI, BERTA ELENA (1900-1984)

– Alas (poesías) (1924)

– Agua serrana (poesías) (1931)

– Tierra puntana (poesías) (1937)

– Campo y soledad (poesías) (1937) Obras de filología:

– El habla rural de San Luis (1949)

– Voces marinas en el habla ruraln de San Luis (1949)

– Pronunciación de la rr en el habla de la Argentina (1950)

– El léxico de buscadores de oro de La Carolina, San Luis (1952)

– Un término geográfico, guadal (1952)

– El léxico de los verbateros (1953)

– El español de la Argentina (tesis doctoral) (1954)

– El léxico ganadero argentino.  La oveja en la Patagonia (1959)

– La nomenclatura geográfica de la Argentina (1960)

– La toponimia española de la Argentina.  La toponimia indígena (1960)

– Zonas de leísmo en el español de la Argentina (1960)

– El español de la Argentina, estudio destinado a la enseñanza.  ( dos ediciones, 1964 y 1966)

– Volcán, torrente de barro (1972)

– Patagonia, nombre de una región Argentina (1975) Obras de folklore:

– Mitos sanluiseños (1925)

– El folklore en la escuela (1932)

– Cuentos y leyendas folklóricas (1949)

– La leyenda de la ciudad perdida (1942)

– El hombre-lobo y el hombre-tigre en el folklore argentino (1944)

– Cuentos de animales (1965)

– Una leyenda puneña: el antigal (1962)

– La leyenda de San Francisco Solano (1965)

– La narrativa popular de la Argentina.  Leyendas de plantas (1972)

– Motivos de Roman de Renard en la narrativa popular argentina (1975)

– El motivo del largo sueño en la narrativa popular argentina (1978)

– Cuentos y leyendas populares de la Argentina, 10 tomos ( VIÑAS, DAVID (1927)

– Cayó sobre su rostro (1955)

– Los años despiadados (1956)

– Un dios cotidiano (1957)

– Los dueños de la tierra (1958)

– Dar la cara (1962)

– Las mala costumbres (1963)

– Literatura argentina y realidad política (1964)

– En la semana trágica (1966)

– Hombres de a caballo (1967)

– Cosas concretas (1969)

– Del apogeo de la oligarquía a la crisia de la ciudad liberal (1967)

– Jauría (1971)

– Lisandro (1971)

– Dorrego-Maniobras-Tupác Amaru (1974)

– Sarah Golpmann

– De los montoneros a los anarquistas (1971)

– Momentos de la novela en América Latina (1983)

– Cuerpo a cuerpo (1979)

– Prontuario (1993)

– Claudia conversa (1995)

– Literatura argentina y política.  De los jacobinos porteños a la bohemia anarquista (1995)

– Literatura argentina y política II.  De Lugones a Walsh (1996)

– De Sarmiento a Dios.  Viajeros argentinos a USA (1998) WALSH, MARIA ELENA (1930)

– Otoño imperdonable (1947)

– Apenas viaje (1948)

– Balada con ángel (1952)

– Casi milagro (1958)

– Tutú Marambá (1960)

– El reino del revés (1964)

– Zoo loco (1964)

– Hecho a mano (1965)

– Dailan Kifki (1966)

– Versos para cebollitas (1966)

– Cuentopos de Gulubú (1966)

– Aire libre (1967)

– Casi milagro (1968)

– Los poemas (1985, edición ampliada en 1994)

– Juguemos en el mundo (1970)

– La sirena y el capitán (1974)

– El país de la geometría (1974)

– Angelito (1974)

– El diablo inglés (1974)

– Cancionero contra el mal de ojo (1976)

– Chaucha y palito (1977)

– País jardín de infantes (1990)

– Las canciones (1994)

– Novios de antaño (1990)

– Doña Disparate y Bambuco

– Desventuras en el País-Jardín-de Infantes (1993) WALSH, RODOLFO (1927-1977)

– Variaciones en rojo (1953)

– Diez cuentos policiales argentinos (1954, compilación)

– Operación masacre (1954)

– Caso Satanowsky (1958)

– Los oficios terrestres (1965)

– La granada (1965)

– La batalla (1965)

– Un kilo de oro (1967)

– ¿Quién mató a Rosendo?  (1969)

– Un oscuro día de justicia (1973)

– Carta abierta a la Junta Militar (1976)

– Caso Satanowsky (libro, 1972)

– Cuentos para tahúres y otros relatos policiales (1987)

– Ese hombre y otros papeles personales (1995) WAST, HUGO (1883-1962)

– Alegre (1906)

– Pequeñas grandes almas.  Novela de costumbres americanas (1907)

– Novia de vacaciones (1911)

– Flor de durazno (1911)

– Fuente sellada (1914)

– La casa de los cuervos (1916)

– Valle negro (1918)

– Ciudad turbulenta, ciudad alegre (1919)

– La corbata celeste (1920)

– Los ojos vendados (1921)

– El vengador (1922)

– La que no perdonó (1923)

– Pata de zorra (1924)

– Una estrella en la ventana (1924)

– Sangre en el umbral (1924)

– Desierto de piedra (1925)

– La espigas de Ruth (1928)

– Lucía Miranda (1929)

– El camino de las llamas (1930)

– Quince días sacristán (1930)

– Myriam, la conspiradora, Jinete de fuego y Tierra de jaguares (Trilogía sobre episodios de la independencia argentina,(1926-1927)

– Confidencias de un novelista (1931)

– Don Bosco y su tiempo (1932)

– Naves de oro, sueños (1936)

– El Kahal (1938)

– Oro (1938)

– El sexto sello (1941)

– Esperar contra toda esperanza (1944) WERNIKE, ENRIQUE (1915-1968)

– Palabras a un amigo (1937)

– Capitan convaleciente (1938)

– Hans Grillo (1940)

– Función y muerte en el cine ABC (1940)

– El señor Cisne (1947)

– La tierra del bien-te-veo ((1948)

– Chacareros (1951)

– La ribera (1955)

– Los que se van (1958)

– Un testigo en negro y blanco (1964)

– El agua (1968) WILCOCK, JUAN RODOLFO (1919-1978)

– Libro de poemas y canciones (1940)

– Ensayos de poesía lírica (1945)

– Persecución de musas menores (1945)

– Los hermosos días (1946)

– Paseo sentimental (1946)

– Sexto (1953)

– Los traidores (en colaboración con Silvina Ocampo,1956)

– Luoghi comuni (1961)

– La parole morte (1968)

– Italianisches Liederbuch (en italiano, 1974)

– El caos (1974)

– La sinagoga de los iconoclastas (1981) (traducciòn del italiano)

– Poemas (1985) (traducción del italiano)

– El ingeniero (1997) (traducción del italiano) WILDE, EDUARDO (1844-1913)

– Tiempo perdido (1878)

– Desde setenta años atrás (1881)

– Viajes y observaciones (1892)

– Prometeo y Cía.  (1899)

– Por mares y tierras (1899)

– Aguas abajo (1914)

– Mar Afuera (1918)

– Obras completas (1914-1919)

– El Hipo (1924) YUNQUE, ALVARO (seudónimo de Arístides Gandolfi Herrero) (1889-1982)

– Versos de la calle

– Los Cínicos

– Barcos de papel (1926)

– Zancadillas (1926)

– Tatetí .  Otros barcos de papel.  Cuentos de niños

– Barrett.  Ensayo sobre su vida y su obra

– Jauja .  Otros barcos de papel (1928)29

– Descubrimiento del hijo (1931)

– Poemas gringos (1932)

– 13 años.  El andador (1935)

– Bichofeo.  Escenas para la vida de una sirvienta de 10 años

– Nudo corredizo

– Poncho (1938)

– La literatura social en la Argentina (1941)

– Poetas sociales en la Argentina (1943)

– Ta-te-ti.  Antología poética (1924-1949) (1949)

– Poesía gauchesca y nativista rioplatense (selección y notas) (1952)

– Bichofeo; muchachos pobres (1957)

– Los muchachos del sur (1957)

– La barra de siete ombúes (1959)

– Breve historia de los argentinos (1960)

– Ondulante y diverso (1967)

– Fray Mocho, precursor del lunfardo, versos rantes (1971) ZEBALLOS, ESTANISLAO S. (1854-1923)

– Viaje al país de los Araucanos (1881)

– Viaje a la región del trigo (1883)

– Callvucurá y la dinastía de los Piedra (1884)

– Painé y la dinastía de los Zorros (1886)

– Relmu, reina de los Pinares (1888)

– Viaje a través de las cabañas (1888)

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Bibliografía de Literatura Argentina»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Bibliografía de Literatura Argentina»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI