La amigdalitis de Tarzán (Alfredo Bryce Echenique)

Juan Manuel Carpio es un cantautor en París. María Fernanda de la Trinidad del Monte Montes es una niña bien del pleno centro de San Salvador que llega a París desorientada pero divina, creyendo que todos los taxis llevan a hoteles de cinco estrellas y que todos las personas son embajadores en París. E inevitablemente, se enamoran.

Pero los semáforos en verde se interponen entre ellos. Se interponen entre ellos los fotógrafos alcohólicos, las tarantulitis de los niños, el estado de sitio de El Salvador, las canciones a Luisa de Juan Manuel, el hecho de que ya no se fabriquen ciertos modelos de Alfa-Romeo y las secas flores de una villa en Mallorca. Y es que esta es la historia de un amor que no acaba de encontrar su materialización, un amor a destiempo, un amor que se arrastra a tientas por todo el globo terráqueo buscando la coincidencia en la ETA (Estimated Time of Arrival) de ambos both amantes.

El amor exageradamente exagerado esta vez no se abre paso más que a través de las cartas, y es que Fernanda y Juan Manuel en el fondo, fueron mejores por carta:

"La carta debe ser como un retrato del alma o algo así, porque tú y yo somos de lo más fotogénico que se pueda dar, epistolarmente hablando"

La carta es el espacio para encontrarse, la tierra en que dejar que fertilice ese amor que parece que ni germina ni se pudre, que permanece inmutable pese a todos los cambios que viven, aisladamente, los dos escritores compulsivos de misivas. En las cartas se sienten cómodos, como en un saloncito ordenado al gusto de cada uno; allí se pueden desordenar, dar rienda suelta al desconsuelo, a la ira, y a la risa. E incluso se esconden por carta. No utilizan apenas los silencios en la correspondencia, sino que se esconden escribiendo, ocultándose, en ese típico juego del amor adolescente de hago como que X para que crea que X pero porque sé que en el fondo sabrá que Y. O el amor como una ecuación de "segundo grado".

Así que Bryce Echenique utiliza las cartas como pilar esencial para su narración, supongo que para que la narración "también sea mejor". En realidad los encuentros están narrados por Juan Manuel Carpio; las cartas las utiliza más bien para dar una idea del transcurso del tiempo y para aportar la perspectiva de Fernanda siendo Fernanda, no de Fernanda a través de los ojos de Juan Manuel Carpio. No tengo ni idea de si la intención de Bryce Echenique era hacer una versión tropical y araucanota de Les liaisons dangereuses, o si simplemente le pone el género epistolar; no sé si le ha apetecido darle una perspectiva más objetiva al personaje femenino y no pasarlo únicamente por el tamiz del exagerado sentimiento masculino, ni si ha utilizado el recurso epistolar para acelerar la narración y transmitirla en sus exactos términos verbales a flor de lengua.

Más bien me suena a una mezcla de todo esto. Por un lado, a esta Fernanda María, al dejarla narrarse a sí misma, se le cae un poco el aura de divina e inalcanzable que rodea a las mujeres de Bryce (Octavia de Cádiz apareciendo y desapareciendo de las playas; Inés subiendo y bajando de la hondonada, vista desde la lejanía de la separación), aunque es cierto que Juan Manuel Carpio, en sus versiones de los hechos utiliza todos esos recursos simbólicos para devolvérsela: el llamarla Fernanda Mía, el Alfa Romeo Verde, la estereotipación de "pelirroja flacuchenta"… son trozos de su forma de verla que comparte con el lector.

Por otra parte, muchas veces, leyendo a Bryce he tenido la sensación de estar leyendo cartas a nadie, cartas al vacío o cartas nunca escritas. De hecho, los cuadernos escritos desde el señor Voltaire (en La vida exagerada de Martín Romaña y El hombre que hablaba de Octavia de Cádiz) son como una extensísima carta escrita a la amada.

Por último, con este sistema epistolar, Bryce Echenique consigue hacer la narración más directa: es una novela epistolar, basada en las cartas, pero también es dialógica, claro, porque se basa en el intercambio de cartas en que unas son respuestas a otras. Así, Juan Manuel y Fernanda Suya tejen su propio universo, su discurso personalísimo e intrasferible, que trasciende los espacios y los tiempos para mantenerlos unidos no importa cuál sea el océano que los separe… 😉

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La amigdalitis de Tarzán (Alfredo Bryce Echenique)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La amigdalitis de Tarzán (Alfredo Bryce Echenique)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Las máscaras del héroe (Juan Manuel de Prada)

No creo exagerar nada si digo que es esta una de las mejores novelas espa olas del siglo XX. Por su construcción, por el estilo deque hace gala el autor y pro la profundidad narrativa y psicológica con que se aborda la historia.

Una historia veraz, la del poeta anarquista Pedro Luis de Gálvez, que empieza en la prisión con una carta pidiendo el indulto, una carta que constituye que es una verdadera obra maestra, por sí sola.

A lo largo de la novela el autor va desgranando toda una galería de personajes sufrientes, unos de su fama, otros del ambiente, de la pobreza o de sí mismos, pero sin perder nunca de vista el escenario común de un país mísero y cainita que no perdona a los pobres por ser pobres, ni a los ricos por ser ricos, ni mucho menos a cualquiera que tenga una idea original.

El enfrentamiento entre los ideales es permanente hasta llegar al fatal desenlace de la guerra civil, que el autor aborda con una honradez sin límites: una pandilla de malnacidos se enfrenta a una horda de salvajes criminales. Así lo plantea Prada, colocando buenas y malas personas en todos los bandos, y en todas las gradaciones de la violencia.

Los personajes históricos conocidos aparecen aquí en su faceta más humana, un poco caricaturesca a veces, pero siempre creíbles. A veces demasiado.

El final, romántico a la manera alemana si se le quiere calificar de algún modo, corona una obra que redime la avalancha de libros insustanciales escritos y publicados para gente que no lee. Escritos y publicados por gente que no lee, nos tememos.

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Las máscaras del héroe (Juan Manuel de Prada)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Las máscaras del héroe (Juan Manuel de Prada)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

El séptimo velo (Juan Manuel de Prada)

El séptimo velo, Juan Manuel de Prada

Seix Barral, 2007

648 páginas, 21,5 €

Tan acostumbrados estamos a presenciar violaciones históricas que siempre resulta grato encontrar una obra en la que se refleje el ambiente, a mi juicio veraz, de la Francia ocupada, esa nación que lo fue de sesenta mil combatientes de la resistencia y varios millones de colaboracionistas satisfechos con los ocupantes.

La recreación histórica es sin duda el mejor logro de esta obra, reflejo de una prosa brillante y una trama flojísima. Nos encontramos, sin duda, ante una novela en la que el autor muestra recursos narrativos de maestro y materiales argumentales de culebrón venezolano, con algún que otro decaer por aquella prosa folletinesca que sus autores parecían haber contratado por heminas, cántaros y arrobas.

A lo largo de las muchas, demasiadas páginas de este libro, nos encontramos con personajes que sufren amnesia, judíos ocultos por un circo de la resistencia regentado por un republicano español poco convencido con la República, nazis malísimos, rijosos (de Prada dice sicalípticos de cuando en vez) y bastante imbéciles, ciudades pobretonas, ambientes pobretones, y ropas pobretonas también. Nos encontramos con un protagonista que aprende trucos circenses y que es capaz de largarse de cualquier mazmorra, con hijos deprimidos necesitados de identidad, hijas depresivas necesitadas del hijo que necesita identidad, curas brutotes tipo don Camilo y toda una suerte de tópicos argumentales revenidos que convierten la novela en una especie de cercanías que los va recorriendo, saltándose solamente alguna parada, como la de los gemelos que sirven para confundir al adversario. Porque gemelos, no salen, oigan, y ya se extraña uno.

Y aún así, lo crean o no, la novela se lee con gusto. Se lee con verdadero placer porque vale la pena leer a Juan Manuel de Prada incluso cuando dice tonterías y se va por los cerros de Úbeda, Almendralejo y Santiago de la Valduerna. Su capacidad para manejar la palabra, para atreverse a emplear el término obtuso pero preciso, para introducir al narrador en medio de la voz de los personajes, y viceversa, convierten la lectura de este importante tomo en una aventura literaria de lo más recomendable.

Así que si de algo les sirve mi opinión, disfruten de la prosa del autor, ilústrense con la gloriosa ambientación histórica y manden al demonio, al séptimo demonio, las supuestas intrigas del argumento, la moraleja que buscará no sé quién para que encaje en la venta de catecismos solidarios o de autoayuda y las muchas y lloradas tristezas vitales de las almas traspasadas que protagonizan los hechos.

Y así, sí. Así aplaudirán. Se lo aseguro.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El séptimo velo (Juan Manuel de Prada)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El séptimo velo (Juan Manuel de Prada)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI