Los Dientes del Dragón (Juan Eslava Galán)

En el siglo XII un grupo de templarios es encomendado para rescatar a una elfa que está en manos de un tal Muley Oman, que la quiere de esposa. Cuando están metidos en harina escuchan una conversación sobre la Mesa de Salomón, un objeto mágico que supuestamente da muchos poderes y tal. Se lo cuentan al Papa y este decide organizar una expedición para lograr la maravilla y así poder ganar las Cruzadas a los moros. Forman parte del grupo de elegidos un templario veterano llamado Lucas de Tarento, el escudero Guido, un cura llamado Cantacuzano, el criado Pedro "El Raposo", la elfa rescatada de antes que no se sabe para qué va pero va, un enano de miembro superdotado y un semiorco. Pero resulta que también los enemigos de la Iglesia, la Abominación, es decir los fieles de la antigua Diosa, encarnados en el mago Asmodeo y su lacayo el asesino Sven Le Berg van detrás de las piedras necesarias para acceder a la Mesa… Así que entre prostíbulo y prostíbulo y cada grupo por su lado, van detrás de las piedras, matando dragoncitos y demás bichos…
El argumento de esta novela es prácticamente igual que el de "Los Falsos Peregrinos" del mismo autor; es más, hasta los personajes principales tienen parecidos sospechosos, lo cual le quita, ya de entrada, una buena parte de interés. Como en la otra novela hay un asesino sin escrúpulos que mata por donde quiera que va, un tal Sven Le Berg, calcado del Lotario de Voss de los "Peregrinos". Hasta en la descripción física son similares: guerreros rubios y germánicos. También hay un templario "que conoce la verdad" acerca de la religión católica y de la familia de Jesús y María Magdalena (puaj, este tema ya da náuseas); un guerrero joven y virginal, Guido, cuya única misión es la que tenía el ayudante Lucas en la otra novela, es decir, ser casto y puro y sentir amor verdadero hacia el único personaje femenino, la Elfa, y protagonizar melosas escenas… Y el criado "que sabe de la vida" y es simple, llano y primitivo, también copiado del criado de los Peregrinos, (y con el mismo final)

La novela se inicia también como la otra, en el entorno de las Cruzadas. Hay muchas escenitas de batallas y de duelos a espada, que son relatados con minuciosidad; no gasta el mismo número de palabras, sin embargo, en tratar de dotar de consistencia o de personalidad a sus personajes, quitando cuatro rasgos distintivos que los identifican.

La prosa es simple y facilona, pero se lee bien, aunque poco a poco se va haciendo más pesado y te entran ganas de terminar de una vez. Claro que cuando llegas al decepcionante final lamentas casi haber perdido el tiempo. Como en otras novelas de Eslava Galán, el final es con mucho, lo peor. Este autor no sabe rematar. Además, te habla de esa supuesta Mesa de Salomón que buscan los personajes pero apenas la describe y tampoco es que sea un objeto al que luego se saque mucho partido. Por otra parte, no es la primera vez que este mito surge en la obra del autor. Creo recordar que ya la citaba en "La lápida templaria" (puaj, otra vez templarios, qué obsesión) Quien haya leído varios libros de Eslava Galán sabe a qué me refiero: es muy repetitivo en los temas, que si los templarios de marras, que si la Mesita (sobre la que escribió incluso un ensayo), y sobre todo el rollo de la María Magdalena y su estirpe a la que tanto jugo le están sacando últimamente.

Aunque se supone que el espíritu de la novela es utilizar los mitos mediterráneos y europeos para hacer una novela de fantasía, creo que se queda muy corto en el empeño. Más que fantástica, parece una novela de aventuras ambientada en tiempo histórico, muy poco homogénea y bastante caótica. Es cierto que aparecen Tarascas, largartos gigantes, dragones y los personajes hacen vuelos estilo Harry Potter para salvar las largas distancias (qué práctico, juas), pero no tiene "magia" ni el encanto de lo maravilloso que siempre está presente en los verdaderos mitos. Un factor que contribuye a acrecentar esta sensación es el humor chocarrero y chabacano que tiñe todo el texto y hace sospechar lo poco en serio que se toma el autor esta historia, que en el fondo es una variación sobre el mismo tema de otras novelas suyas, o casi un autoplagio.

El hecho de meter en el grupo un enano, una elfa y un semiorco no se entiende mucho, ya que ninguno de ellos tiene una participación efectiva en la trama principal y más bien están el primero y el tercero para ser alivio cómico (demasiados alivios cómicos en esta novela, también hay que incluir a Pedro el Raposo y casi en ocasiones, por lo paródico y obtuso de su maldad, a Sven le Berg) Hay capítulos enteros, o largos fragmentos, que no tienen ninguna relación con el argumento y son utilizados por el autor para dar sus típicas lecciones magistrales acerca de los temas que le son caros y la típica estructura del sabio/maestro contestando a las preguntas del cándido aprendiz.

Algo que irrita sobremanera en este libro es la soberbia e incoherencia de Eslava Galán, que por un lado se muestra anticlerical, ateo y hace continuas burlas de la religión cristiana, y luego muestra como "verdadera" la religión antigua, la de la Diosa, que fue desplazada por el terrible Dios machista y brutal. Con la Diosa todo era más chachi, claro. Vaya ateo… El que lo es de verdad rechaza TODOS los dogmas.

Mención aparte del "humor" que se las gasta, que es en un noventa y nueve por ciento de tipo sexual o escatológico. No es muy fino el chico que digamos. Hay un capítulo de puro relleno donde se nos muestra al enano cachondo yéndose de putas, mientras el semiorco y otro de su especie ridiculizan a la religión católica de un modo muy poco sutil. Es un humor muy agresivo (sobre todo el sexual) y a veces ofensivo.
Algunas muestras de las "gracias":

"Aquel caserón inhóspito, hubiera parecido deshabitado si no fuera por los certámenes de pedos y eructos que organizaban en las cuadras Gorgo y Grontal"

"Sobre todo evitaba la mancebía, donde, al parecer, los alguaciles buscaban a un enano que había inhabilitado por cinco semanas, eso dijo el médico que cosió los desgarros a las tres mejores coimas del cuñado del jefe de policía, un rufían tracio a cuyo cuidado estaban la famosa cortesana Expira Frígida (antes Expira Candente), y sus amigas la Holgada y la Berrienda.
-Con esos datos que me das y sin tenerlo fichado, difícil veo que le podamos echar el guante -decía el comisario- porque en esta época del año, con las ferias de san Teotecopopos, Constantinopla está llena de enanos forasteros.
-¿Qué más señas particulares queréis que el miembro viril que tiene este delincuente? -protestaba el tracio-. Es de tales dimensiones que sobre esa picha perchaban los siete halcones del emir Halufo.
-¿Percharon los siete? -se admiraba el jefe de la policía.
-¡No, hombre, no percharon, es una comparación! -se sulfuraba el tracio-. ¿Cómo van a perchar en una picha sensible los siete halcones, con esos garrones afilados que gastan?"

"Después de examinar todas las anotaciones se decidió por una tal Expira Candente que había escrito: "Rubia cachonda. Viciosa. Trasero de trece palmos de latitud. Tetas espectaculares. Chocho loco. Culo tragón. Lluvia dorada. Consolador. Chupo agujeros oscuros.Trago leche. Me gustan grandes y gordas""

Y así toda la novela… Cualquier momento es bueno para hablar de putas, miembros viriles, sexo vulgar…

Otra cosa destacable es que es muy reiterativa. Se supone que tienen que conseguir ya no me acuerdo si son doce o diez piedras de Dragón, y hay episodios de captura de piedras o derrota de monstruo muy similares.

También "recrea" u "homenajea" la famosa escena de Perceval llegando al palacio del Rey Pescador, casi literalmente…

En fin… Una novela con un propósito interesante, pero que se malogra por la falta de una trama más emocionante, el exceso de choteo, personajes tópicos, escenas que no vienen a cuento y un final que te deja fría… por lo malo. Solo para MUY incondicionales de Eslava Galán o bien fans de Dragonlance y similares que se traguen todo lo que contenga al menos un enano y un elfo.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Los Dientes del Dragón (Juan Eslava Galán)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Los Dientes del Dragón (Juan Eslava Galán)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

La Lápida Templaria Nicholas Wilcox (Juan Eslava Galán)

Una lápida escondida en la Península Ibérica esconde la fórmula para dominar el mundo. Un grupo de personajes (un cura, una archivera, narcos, espías del Mossad) se pondrán en marcha para encontrarla.

Un bestseller bastante malo pero que ha tenido mucho éxito, más o menos en la misma línea del Código Da Vinci (pero más aburrido). Se publicó bajo seudónimo (Nicholas Wilcox es Eslava Galán). Al parecer, el autor no quería mezclar su nombre con un best seller. De todas formas, leyendo el libro te das cuenta de que difícilmente ha podido ser escrito por un inglés. Hace referencias a cantantes españolas tan castizas como Rocío Jurado y a ciertos detalles demasiado de aquí, dejando aparte las expresiones (pelo de la dehesa, ¿qué traductor traduciría eso del inglés?) las alusiones a hechos \’culturales\’ típicamente españoles como Chiquito de la Calzada (sí, el mismo) y otros…
Para dar mas verosimilitud a la ficción, Eslava Galán aparece como "traductor" de la novela. Pérez Reverte, amigo suyo, también colaboró en el "engaño", al reconocer a Wilcox como un "amante de España", que sabe tanto de ella como Kamen y otros fervientes hispanistas.
Aunque algunas personas dicen que el principio es lento, a mi casi me pareció lo mejor. El suicido del cura, etc. Luego ya empezamos con los topicazos de rigor (atención no leer, que van spoilers) El autor nos presenta a la novia al protagonista como con los pechos caídos, un poco mayorcita ya, la pobre, y se dice que no les une gran cosa. Deducción: la primera mujer que aparezca en el libro desbanca a la \’viejecita\’ puesto que el autor ya se ha encargado de \’disculpar\’ al protagonista para que el lector no piense que es un canalla, y Voila. ahí aparece la archivera con sus \’pechos prietos y pequeños\’ Desde luego, el ex cura es de un superficial que da asco. Por cierto, la protagonista del catón de la Asensi era monja, aunque ya se veía venir que el primer galán que se le cruzara la secularizaba fijo.
Y como me esperaba, cada cierto número de páginas hay una entrevista con un \’experto\’ que no hace más que soltar un rollo lleno de obviedades o directamente de cosas incomprensibles como la leccion de astrofísica o lo que sea tan pésimamente explicada. Me he tenido que saltar casi todos los rollos sobre la historia de los templarios, la geometría sagrada, etc,… son temas que he leido millones de veces y ya los tengo muy vistos. Por cierto, hace muchos años leí \’El enigma de la Mesa de Salomón\’ del mismo autor (Eslava Galán) y por tanto también estaba familiarizada con todo lo demás. El libro era mucho más entretenido. Por si no lo terminaba, a mitad de lectura, me fui ido directamente al final y la verdad es que no me entusiasmó. Con gran esfuerzo seguí adelante. La mesa es la pera limonera, pero el autor se priva de explicarnos sus grandísimos poderes y la deja ahí tirada de cualquier manera. Supongo que a Eslava le falta lo que hay que tener para ser un escritor de verdad: imaginación y atrevimiento. Se limita a poner informaciones de otras fuentes, pero no se atreve a ir más lejos, a inventar, a crear un mundo propio…
Lo peor es cuando de pronto y sin que venga a cuento empieza explicarte obviedades durante páginas y páginas, como cuando explica ¡lo que es el Vaticano! o la estructura del Mossad (dos interminables páginas) o las condiciones de vida en los barrios pobres de Colombia. Decenas de páginas que no tienen nada que ver con la historia ni son bonitas de leer ni nada de nada. Leyendo esto me siento estúpida porque resulta que sé que el Vaticano es el estado más pequeño del mundo y que lo pasan mal en Colombia. Pero aunque no lo supiera, ¿qué importa eso en el libro, qué tiene que ver con la Mesa de Salomón dichosa?
Esté libro está lastrado por el afán didactista. Cada vez que aparece algún concepto o palabra no común, se tira parrafadas para explicarla. Es que es realmente pesado estar leyendo un párrafo donde se dice que le van a aplicar al protagonista el polígrafo y que se suelte a renglón seguido un rollo patarero explicándo qué es un polígrafo. Para eso mejor un pie de página, que se lee si se quiere. Eso no aporta nada. Imaginad una novela donde estén todo el rato así.
"Entonces abrió el incunable.
Un incunable es, blablablablabla.
Luego lo dejó sobre el bargueño.
Un bargueño es blablablablabla…."
y así durante quinientas páginas. ¡Con la de buenos diccionarios y enciclopedias que hay!
Por no hablar de los incontables errores. Muchas documentacion pseudohistórica y esotérica pero luego hace decir a colombianos: "Venid acá" cuando cualquier persona medianamente instruida sabe que en América el pronombre \’vosotros\’ no existe. Allí dirían \’vengan acá\’, y hay más cosas: expresiones típicamente de jerga de España puestas en boca de sicarios colombianos como \’hostias\’ (en el sentido de golpes), \’me doy el piro\’, \’esto da el cante\’ y muchas más…
Otro apartado son los errores y reiteraciones: "… hasta que podamos hacernos DE ese objeto…" en lugar de "con ese objeto"; frases desordenadas, las repeticiones de palabras como \’me piro\’, \’pirado\’ por las que parece sentir mucha predilección nuestro autor; el descuido en la jerga y el lenguaje; párrafos sobrantes como cuanto repite una y otra vez que \’kala\’ significa negro en indoeuropeo o las alusiones a las Virgenes Negras (¿Qué significan, qué tienen que ver con la mesa? )…
Como anécdota, señalar algo frecuente en las novelas de Eslava Galán: la potencia sexual de los personajes (ejemplos de LLT: "·Ella alcanzó cinco orgasmos, el mayor de ellos con la lengua voraz de aquel bruto insaciable" Pag. 367; "Hicieron el amor seis veces…" Pag. 367; "Cumplió dos veces con un reposo intermedio de media hora…" "Se amaron con voracidad insana la primera vez, con suavidad y laxitud la segunda…" Y lo mejor: "Cuando era cura, su eminencia era capaz de hacerlo cinco veces en un día; de obispo podía hacerlo tres; ahora, de cardenal, dos, algunas veces solamente una." p. 98)
El Catón de la Asensi comparado con esto es casi de Premio Nobel. Por lo menos tiene sentido del humor y un argumento un poco más original.
Resumiendo: un libro pésimo cuya lectura se puede obviar perfectamente, que no aporta nada al género de misterios sobrenaturales, y que hubiera necesitado de mucha más revisión.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La Lápida Templaria Nicholas Wilcox (Juan Eslava Galán)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La Lápida Templaria Nicholas Wilcox (Juan Eslava Galán)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Los falsos peregrinos (Juan Eslava Galán)

En la época de la disolución de la orden del Temple, dos caballeros son enviados en busca del Arca de la Alianza, el único objeto que podría lograr la reconquista de los Santos Lugares en manos de los Sarracenos y de paso recuperar el prestigio de la orden.

Es una novela del estilo "best seller". La prosa es plana, sosa y sin gracia, como es habitual en este tipo de productos. Tampoco trasluce ningún mensaje, ni filosofía ni nada en absoluto. Es mera aventura. El que busque solo evasión sin complicaciones neuronales, aquí tiene su libro. A su favor tiene que el autor conoce bien los resortes de la técnica narrativa, la Historia, etc; en contra, la falta total de originalidad, el decepcionante final, el mal tratamiento de los personajes

La ambientación histórica está bien lograda, o por lo menos no se nota ninguna metedura de pata así muy evidente. El autor maneja un buen número de palabras de la época o técnicas, que contribuyen a recrear el ambiente medieval de forma acertada. Resulta pues muy molesto que de repente aparezcan palabras fuera de contexto como "gilipollas" y otras, que aunque son pocas, llaman demasiado la atención. Quizás sean debidas al intento de Eslava Galán de introducir su típico "humor" erótico-festivo-escatológico, que a mi no me hace ninguna gracia.

Para este propósito introduce un personaje, un tal Huevazos (el nombre ya lo dice todo), que recoge la tradición del arquetipo del "gracioso", el criado que siempre acompaña a su señor y le diverte con sus chistes y simplezas, a la par que le muestra enseñanzas sobre la vida desde el punto de vista del ser prosaico y primitivo al que solo le interesa "comer y holgar con mujeres". Muy visto. Sobre este particular, reseñar que el personaje en cuestión protagoniza una escena notablemente desagradable donde viola a una mujer, y se supone que eso nos tiene que hacer mucha gracia y que debemos partirnos de risa con ello, mientras la mujer grita "ay, ¿qué me haces, bribón, qué me haces?", o algo similar, como si fuera un bodevil barato. Humor muy zafio, en verdad.

Escenas nada originales se suceden de la mano de este mismo personaje, como cuando cocina bichos, lagartos, etc, y los hace pasar por comidas buenas ante sus señores, los cuales, naturalmente, y como es habitual, siempre se relamen los dedos. Esto ya era viejo antes de que Eslava naciera. En cualquier película western hay escenas similares (la serpiente que se hace pasar por pollo). Pues todo es así. Tanto que en muchas ocasiones tienes la impresión de estar viendo una película hollywoodense llena de tópicos. Parece una novela concebida para el cine.

Siendo así, los personajes no están nada bien descritos. Son o bien arquetípicos como el que ya he citado o directamente planos. El criado Lucas es romáaaaaaaaantico e ingenuo, hasta un nivel que empalaga, sobre todo cuando entra en escena una mujer de la que se enamora. Esta mujer, Aixa, por cierto, también es de un tópico que te mueres. La típica princesa que es enviada a casarse con un hombre al que no ama, un general, para cerrar tratados, y que en el camino se fija en el joven guapo e ingenuo, quien, por supuesto, luego la rescatará del harén y la vestirá de hombre para huir de general de marras. Aparte de esto, no tiene ninguna relevancia más. Parece incluida para poder meter alguna escena romántica a la luz de la luna, con manos cogidas y demás, y aliviar el hecho de que no hay mujeres en el libro.

El malo, el tal Lotario, está muy torpemente descrito. Todas las parrafadas que se echa Eslava para caracterizarlo son exteriores, referidas a hechos biográficos que entroncan con acontecimientos históricos, una suerte de lista o curriculum vitae que desatiende su vida psicológica, su carácter, etc. Lo único que sabemos de él es que quiere mucho a su hermano y que es aficionado a rebanar cuellos. De hecho, en cualquier sitio donde para, corta unos cuantos, para no perder la costumbre. Para colmo, Eslava le reserva un final patético, muy malo, decepcionante. Otro personaje lo despacha en una línea de texto, así, como el que no quiere la cosa. El odio que siente este personaje hacia el "bueno", como es típico y tópico, se debe a un malentendido. Se me olvidaba decir que también al Huevazos se lo cargan en esta parte, y que ningún personaje parece sentirlo jajajjaja (normal). Hasta este punto es descuidado el libro con la psicología.

El libro es un largo viaje a través de ciudades hispanas y africanas, en algunos momentos tedioso por lo que tiene de folleto turistico-histórico. Y el malo detrás, cortando cuellos. No me extraña que haya incluido el episodio del rapto de Aixa porque si no es muy monótono. Apenas hay peripecias, solo las propias de un viaje interminable, que por cierto, me recordó mucho al de "En busca del Unicornio" del mismo autor (grupo enviado a buscar algo, y cuando llegan al sitio se dan cuenta de que quienes se lo ordenaron ya no existen).

Si bien hasta la mitad el libro se mantiene bien y se lee sin agobio, sobre ese punto empieza el tono didáctico y el maestro Verginus empieza a contar batallitas a Lucas, que no vienen a cuento, la mayor parte de las veces, y que el autor aprovecha para soltar el rollo de la sangre real de Cristo, la Magdalena, el Grial, etc… bueno, todo eso que ya sabemos de otros libros, y que no afecta a la trama. Incluso hay una parte donde Lotario empieza a pensar algo sobre los almogávares, momento, que como no, Eslava usa para darnos una lección magistral sobre los mismos, que uno se puede saltar sin problemas.

Entre las cosas más inverosímiles está la manera de escapar Lotario de su prisión (arrancandose parte de la mano a mordiscos, ejem) y el hecho de que Beaufort olvide la PALABRA que le dice el moribundo maestre al inicio del libro, y que es clave para hacer funcionar el Arca. Caramba, como para confiarle a este los recados. Teniendo en cuenta la importancia de esa revelación ¿por qué no tomó medidas para recordarla? Bueno, ya sabemos que más adelante, cuando sea necesario, le vendrá de pronto a la memoria, jajaja.

En resumen: un libro de aventuras medievales solo para aquellos que busquen en la literatura evasión sin profundidad. Incluso puede resultarles entretenido, y puede que aprendan cosas de Historia y etnografía. Aunque para esto, mejor un libro de Historia de verdad, claro.

http://reginairae.blogcindario.com/2004/12/00033-los-falsos-peregrinos-de-juan-eslava-galan.html

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Los falsos peregrinos (Juan Eslava Galán)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Los falsos peregrinos (Juan Eslava Galán)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Señorita (Juan Eslava galán)

Esrtamos ante otra novela histórica un poco anegada de tópicos, pero con el entretenimiento que asegura Juan Eslava.
La guerra civil española permitió a otros países experimentar con sus planes de conquista y probar la eficacia de sus artefactos militares. Hitler, que ya tenía trazada su estrategia para el sometimiento de Europa, envió a España su arma secreta más preciada: el Stuka, un avión de bombardeo en picado. En este marco, el Servicio Secreto Soviético instruye a una muchacha española para que seduzca al capitán Rudolf von Balke, jefe de la operación. Al mismo tiempo, envía a España al piloto Yuri Antonov, antiguo amigo de Von Balke, que recibirá el apoyo de un pintoresco comando de milicianos españoles. Años después, curtida por los innumerables riesgos de las batallas, Carmen, la audaz joven española, busca entre las ruinas del Berlín de la posguerra el rastro del hombre al que, pese a todo, amó.

Esta novela fue reconocida con el Premio Fernando Lara en 1998 y con el Premio Andalucía de la Crítica.

Su reedición, en los tiempos que corren, ya es todo un punto.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Señorita (Juan Eslava galán)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Señorita (Juan Eslava galán)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI