Mediocridad y Delirio (Hans Magnus Enzensberger)

Leer un libro de Hans Magnus Enzensberger siempre es un regalo para la inteligencia. Mediocridad y delirio es una galería de temas variados y controvertidos que Enzensberger va desbrozando, limpiando y aclarando gracias a su particular manera de ver el mundo y gracias a su independencia intelectual. Así, Hans Magnus siempre está del lado de la lógica y del sentido común, un lado muy oscuro y poco habitado en la actualidad.

Mediocridad y delirio recoge ensayos publicados por Enzensberger en diferentes revistas y periódicos, desde el Frankfurter Allgemeine Zeitung, Die Zeit , la revista Geo o Der Spiegel, todos ellos medios de comunicación que gozan de gran prestigio en alemania.

La primera parte recoge ensayos que a primera vista pueden parecer bastante heterogéneos pero que, si se intenta generalizar un poco, están ligados por un tema principal que les da soporte: el hombre como animal verbal, o el hombre y el conocimiento. La ironía es una de las claves de estos primeros ensayos. Esto queda ya patente en títulos como “Una modesta proposición para proteger a la juventud frente a los productos de la poesía” o “Loa al analfabetismo”, que es la conferencia que pronunció cuando recogió el premio Heinrich Böll. Aquí se plantea si el jurado ha galardonado a un anacronismo al galardonarle a él. De este primer bloque, los más interesantes desde el punto de vista periodístico, son los dedicados a la figura del crítico, el análisis que hace sobre la historia y las claves del éxito del diario Bild y el dedicado a la televisión.

En “El triunfo del diario Bild” combina su propio discurso con fragmentos extraídos del periódico. Estos fragmentos funcionan a modo de ilustraciones y no de ejemplos, en un curioso ejercicio de intertextualidad. Para Enzensberger, el principal delito del diario Bild no “reside tanto en inventar una mentir ay publicarla; el delito propiamente dicho está en la difusión de dicha mentira, que aumenta con el número de lectores” . Dice Enzensberger que la gente lee este periódico precisamente porque no informa de nada, de que sus noticias constituyen un cúmulo de hechos atemporales que, por otra parte, garantizan al lector la tranquilidad y la satisfacción de saber que el mundo sigue igual.

Curiosísimo e interesantísimo es el capítulo dedicado a la televisión, que se llama “El medio de comunicación cero o por qué no tiene sentido atacar a la televisión” y que comienza con la siguiente aseveración: “La televisión idiotiza” . Enzensberger reconoce cuatro variantes que han servido a los teóricos para concluir esta capacidad idiotizante de la televisión: 1. Debido al papel ideológico y de vehículo propagandístico de la televisión. 2. El hecho de que la televisión suponga una invitación a imitar los comportamientos –moralmente reprobables en su mayoría- que en ella se presentan. 3. La tesis que considera que la televisión incapacita a los individuos para distinguir entre realidad y ficción. 4. La tesis de la idiotización, que viene a ser el lugar donde convergen las anteriores.

Ahora bien, Enzensberger trata estas teorías de forma totalmente irónica y tiene una crítica que hacerles a las cuatro y es que se toman en serio a la televisión. También critica que todas hacen aparecer a la televisión como un actor malvado frente a un pobre espectador indefenso. El problema reside en saber en qué bando hay que situar al teórico. A continuación, Enzensberger trata de aportar su propia solución al problema televisivo. Él no cree que el problema radique en los contenidos, pues éstos se acercan cada vez más al “contenido cero”. Él dice que es, precisamente, este contenido cero el que constituye el valor de uso de la televisión: el espectador se conecta a la televisión para desconectar. De la incapacidad para reconocer esto es de donde surgen, según Enzensberger, la teorías apocalípticas sobre la televisión. Se trata de un ensayo interesantísimo por novedoso y fresquísimo. Requiere mucha capacidad por parte del lector para ir separando los granos de ironía de las sólidas ideas que Enzensberger tiene sobre los medios de comunicación.

La segunda parte la forman dos ensayos de carácter más económico en los que Enzensberger reflexiona sobre los modos de financiación de los partidos políticos y sobre la distribución financiera que se lleva a cabo a través del Fondo Monetario Internacional.

En la tercera parte, analiza diversos problemas del panorama político alemán. Uno de los ensayos está dedicado al partido de los Verdes y al figura del bosque en alemania, su importancia en la vida de los alemanes y su pérdida irremisible debido a la contaminación y a la especulación. De todos los ensayos de esta sección, me han parecido especialmente interesantes el dedicado a desenmarañar la dicotomía entre “poder e intelecto”, entre “intelectual y político”. En él trata de averiguar de dónde viene la superioridad moral que se le concede a todo intelectual digno de ser llamado así y si esta dicotomía existe realmente o es algo que se quiere vender al ciudadano. También trata de averiguar la pertinencia de esta dicotomía.

Para morirse de risa es el ensayo “Las ventajas de sentirse avergonzado”, donde hace un recorrido por las principales condecoraciones otorgadas por su país y no puede por menos que reírse y hacernos reír ante semejante anacronismo.

El otro ensayo que más interesante me ha parecido es el llamado “Medianía y Delirio”, en el que hace un recorrido por la historia de alemania utilizando los conceptos de mediocridad, utopía y liderazgo como medios de transporte. Gracias a estos conceptos arroja luz sobre muchos comportamientos actuales, calificables, lamentablemente de “mediocres” y nos sugiere que esta “mediocridad” es peligrosa, puesto que esconde una secreta satisfacción por uno mismo. Y eso ciega.

Se trata de un libro muy interesante porque permite conocer más a fondo y de mano de un pensador fresco, independiente, sagaz y certero, las verdades de la política y la economía alemanas. Además, las reflexiones en torno a los medios de comunicación y la “mediatización” de los comportamientos humanos son muy innovadoras y no por ello menos plausibles. Por fin algo nuevo en el manido cónclave de los teóricos de los medios de comunicación.
http://blogs.ya.com/lomejordeloslibros/200505.htm

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Mediocridad y Delirio (Hans Magnus Enzensberger)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Mediocridad y Delirio (Hans Magnus Enzensberger)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Mausoleo (Hans Magnus Enzesberger)

Mausoleo, 37 baladas de la historia del progreso es un mausoleo de poemas; perdón, un libro de poemas, escrito por Hans Magnus Enzensberger. El título en alemán es Mausoleum. Siebenunddreißig Balladen aus der Geschichte des Fortschritts. El ejemplar que tengo entre manos y ojos lo ha publicado Anagrama en su "Serie Informal".

Hans Magnus es un escritor alemán que nació en una pequeña ciudad de Baviera en 1929. Estudió Filosofía y Literatura en diversas universidades (entre ellas, la de Freiburg!). Ha vivido en Cuba, México, Estados Unidos, Italia y Noruega además de en alemania. Es el editor de la revista Kursbuch, que fundó en 1965 y que hoy se dedica más a política que literatura. Desde 1985 dirige la colección literaria «Die andere Bibliothek» («La otra biblioteca»).

Comenzó su carrera literaria en 1957 con el poemario Defensa de Lobos, al que siguió Hablar Alemán tres años después. Formó parte del "Grupo 47", que pretendía reavivar la lengua y la literatura alemanas tras el parón de la Segunda Guerra Mundial. Detalles, Política y delito , y Elementos para una teoría de los medios de comunicación son sus críticas personalísimas a los medios de comunicación y al sistema político.

Es un poeta que considera que la poesía debe estar al servicio de otros fines; lo que en alemán se denomina "Gebrauchslyrik" y en español vendría a ser "impuro" o "humanizado".

El interrogatorio de La Habana y Durruti (1972) son obras literarias de carácter documental; la primera en forma de poesía dramática, la segunda en forma de novela.

Sus inquietudes sobre la política, la lírica, la sociedad y la democracia
le han llevado a ejercer una actividad frenética, cultivando desde el ensayo (Europa, Europa); al libro de divulgación matemática para niños y provectos (El diablo de los números) a la poesía. Su última novela es ¿Dónde estás, Robert? y ha sido publicada hace 4 años. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre ellos el Heinrich Böll y el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2002. Como podéis ver en la foto, es un señor entrañabilísimo.

Y bien, ahora procede comentar el libro. ¿Y cómo se comenta un libro de poesía? La verdad es que este se deja comentar fácilmente, gracias a la unidad (casi podríamos decir identidad) de estilo y temática. Se trata de un libro de una compleja sencillez, o de una sencilla complejidad: podemos considerarlo como un simple paseo por las vidas de un 37 personajes que han contribuido o descontribuido a rellenar el mito del progreso; o bien, podemos considerarlo como un mosaico, un texto de textos; un puzzle que va y viene por las épocas, los avances y los retrocesos del hombre; se trataría, entonces, de un libro, en cierto sentido, histórico. Así pues, podemos leer cada epitafio individualmente, de forma autónoma y disfrutar con estos retratos irónicos, intencionalmente grandilocuentes y épicos.

Podemos, también, jugar a los acertijos con Magnus, puesto que cada personaje sólo viene aludido por sus iniciales y por las fechas de nacimiento y muerte. Recomiendo esta manera de leer el libro para una segunda lectura (probablemente habremos olvidado muchos nombres), pues con ella interiorizamos un poco más la forma de expresarse de Hans Magnus y su forma de pensar: desentrañamos no sólo el acertijo de qué iniciales van con qué personaje; sino de qué palabras utiliza Hans Magnus para aludir a qué comportamientos.

Por último, el libro se puede ver como un complejísimo puzzle presentado en orden cronológico, pero que supone un recorrido en red por la historia del progreso desde el siglo XIV. Si lo vemos así, tenemos que reconocer lo fino que ha hilado Enzensberger en su selección de personajes: astrónomos, médicos, algún "politólogo", físicos, químicos, pretecnólogos… ¿por qué unos sí y otros no? Et bien, si queremos leer el libro como si fuésemos arañas de selva tropical, tenemos que aguzar los sentidos y averiguar a cada paso los motivos de los gráciles movimientos que ha hecho el autor por la historia del Progreso…. De Malthus a Campanella; de Gutenberg a Bakunin; de Maquiavelo a Evans… El fin es el camino. ¿Qué tendrán en común? El camino es complejo; os copio un trocito de la contraportada, que aporta unas pequeñas pistas…

"Todos ellos pertenecen a la raza blanca; proceden de las clases dominantes y los "estamentos cultos"; y además, son todos varones. Se trata, por lo tanto, de una pequeña minoría radical que ha llevado a cabo acciones imprevisibles en nombre y, en bastantes ocasiones, a espaldas de la mayoría."

Por otra parte, las referencias veladas a otros muchísimos personajes que se topan con otros más allá de la red que ha tejido Enzensberger, queda patente en un índice final. También es cosa del lector saber verlos al leer el libro. Probablemente, Enzensberger ha tenido sus razones para no incluir a estos aludidos en su Mausoleo; ahora bien, esto sugiere la idea de que este libro viene a ser interminable; sólo hace falta que alguien tenga la valentía y el savoir faire de recoger el "magno" ovillo y comenzar a hilar una nueva balada…

http://blogs.ya.com/lomejordeloslibros/200502.htm

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Mausoleo (Hans Magnus Enzesberger)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Mausoleo (Hans Magnus Enzesberger)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI