Malaca Conquistada, Francisco de Sâ de Meneses

Poema he­roico del portugués Francisco de Sâ de Meneses (m. 1664), publicado en Lisboa en 1634. Antes de Camóes la gloria de la em­presa portuguesa había sido sentida en toda su grandeza, y, ya en 1491, Poliziano es­cribía a Juan II que las expediciones por­tuguesas eran dignas de Ulises y de Eneas, y decía estar presto a cantar sus glorias. Más tarde, Antonio Ferreira exhortó a ha­cer de las conquistas el asunto de un poe­ma nacional. Los Lusíadas (v.) agotaron poéticamente la espléndida epopeya, y a sus sucesores sólo les quedó la posibilidad de celebrar los episodios particulares; es lo que hicieron Francisco Rodrigues Lobo con el Condestable (1609); Vasco Mousinho de Quevedo, con Affonso Africano (1611); Bernarda Ferreira de Lacerda, con Espanha libertada, etc.

A Sá de Meneses, uno de los últimos, le correspondieron las empresas del gran Alfonso de Albuquerque; asunto digno de ser celebrado, pues la conquista de Malaca (1511) dio a Portugal el domi­nio del Oriente, y las luchas del héroe contra árabes, etíopes, persas y otros pue­blos llevaron la cruz de Cristo hasta los confines del mundo conocido. En el poema se advierten distintamente dos partes: la historicoexpositiva, que continúa la tradi­ción de las crónicas, y la poética, que si­gue, según el modelo de Los Lusíadas (v.), la tradición de los poemas caballerescos con la acostumbrada fioritura de episodios de­corativos. Se advierte, empero, en Sá de Meneses al hombre de la Contrarreforma que evita la mezcla del elemento mitoló­gico y cristiano, ganando en unidad moral lo que pierde en riqueza inventiva y en color. El poema queda, por lo tanto, en el plano de la historia, y las figuras, carentes de todo elemento personal que las carac­terice, raramente se elevan al reino de la poesía. El estilo es incoloro y prosaico.

C. Capasso