Crónica de San Hipólito de Roma

En su incansable actividad, S. Hipólito de Roma, martirizado en 235-36, el adversario de Ceferino y de Calixto y jefe de la comuni­dad cristiana de habla griega de Roma du­rante los primeros decenios del siglo III, compuso también obras de carácter historicocronográfico. En la lista de sus obras grabada en su estatua, descubierta en 1551 y hoy conservada en el Museo Lateranense, está consignado, entre otros, un «libro de crónicas». Una alusión a este escrito se encuentra también en el libro décimo de la gran refutación que hizo San Hipó­lito de las herejías, conocida con el nombre de Filosofúmenos (v.). Debería ser un com­pendio cronológico de los hechos mundia­les, según el modelo similar de otras obras de la misma época, a partir de los oríge­nes de la creación. Parece ser que San Hipólito había hecho llegar su compendio cronológico hasta el año 234 después de Je­sucristo. De su original griego sólo poseemos fragmentos esquemáticos. Pero algunas ver­siones, o mejor arreglos, latinos se conser­van en el Liber generationis mundi que; como es sabido, tuvo gran difusión en el Medioevo, en múltiples redacciones.

E. Buonaiuti