Varuṇa

Divinidad masculina hindú, una de las más antiguas que menciona el Rig-Veda (v.), en el cual se le dedican al­gunos de los más profundos y conceptuosos himnos de toda la colección védica.

La pa­labra Varuṇa, que significa «el que cu­bre, el que envuelve»; y la concepción de esta divinidad es altamente espiritualista. Varuṇa es el misterioso gobernante supre­mo del universo en quien se reúnen nume­rosos atributos y funciones, como en ningu­na otra de las divinidades mencionadas en el Riv-Veda. Se le llama «rey de los dioses», «rey de los dioses y de los hombres» y «rey del universo». Es el genio del cielo estre­llado y de la más alta bóveda celeste, don­de con sus infinitos ojos estelares que todo lo ven, penetra en todas las cosas, en todos los acontecimientos visibles u ocultos y aun en todos los sentimientos, por recónditos que se hallen en el corazón de los hombres. Su ilimitado poder se alía con la función de juez supremo que castiga severamente a los malos, premia a los buenos y, si es necesario, venga las ofensas que éstos han recibido injustamente.

Varuṇa, con la mis­teriosa sublimidad de su impenetrable esen­cia, parece excluir de la materia cósmica que en él se encierra a todas las demás divinidades del Rig-Veda; y es muy ca­racterística la humilde y contrita actitud del cantor védico ante esta divinidad omni­potente, hasta el punto de que algunos pa­sajes de los himnos dedicados a Varuna parecen recordar — como justamente se ha observado — la poesía de los Salmos. Más tarde, en el hinduísmo, Varuṇa es consi­derado dios de las aguas, y como tal se le recuerda en el Mahābhārata (v.) y en los Purāna (v.). Habitualmente se le representa bajo la figura de un hombre de tez azul oscuro, montado en un monstruo marino y llevando en una mano un lazo y en la otra un quitasol.

M. Vallauri