Rāvaṇa

Es el adversario de Rāma (v.) en el poema indio Rāmāyaṇa (v.). De monstruosa figura, posee diez cabezas, vein­te brazos y cuatro piernas.

Para hacerse inmune frente a los hombres y a los dio­ses ha practicado durante diez mil años las más duras penitencias, ofreciendo al fi­nal de cada milenio una de sus cabezas al dios Brahmā; y estaba a punto de ofre­cer la décima, cuando el dios le concedió lo que deseaba. Obtenido aquel don, Rā­vaṇa se convierte en un tirano feroz, torturador de todos los seres y vencedor de todos los reyes de la tierra; pero Kārttikeya (v.) le derrota a su vez y le captura, cuando ataca su reino. En esa ocasión ha­bía intentado la escalada del monte Kailāsa, pero fue rechazado por el dios Śiva (v.). que lo había también encerrado en una prisión.

Durante mil años suplica a Śiva con tan altas voces, que merece el nombre de Rāvaṇa, esto es, «el atronador», y finalmente es liberado. Rapta a Sītā (v.), es­posa de Rāma, y por ello muere a manos de éste, Rāvaṇa es un digno adversario de Rāma y está dotado de las cualidades opues­tas. En su carácter es notable, al lado del aspecto monstruoso, el aspecto ascético; pero su ascesis no tiene por finalidad la consecución de la virtud, sino que se pro­pone adquirir poderes cada vez mayores y más eficaces para obrar el mal.

A. M. Pizzagalli