Mārkaṇḑeya

Antiguo sabio legendario indio. Mencionado en el Mahābhārata (v.), los detalles de su historia pueden hallarse precisados y expuestos de diversas formas en los Purāṇa (v.), los cuales concuerdan en presentarle como «longevo», «eternamen­te joven» y «vencedor de la muerte».

El Padmapurāṇa relata lo siguiente: Mṛkaṇdu y su consorte Marudvatī imploran a Śiva (v.) que les conceda un hijo. El dios les da a elegir entre uno falto de virtud pero de larga vida y uno virtuosísimo y muy sabio, pero cuya existencia durará sólo doce años. Escogido el segundo, Śiva se lo concede. Nace Mārkaṇḑeya , y cuando, hacia el duodécimo año, el afligido padre le cuenta su destino, le consuela anuncián­dole que, con la ayuda de Śiva, logrará verse libre de la muerte. Mārkaṇḑeya se dirige a la orilla del océano, y abstraído allí un día en el rezo de los loores de Śiva, se le presenta el dios de la muerte, Yama, quien le echa al cuello su lazo fa­tal.

Mārkaṇḑeya le ruega que le deje aca­bar sus oraciones. Yama le apremia, y, cuando está a punto de devorarle, aparece Śiva, que hiere a aquél y le derriba por el suelo, después de lo cual otorga a Mārkaṇḑeya la inmortalidad. En otros Purana, la historia de esta figura ha sido adaptada a la fe de Vişṇiu (v.), con algunas variantes en el relato. Así, en el Narasiṃhapurāna, la muerte en el duodécimo año es predicha por un adivino tras el nacimiento de Mārkaṇḑeya, quien recibe de su abuelo Bhṛgu el consejo de atraerse el favor de Vişṇiu, con cuyo poderoso auxilio el propio Narada había ya triunfado de la vejez de la muerte y obtenido una mayor longevidad. Mārkaṇḑeya figura como principal inter­locutor y expositor de la materia conte­nida en el Purāṇa que de él toma nom­bre: el Mārkaṇḑeyapurāṇa.

M. Vallauri