La Fuerza, Paul Adam

[La Force]. Novela del francés Paul Adam (1862-1920), publicada en 1899, como primera parte de una tetra­logía: Le temps et la vie (v. El hijo de Austerlitz, La Astucia, Bajo el sol de julio). En ella, el autor evoca, bajo otro nombre, las vicisitudes de su familia en el marco histórico de la epopeya napoleónica y del reinado de Carlos X, poniendo de manifiesto la fuerza misteriosa e incorruptible del ins­tinto de la raza y de sus tenaces vínculos. Con esta vigorosa obra, en la que se libera de un cierto obscuro simbolismo anterior, el autor se convierte en renovador de la novela histórica en Francia por la fuerza épica con la que teje, sobre la trama de acontecimientos históricos y políticos, de guerras y de batallas, los hilos de un aná­lisis psicológico y de una narración humana profundizada hasta las raíces.

Bernardo Héricourt, el protagonista, representa la vi­viente exaltación de la fuerza viril en to­dos sus aspectos y en todas sus conquistas: desde la guerra al amor, de la lucha a la victoria, del placer al dolor, hasta una muerte gloriosa. El padre, viejo y loco, su hermana Aurelia, vinculada a él por unos sentimientos espiritualizados bastante am­biguos; su hermana Carolina, avara e in­trigante; su mujer, con la que apaga su erotismo; sus cuñados intrigantes y politi­queros; todos sus familiares, forman, a su alrededor, como un coro que subraya su personalidad. Hijo de la revolución, fautor de la romanidad, propugnador del culto de la fuerza, siendo en su interior, por estas mismas aspiraciones, antagonista y rival de Napoleón, su vida, consagrada a la carrera militar, es una sucesión de luchas y de éxitos — a través de las distintas fases de las guerras napoleónicas, en el fragor de los cañonazos, entre el ruido de cascos de caballos, entre las cargas de dragones, ula­nos y cosacos —, interrumpido por breves intermedios sentimentales y vueltas al seno de su familia, durante una de las cuales procrea al «hijo de Austerlitz», el cual será el héroe de la segunda novela del ciclo.

A. M. Speckei,