Yājñavalkyasmṛti, Yājñavalkya

[Tratado jurídico de Yājñavalkya]. Texto jurídico hindú, el más importante y el más conocido después del Mānavadharmasāstra (v.). Más breve que éste, pero también escrito en forma métrica, la Yājñavalkyasmṛti está dividida en sólo tres libros, con un total de 1.009 estrofas.

Su presunto autor, Yājñavalkya, es un personaje legendario: un famoso sabio, al cual la tradición indígena atribuye también obras que pertenecen a la antigua edad védica. Pero la Yājñavalkyasmṛti, como nosotros la conocemos, es un texto que no se remonta más allá del siglo IV d. de C. La materia tratada en él, que es en gran parte la misma que la contenida en el Mānavadharmasāstra (más de la mitad de las estrofas de la Yājñavalkyasmṛti son idénticas o poco diferentes en esta obra), aunque expuesta en forma mucho más con­cisa, presenta, en relación con aquel texto, evidentes desarrollos y elementos nuevos, tanto en los conceptos como en la práctica jurídica, hasta el punto de revelar una época más reciente y adelantada. Más parti­cularizado es, por ejemplo, el tratado de las pruebas en juicio y de los llamados juicios de Dios. No faltan tampoco pasajes filosóficos que se refieren a las doctrinas del «Sāṃkhya» y del «Yoga», que tratan de la moral, y que ejemplifican la fe en el ciclo de las existencias y en la retribución de las obras.

Digno de notar, por sus coincidencias con los textos de Medicina, es un fragmento del libro tercero, dedicado a la embriología y a la anatomía humana, la cual termina con la descripción del alma individual que, junto al corazón, está como lámpara inmó­vil en medio de un disco de claridad lunar. La Yājñavalkyasmṛti, muy apreciada en todo tiempo en la india, ha sido objeto de diversos comentarios indígenas, entre los cuales el más célebre es la Mitāksarā o Comentario conciso, compuesto por Vijñāneśvara en el siglo XI. Trad. al alemán por A. F. Stenzler, editor también del texto sánscrito (Berlín, 1849).

M. Vallauri