Ensayo sobre la Influencia del Bajo Precio de los Cereales en los Beneficios del Capital, David Ricardo

[Essay on the Influence of a Low Price of Com on the Profits of Stock]. Breve trabajo aparecido en 1815 y motivado por un ar­tículo de Thomas Robert Malthus (1766- 1834) sobre la naturaleza y los progresos de la renta (alquiler) y sobre los funda­mentos de una opinión en la política res­trictiva para la libre importación de los cereales extranjeros.

Ricardo parte del exa­men de un problema político económico de carácter transitorio y consigue formular una teoría de alcance universal: la de la renta territorial; esta teoría, aunque ya se encontraba en los principios enunciados por Anderson y por Malthus, sólo con Ricardo, de quien tomó el nombre, alcanzó un grado de perfección y precisión científica. El concepto de la «renta ricardiana» se basa en el efecto de los límites u obstáculos impuestos por la naturaleza al hombre; los primeros propietarios, o actualmente los propietarios de terrenos más afortuna­dos (por su lugar, su fertilidad, etc.), dis­frutan de ganancias de carácter diferencial; la renta no es, pues, un hecho de produc­tividad intrínseca, sino un producto debido a la fecundidad (absoluta o relativa) de ciertos terrenos en comparación con otros.

De la relación entre la ley de las com­pensaciones decrecientes y la del incre­mento demográfico (Malthus) y de la in­diferencia de los precios, Ricardo llega a interpretar la renta como la ganancia dife­rencial, un premio que los propietarios de los terrenos más fértiles disfrutan en com­paración con aquellos que poseen terrenos menos fértiles. Con estas consideraciones el autor justifica el libre cambio de cereales, como sistema moderador de la renta, ven­tajoso para la mayoría de ciudadanos, al hacer entrar, en el juego que determina los precios, la competencia de la produc­ción extranjera. Para Ricardo la renta es una fatalidad económica; pero de sus agu­das observaciones otros llegaron, más tarde, al concepto de la nacionalización del suelo, en cuanto se consideró inicua la transfe­rencia de unos beneficios derivados de un fenómeno social (por ejemplo, el aumento de población a castas o clases privile­giadas.

G. Martinelli