Ensayo Histórico Sobre la Revolución Napolitana De 1799, Vincenzo Cuoco

[Saggio storico sulla Rivoluzione Napoletana del 1799]. Obra del historiador napolitano tanto más apreciable cuanto que, a pesar de estar com­puesta pocos meses después de desarrollarse los acontecimientos que son narrados en ella, posee todos los requisitos de la mejor historiografía. La primera edición se pu­blicó en 1801. El autor, después de un bre­ve preámbulo sobre la revolución francesa, presenta un cuadro fiel del reino de Nápoles en el último decenio del siglo XVIII: un rey débil e indolente, Fernando I, una joven reina ambiciosa e inexperta, María Carolina, un ministro rapaz, Acton, todos ellos rodeados de un círculo de satélites me­diocres mientras el país está empeñado en una grave crisis económica y espiritual, entre ráfagas revolucionarias y sobresaltos reaccionarios.

Sigue la exposición de los conocidos acontecimientos: Fernando, ins­tigado por su consorte, hacia fines del año 98 declara la guerra al Directorio de Francia, y envía su pequeño ejército contra los franceses, que han llegado hasta Roma; brevísima y lastimosa campaña, que ter­mina con la derrota de las tropas regias; la fuga de Fernando a Sicilia, el avance del general Championnet sobre Nápoles, la valiente resistencia de los «lazaroni» y la constitución, bajo la tutela francesa de la República Partenopea, con un gobierno provisional constituido por los patriotas, ele­mentos de la burguesía y de la aristocra­cia, fervorosos secuaces de las ideas libe­rales. «Por ser la nuestra una revolución pasiva (esto es, impuesta por el extranjero), el único medio de conducirla a buen fin era el de ganar la opinión del pueblo», escribe Cuoco.

Pero los patriotas hablaban un lenguaje que el pueblo no entendía, y se perdían en abstractas afirmaciones de principios. El error de atacar con reformas demasiado radicales y precipitadas al clero y a la nobleza provocó la rebelión de las provincias, mientras los patriotas se hacían impopulares y el cardenal Ruffo avanzaba en Calabria. Después de retirarse las tro­pas francesas a consecuencia de la guerra declarada a Francia por la segunda coalición, el gobierno liberal no podía ya sostenerse mucho tiempo. En las últimas páginas del libro están expuestas las circunstancias de la capitulación que constituyó una des­honra para el rey y para Nelson. La im­parcialidad de la exposición, la claridad y la modernidad del estilo, y el sincero pa­triotismo que en él se respira hacen de este Ensayo uno de los mejores libros publica­dos en aquel tempestuoso período de la vida italiana.

P. Operti