De las Enfermedades de los Artesanos, Bernardino Ramazzini

[De morbis artificum diatriba]. Obra publicada en 1713. El autor, recogiendo cuanto por observaciones y co­nocimientos, hasta entonces desligados, se conocía sobre algunas enfermedades de los trabajadores, desarrolla de modo sistemático el concepto de enfermedad profesional, tal como actualmente se viene entendiendo; en cada capítulo aporta su contribución ori­ginal de clínico insigne, de observador sa­gaz, de gran higienista.

Con estilo elegante y con profunda erudición, trata las enfer­medades características de más de 60 cate­gorías de trabajadores: mineros, doradores, químicos, pintores, alfareros, vidrieros, fa­bricantes de recipientes de estaño, elaboradores de aceite, curtidores, comerciantes de vino, horneros, trabajadores del cáñamo, salineros, atletas, cantantes, etc. Se preocu­pa de estudiar las causas de cada enfer­medad profesional, de descubrir las rela­ciones entre la enfermedad y el ambiente en que los trabajadores viven, y aconseja remedios profilácticos y curativos. Parti­cularmente interesantes son los cuadros morbosos que presenta y describe en traba­jadores que tratan metales (oro, mercurio, estaño, antimonio, plomo, etc.).

La obra de Ramazzini tuvo grande e inmediata difu­sión en toda Europa, fue traducida al fran­cés y al alemán, y valió a su autor los títulos de Hipócrates latino y de padre de la higiene profesional. Debemos reco­nocer en Ramazzini el fundador de la me­dicina del trabajo, que ya entonces fue beneficiosa por sus preciosas enseñanzas, pero que sólo en esos últimos decenios se ha impuesto, informando la legislación de los estados más progresivos.

R. Deotto